La agenda empresaria, muy lejos de las propuestas electorales del Gobierno

La agenda empresaria, muy lejos de las propuestas electorales del Gobierno
A diferencia del discurso oficial, el estblishment pide medidas para reducir la inflación; menos impuestos; eliminar cepos y trabas; reforma laboral
Por Andrés Sanguinetti
11.10.2021 13.19hs Negocios

Si bien el voto es secreto, hay quienes vienen evidenciando sus preferencias electorales a través de opiniones y mensajes que dejan de manera pública sobre temas vinculados a los sectores donde se desempeñan o les toca representar.

El caso más concreto es el del establishment empresario. Ese grupo de poder corporativo con significativa influencia en el conjunto de la sociedad y con opiniones que tienen su propio peso específico, viene remarcando una agenda de temas para debatir con el Gobierno que están lejos de las propuestas de los candidatos del Frente de Todos.

Se lamentan sobre la complicada situación actual que evidencia la economía argentina; plantean reclamos por la falta de debates de largo plazo y piden respuestas al Poder Ejecutivo sobre un conjunto de medidas que se repiten como reducir la inflación; acelerar el acuerdo con el FMI; terminar con los controles de precios, los cambiarios y con los cepos para importar; estabilidad en los marcos regulatorios; menor peso de la carga tributaria; transparencia en la relación con el poder político para fomentar nuevas inversiones.

También, le suman temas puntuales como la necesidad de contar con la prórroga de la ley de blanqueo de capitales; más fondos volcados a la infraestructura para ganar competitividad, aumentar la producción y generar empleo y líneas de crédito hipotecario para facilitar el acceso a la vivienda en el caso de la industria de la construcción.

O revisar las nuevas restricciones sobre los dólares financieros que, de mantenerse, provocarán una caída de la producción; problemas para fabricar y aumento de precios, de acuerdo a la mirada de la Unión Industrial Argentina (UIA) sobre las medidas lanzadas por la Comisión Nacional de Valores (CNV), y el Banco Central (BCRA), para controlar la salida de dólares.

La entidad que preside Daniel Funes de Rioja también mira con recelo el proyecto de ley del presidente Alberto Fernández que impulsa la creación de comisiones mixtas para discutir las condiciones laborales en empresas privadas de más de 100 empleados por entender que podría ser un nuevo obstáculo para creación de trabajo y paralizaría las actividades.

Otra preocupación que dejaron trascender los hombres de negocios es la interna dentro del gobierno nacional que se generó tras los resultados de las PASO, en especial por la incertidumbre que despierta la continuidad del ministro de Economía, Martín Guzmán por entender que genera un complejo escenario a la hora de la toma de decisiones de inversión.

El campo es otro frente de debate para el mundo corporativo, a pesar de que en las últimas semanas la relación se mejoró, en especial con la llegada de Julián Domínguez al Ministerio de Agricultura y la vuelta de las exportaciones de carne.

Si bien desde la Casa Rosada quisieron mostrar el anuncio como un gesto de distención, el sector mantiene sus resquemores ya que el anuncio todavía no termina de ser una medida concreta, lo cual promete el regreso de los enfrentamientos.

Una situación similar ocurre en la industria de la alimentación y las bebidas, donde el proyecto de ley de Etiquetado Frontal abrió nueva grietas y promete profundizar la ruptura que este sector ya tiene con las autoridades nacionales por los controles de precios y la injerencia del Estado nacional en la ecuación de rentabilidad de las compañías.

En este sentido, el 57 Coloquio de IDEA que arrancará el miércoles próximo en el Centro Costa Salguero de la Ciudad de Bueno Aires promete convertirse nuevamente en la caja de resonancia de todos estos reclamos y cuestionamientos del mundo corporativo para el Gobierno.

Un evento que promete convocar a más de 700 empresarios que participarán de las tradicionales jornadas que se extenderán hasta el jueves 15 de octubre mediante la modalidad semi presencial bajo el lema "Logremos una Argentina sostenible".

Está claro que el encuentro mantendrá la vieja agenda que los hombres de negocios consideran como condición necesaria para la normalización de la economía argentina y la llegada de inversiones.

