Más artículos

Covid-19 en la carne argentina: denuncian que el "contagio" fue en destino, ¿China está especulando para bajar el precio?

Covid-19 en la carne argentina: denuncian que el "contagio" fue en destino, ¿China está especulando para bajar el precio?
En el segmento de los frigoríficos señalan que la potencia oculta que el virus está desbordado en su territorio. Y que busca pagar menos por el producto
Por Patricio Eleisegui
17.11.2020 11.07hs Negocios

La detección de Covid-19 en embarques de carne provenientes de Argentina, y la decisión posterior de China de suspender a los presuntos frigoríficos responsables del contagio, agita las aguas en el segmento exportador doméstico. Ocurre que, tras el primer caso expuesto la semana pasada, ahora se sumaron dos nuevas situaciones de contaminación con el virus por aparente mal manejo de los comercializadores argentinos. Un establecimiento de Rafaela y un actor de la cadena porcina están entre los implicados.

La utilización de expresiones como "presuntos" o "aparente" no son antojadizas: en el ámbito de la producción y procesamiento de carne local, sendas fuentes consultadas por iProfesional descartan por completo que la presencia de coronavirus responda a un movimiento realizado en la Argentina.

En contrapartida, observan en la denuncia china aspectos que van desde la maniobra para "pisar" el precio del producto hasta una confirmación de que la circulación del virus en Asia se mantiene desbordada.

Miguel Schiariti es presidente de la Cámara de la Industria de Carnes (CICCRA). En diálogo con este medio, criticó la decisión de la potencia oriental de suspender las compras a frigoríficos como Gorina, compañía con operaciones concentradas en la ciudad de La Plata y que hace menos de una semana fue expuesto por China como responsable de exportar cargamentos de carne con Covid-19.

Sostuvo que sólo el tiempo de viaje que demora el traslado del producto hasta el puerto en el país asiático erradica cualquier posibilidad de supervivencia del coronavirus en la mercadería.

"Los hallazgos vienen ocurriendo en las cajas, sobre el material ya nacionalizado. Es decir, que pasó por aduana y luego circuló por distintos depósitos. Un envío de carga a China tarda entre 45 y 60 días dependiendo el puerto que hará de destino. No soy epidemiólogo, pero basta ver que una cuarentena demanda dos semanas. El virus no puede superar el tiempo de viaje", afirmó ante iProfesional.

"La primera lectura que hacemos es que, con estos movimientos, China lo que hace es querer bajar los precios. La segunda corresponde directamente a la situación que vive con la enfermedad: el país no quiere reconocer que tiene un enorme problema de contagios con Covid-19. Está intentando ocultar que el escenario sanitario ahí está desbordado y la circulación de la enfermedad es enorme", añadió.

Según los exportadores, el virus no sobrevive al viaje desde Argentina hacia los puertos chinos.
Según los exportadores, el virus no sobrevive al viaje desde Argentina hacia los puertos chinos.

Estrategia para arancelaria

Según Schiariti, desde hace un tiempo "China comenzó a ensayar medidas para arancelarias" y expuso al pedido de certificados de "libre de Covid-19" elevados por las autoridades sanitarias de ese país para los alimentos importados como una muestra de esas restricciones.

"Argentina no le hizo caso al pedido y ahora ocurren estas situaciones. Pero en tanto el material genético del virus se encuentra en las cajas y no en el producto en sí, estamos seguros de que el problema sanitario no se genera en nuestro país", remarcó.

"China también comenzó a ponerle pautas a Brasil, a Uruguay. La realidad es que si siguen insistiendo con estas sanciones a frigoríficos y las exigencias de sellos y demás van a recibir como respuesta lo contrario a lo que buscan: la carne costará más. Y van a recibir menos cantidad por achicar el número de proveedores. Así como van, los chinos se están comprando un problema a largo plazo", avisó.

Consultadas por iProfesional, fuentes ligadas al SENASA señalaron distintas irregularidades en la forma en que China detecta el Covid-19 en los embarques de carne argentina. "Esto se da en el marco de algo que es bastante desordenado por parte de China ya que no es la aduana o el servicio sanitario nacional el que hace este tipo de detecciones sino municipios aislados. Se produce una vez que la mercadería ya está nacionalizada", indicaron las voces.

"No parece un problema sanitario sino más bien comercial. Quizá, como se dice en el sector, para bajar el precio de la carne. Es raro que las detecciones las informen los municipios y no nuestro par chino", agregaron.

El frigorífico Gorina de La Plata fue suspendido por China tras el incidente de la semana pasada.
El frigorífico Gorina de La Plata fue suspendido por China tras el incidente de la semana pasada.

Un mercado clave

De acuerdo al IPVCA, China resultó el principal destino, en volumen, para la carne vacuna argentina durante los primeros nueve meses del año 2020 con algo más de 320.000 toneladas, "seguido por Chile -22.900-, luego por Israel -21,6 mil toneladas, y ubicándose ya como el cuarto principal destino de exportación los Estados Unidos, con 19.200 toneladas".

Estos guarismos muestran una profundización de las compras respecto de 2019, período que también fue récord para las ventas hacia ese mercado en Asia.

"En cuanto al valor de las divisas ingresadas, el principal mercado durante el periodo ha sido China, que representa un 61,1 por ciento del valor total exportado de carne vacuna enfriada, congelada y procesada en el período, seguido por Alemania (8 por ciento), Israel (7,5), y Chile (6,5)", afirma el instituto.

Temas relacionados
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído