Este es el plan del casino de Tigre para mitigar millonarias pérdidas causadas por la pandemia

Este es el plan del casino de Tigre para mitigar millonarias pérdidas causadas por la pandemia
Operado por Trilenium, la sala retomó sus operaciones luego de más de nueve meses de inactividad y un rojo acumulado cercano a los $400 millones
Por Andrés Sanguinetti
26.07.2021 11.36hs Negocios

Con estrictos protocolos y tras nueve meses de permanecer cerrados, los casinos de la provincia de Buenos Aires reabrieron sus puertas.

En esta primera etapa solo se podrán utilizar el sector de tragamonedas y no las mesas de juego, ya que se deben acondicionar para que cumplan con las medidas sanitarias requeridas, además de que solamente se permite el ingreso solo a aquellas personas que no posean factores de riesgo en el marco de la pandemia de Covid-19.

Estas reaperturas fueron confirmadas luego de varios encuentros llevados a cabo en el Ministerio de Trabajo provincial del que participaron autoridades gubernamentales, empresarios del sector y representantes gremiales.

Según informaron desde la Asociación de Empleados de Casinos Nacionales (AECN), durante las reuniones se consensuaron distintos reclamos de los trabajadores, como pases a planta permanente y ajustes salariales que contemplen el adicional de antigüedad, además de la vigencia del llamado "Protocolo de actuación ante la apertura escalonada de los casinos de la provincia de Buenos Aires" y de la orden de apertura de cuatro salas de juego en esta primera etapa que benefició al casino Trilenium y a los tres de Mar del Plata.

Los establecimientos funcionarán de lunes a domingo y permanecerán cerrados durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, con un protocolo sanitario que obliga a cumplir un aforo reducido para evitar aglomeraciones mientras que las máquinas para apostar estarán ubicadas con un distanciamiento mayor al habitual.

A partir de ahora, los grupos propietarios de los casinos deberán aplicar planes de negocios que les permitan recuperar, aunque sea en parte, lo perdido durante los meses en los cuales permanecieron cerrados.

El caso más emblemático en este sentido puede ser el de Trilenium, considerado el más grande de América latina, ubicado en la localidad bonaerense de Tigre y que es propiedad de Boldt, sociedad que saltó a la fama durante el gobierno de Cristina Kirchner mediante la compra de Ciccone Calcográfica. Una operación que luego fue anulada por el kirchnerismo gobernante en el marco de un proceso que derivó en una de las causas judiciales más importantes del país que llevó al ex vicepresidente Amado Boudou a la cárcel.

Debido a las restricciones, Trilenium estuvo cerrado desde mediados de marzo del 2020 y hasta el 13 de diciembre del mismo año, por lo que durante ese período no pudo generar ingresos y se encontraba afrontando los gastos mínimos necesarios para sostener su actividad.

A partir de fines del mismo año, se autorizó la actividad de las salas bingos administradas por el Instituto Provincial de Loterias y Casinos. Pero el 8 de abril pasado, el gobierno nacional, a través del Decreto N° 235/2021, dispuso una nueva suspensión de las actividades de las salas de juego hasta la semana pasada.

En este período, Trilenium acumuló importantes pérdidas a pesar de que sus propietarios adoptaron una estrategia de negocios vinculada a reducir al mínimo el impacto negativo y de que la sociedad recibió ayuda oficial a través de los ATP, la postergación por sesenta días del pago de las contribuciones patronales y una asignación abonada por el Gobierno para trabajadores en relación de dependencia del sector privado, cuyo monto es equivalente al 50% del salario neto del empleado correspondiente a cada mes en el que se recibió, desde marzo a octubre del 2020.

De manera adicional, entre noviembre del 2020 y abril pasado, Trilenium accedió al beneficio Programa de Recuperación Productiva (REPRO II) que consiste en recibir una suma mensual de $9.000 para sectores no críticos y de $22.000 para sectores críticos del Estado Nacional por cada relación laboral.