Aunque esta vez, las palabras de los participantes y de los disertantes se multiplicarán más por la coincidencia del Coloquio de IDEA con las próximos elecciones legislativas del 14 de noviembre, lo cual teñirá las exposiciones de un ambiente político que todavía sigue bajo el impacto de la estrepitosa derrota del Frente de Todos en las PASO de fines de agosto.

Los organizadores del cónclave ya anticiparon que la generación de empleo, la preocupación por la brecha del dólar y el reiterado pedido de previsibilidad al Gobierno serán algunos de los ejes de discusión entre los invitados de esta edición 57 del Coloquio que, como objetivo final, tiene ubicar al empleo privado formal en el centro de la conversación para potenciar la integración social, el crecimiento y desarrollo del país en el largo plazo.

Habrá otros ejes de conversación que, en concreto, serán cinco que surgen de los llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por la ONU para 2030: desarrollo económico sostenible; confianza para la inversión y educación para el desarrollo; innovación y sostenibilidad.

Desde IDEA se cursaron, como siempre, invitaciones a la mayoría de los integrantes del Gabinete nacional y al propio presidente Alberto Fernández, pero las esperanzas de que concurra son pocas.

Caja de resonancia

Quienes sí llevarán la voz oficial al evento serán el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el titular de la cartera económica, Martín Guzmán, aunque en este caso a partir de un exposición virtual ya que ese día tiene planeado desembarcar en Washington para participar de la reunión del FMI, organismo con el que renegocia el pago de u$s44.000 millones que la Argentina obtuvo en el 2018, durante el gobierno de Mauricio Macri.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof también fue invitado pero es probable que no concurra, lo cual sí hará el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta y varios de sus candidatos que quieren confirmar la ventaja electoral alcanzada en las PASO avalando los reclamos del establishment empresario.

De hecho, está organizado un panel con los candidatos José Luis Espert, aspirante a una banca bonaerense por el Frente Avanza Libertad; Cynthia Hotton, candidata del Frente Más Valores; Florencio Randazzo, de Vamos con Vos; Victoria Tolosa Paz, del Frente de Todos; y Diego Santilli, de Juntos.

La continuidad de Martín Guzm+an en Economía genera incertidumbre entre los hombres de negocios
La continuidad de Martín Guzm+an en Economía genera incertidumbre entre los hombres de negocios

Los postulantes opositores buscan convertirse en los garantes de las transformaciones que el sector empresario reclama en los aspectos fiscales, laborales y de desarrollo con "con reglas claras" y perdurables en el tiempo.

Por caso, Santilli lo hizo durante un almuerzo organizado hace unos días por el Consejo Interamericano del Comercio y la Producción (Cicyp), que preside el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja.

En el evento, los empresarios descargaron sus críticas por la continuidad de la crisis económica; las nuevas medidas de controles cambiarios y el ajuste de la canilla de importaciones, además de asegurar que la propia interna política del Gobierno impacta en las decisiones de inversión y en las expectativas.

El escenario fue propicio para que Santilli recoja pedidos y consejos de los ejecutivos sobre la reducción de la presión tributaria y la cantidad de impuestos, además de cambios a las regulaciones laborales. "Necesitamos avanzar en un consenso de cuatro ejes: fiscal, laboral, desarrollo federal y reglas claras e inserción en el mundo. Yo estoy comprometido en impulsar los consensos que nos debemos", les dijo el ex vicejefe de gobierno porteño a los empresarios en su discurso.

Palabras que también se escucharon durante la Convención de la Construcción que organizó la cámara sectorial Camarco.

El anfitrión, Iván Szczec, destacó en su discurso la inversión en obra pública mientras que los reclamos de sus colegas pasaron por contar con más infraestructura y reactivar el postergado diálogo con el Gobierno y los gremios.

Como vocero oficial, durante el evento estuvo presente el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, quien prometió intensificar la agenda de su cartera tras escuchar de los hombres de negocios críticas por la falta de políticas de infraestructura, algo que incide directamente en los costos.

Temas relacionados
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído