Más artículos
Qué fórmulas usarán las empresas para recuperar la deuda acumulada durante la cuarentena

Qué fórmulas usarán las empresas para recuperar la deuda acumulada durante la cuarentena

Qué fórmulas usarán las empresas para recuperar la deuda acumulada durante la cuarentena
Normalizar el alto nivel de endeudamiento preocupa a bancos y empresas que estudian alternativas para normalizar el nivel de mora de la sociedad
Por Andrés Sanguinetti
08.07.2020 11.46hs Negocios

Pagar las facturas de luz, gas o teléfono; normalizar los resúmenes de las tarjetas de crédito o ponerse al día con el colegio, el alquiler de la casa o el negocio no será una tarea fácil para los 12 millones de hogares que vienen acumulando deuda desde marzo, cuando el Gobierno comenzó a aplicar la cuarentena para combatir el avance de la pandemia del Covid-19.

Un endeudamiento que crece mes a mes, que también forma parte del quiebre de la cadena de pagos que sufre la economía local y que empujó a nueve de cada 10 familias a terminar junio con compromisos de pago.

De hecho, un informe del Centro de Economía Regional y Experimental (CERX) asegura que la deuda total de las familias alcanza los $1.905.119 millones y afecta al 86,5% de los hogares del país.

De acuerdo a este documento, los mayores endeudamientos se observan con rubros no bancarios como impuestos, patentes, alquileres y servicios. Pero también los bancos se encuentran afectados por el retraso en el pago de préstamos de todo tipo y tarjetas de crédito.

la deuda total de las familias alcanza los $1.905.119 millones
La deuda total de las familias alcanza los $1.905.119 millones

En promedio, en junio cada hogar acumula una deuda cercana a los $160.000, según el paper, lo cual refleja un aumento del 6% con respecto a mayo pasado, dato que genera mayor preocupación por el hecho de que en el 45% de los hogares se manifestó el temor a perder el trabajo.

En este marco, normalizar este elevado nivel de endeudamiento ya es un motivo de profunda preocupación para bancos y empresas que comenzaron a estudiar alternativas y variantes que permitan, de manera paulatina, cumplir con ese objetivo.

Un proceso que promete ser muy lento y que se combinará seguramente con la recomposición de ingresos de quienes perdieron capacidad monetaria o el empleo y que de manera directa también limitará la recuperación del consumo.

En este marco, será importante el rol de las empresas de recupero, que se prepara para una fuerte reactivación post pandemia con nuevos sistemas de gestión que permitan lograr una alta efectividad pero conteniendo tanto a los deudores como a los acreedores, con tecnología de punta y capacidad de análisis.

"Al no ser un país bancarizado, el sistema financiero se verá menos afectado por esta situación pero de todos modos la situación es muy compleja y las empresas deberán tomar medidas de diferente tipo para poder recuperar esas deudas", asegura Sebastián Martinez, director de Negocios regionales internacionales de Recsa, una de las principales empresas dedicadas al recupero de deuda del país.

"Nos convertimos en un insumo clave para el momento en el que regrese algún tipo de normalidad y las empresas quieran salir a cobrar, lo cual será una tarea complicada teniendo en cuenta el deteriorado poder adquisitivo de las familias", agrega.

En este sentido, Pablo Zabala, gerente General de Recsa, agrega que las principales estrategias que seguramente se tomarán en cuenta irán entre la condonación de las deudas, facilidades de pago y fuertes quitas, entre otras.

Ambos especialistas coinciden en que la banca se encuentra actualmente con luz amarilla por el aumento pronunciado de la morosidad, pero que el principal motivo de preocupación se vincula con las deudas no bancarias y el desempleo.

Cuáles son las estrategias

Por eso, plantean la necesidad de que los planes de recupero de mora se focalicen también en cuidar el empleo y los ingresos de la gente y buscando fórmulas diferentes a las anteriores ya que la efectividad del recupero ha disminuido.

A nivel interino, Recsa centrará sus servicios desde el teletrabajo más que en la focalización de un solo sitio físico. "Vamos a gestionar el sistema de una manera diferente, transformando nuestros procesos para que lo que antes era presencial se transforme en virtual", señala Zabala.

En este caso, aplicarán tecnología de business intelligence para predecir el grado de capacidad de pago que tendrá cada cliente en la post pandemia a partir de una readecuación de los mensajes teniendo en cuenta la coyuntura actual.

Por ejemplo, profundizar la segmentación para el tratamiento de cada tramo de mora, intensificando el uso de BOT interactivo para las moras tempranas, reforzando el monitoreo y el seguimiento de los convenios de pago que se administran.

"Debemos revalorizar el sector y desmitificar la idea que este es un negocio que puede hacerse con cuatro personas en una oficina llamando por teléfono y otros tanto en la calle yendo a buscar deudores", advierte Martínez, para quien será fundamental el uso de la inteligencia y la estrategia aplicadas a tecnologías de punta para encarar un trabajo cada vez más segmentado.

De todos modos, las medidas para el recupero de mora se encuentran íntimamente ligadas al destino que tendrá la cuarentena ya que las idas y vuelta del Gobierno con las restricciones en el AMBA generan incertidumbre para quienes quieren recomponer su cash flow personal.

"Por eso, es necesario comprender la capacidad de pago de la gente y no salir a exigir de manera compulsiva la recomposición de esa mora", destaca Martinez en base a datos del mercado que reflejan elevados niveles de deuda, por ejemplo, con el pago del alquiler que ya llega al 30%; los colegios privados, con un 70% de atraso; las expensas, que superan el 45% o en el sector de las telecomunicaciones donde la morosidad se incrementó en un 30% en los últimos meses y se ubica en el 55%.

aumento pronunciado de la morosidad
Por la pandemia hay un aumento pronunciado de la morosidad

A nivel global, desde Recsa estiman que la efectividad en el cobro de las deudas cayó en más del 40% por la disponibilidad del consumidor en sus bolsillos y porque la incertidumbre sobre el futuro hace que la gente sólo pague lo que considera esencial, como las compras en el supermercado.

"Todo este combo se vincula con las políticas oficiales que se adopten para subsidiar los efectos negativos de la cuarentena y para que la gente tenga dinero para poder subsistir a la crisis", advierte Martinez.

Para Zabaleta será importante también que se adopten medidas de recupero de mora según el sector, el rubro o el servicio.

"Será un entorno más competitivo en el que habrá que contener las necesidades de las empresas y las posibilidades de los deudores aplicando metodologías y mejoras en los procesos de cobranza", anticipa.

Desde Recsa se sostiene además que el escenario abre oportunidades de negocios para las firmas dedicadas a la normalización de las carteras en mora. De hecho, acaban de abrir una oficina en España, donde la situación es similar a la argentina.

También estarán atentos a la compra de carteras de crédito y de activos financieros, apostando a la capacidad operativa de Recsa, considerada la red de gestión de activos más grande de Latinoamérica, con servicios en 11 países de la región; más de 1900 trabajadores; 80 clientes de diferentes sectores y un 33 millones de gestiones telefónicas mensuales.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