El casino de Tigre busca mitigar millonarias pérdidas causadas por la pandemia
El casino de Tigre busca mitigar millonarias pérdidas causadas por la pandemia

Futuro incierto

Sin embargo, el casino acumula pérdidas cercanas a los $400 millones correspondientes a un resultado negativo por $135 millones hasta junio pasado y de otros $253 millones del 2020, contra una ganancia de $117 millones del 2019.

Semejante nivel de pérdida obligó a los accionistas de Boldt a diagramar un plan de apoyo financiero para el casino del Tigre a través de préstamos que al al 30 de abril llegaban a los $124 millones. Además de otros u$s730 aportados mediante la compra del 5% de las acciones que no estaban en manos de Boldt sino de Finmo S.A.

Pero no sólo Trilenium sufrió las consecuencias de la pandemia del Covid-19. Otros casinos de Boldt también se vieron afectados como el caso de Melincue de Santa Fe que perdió $15 millones en lo quue va del año y expone un capital de trabajo negativo de $952.818. en el mismo sentido se encuentra el casino Puerto Santa Fe, con un resultado negativo que asciende a $59 millones.

Números en rojo que el coronavirus produjo en las actividades operativas y financieras de las salas de Boldt y que obliga al directorio de la sociedad de la familia Tabanelli a monitorear activamente la situación de la evolución de la pandemia y su impacto sobre sus variables económicas, financieras, de liquidez, de operaciones, proveedores, industria y mano de obra.

De hecho, y dada la evolución diaria del brote de Covid-19 y las respuestas globales para frenar su propagación, el grupo no puede estimar todavía los efectos de la enfermedad en el resultado de sus operaciones, condición financiera y liquidez para el año fiscal 2021.

En el caso de Trilenium, la sociedad se encuentra a cargo de su operación desde el 29 de noviembre del 1999, inicialmente por un período de concesión de 10 años que se fue extendiendo hasta el 1 de diciembre del 2013 inclusive, cuando debía volver a licitar su concesión. Pero como no no se llegó a perfeccionar el nuevo proceso licitatorio, la sociedad sigue prestando los servicios de las 54 mesas de juego y 1.842 máquinas electrónicas de juegos de azar que opera en el edificio ubicado junto al Parque de la Costa.

El Casino de Tigre opera 54 mesas  de juego y casi 2.000 máquinas tragamonedas
El Casino de Tigre opera 54 mesas  de juego y casi 2.000 máquinas tragamonedas

De hecho, por decreto 2017-944 del 27 de diciembre de 2017, el gobierno bonaerense autorizó una nueva convocatoria a una licitación pública para los casinos oficiales ubicados en territorio provincial, por un período de 20 años con posibilidad a un año adicional, entre los cuales se encontraba el Casino de Tigre y de los casinos de Mar del Plata (Hotel Hermitage) y del Casino Central de esa ciudad.

La apertura de sobres se realizó el 28 de junio de 2018, habiéndose presentado tres oferentes, siendo Boldt, el único que presentó oferta por este espacio y por el de Pinamar.

El 20 de diciembre del 2018, Boldt presentó un escrito en el cual formuló consideraciones sobre el segundo dictamen de la Comisión de Pre-adjudicación por supuestas deficiencias que fueron reconocidas por las autoridades que, unos meses después aprobaron los resultados del proceso adjudicando nuevamente a Boldt el Casino de Tigre y el Casino de Pinamar, así como el Casino Central de Mar del Plata y el Casino Monte Hermoso) a Casino de Victoria S.A. también rechazó la oferta de Bingo Oasis Pilar S.A. – Entretenimientos Saltos del Moconá S.A. U.T. por el Casino de Tandil, el Casino de Miramar y el Casino Anexo III de Mar del Plata (Hotel Hermitage).

Temas relacionados
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído