El costo del cepo a la importación: alertan por más faltantes y subas de precios en la industria y la construcción

Las nuevas pautas fijadas por el BCRA reavivó las luces rojas en el tablero de amplios sectores clave. Falta de previsibilidad, una crítica repetida
Por Patricio Eleisegui
28/06/2022 - 11,00hs
El costo del cepo a la importación: alertan por más faltantes y subas de precios en la industria y la construcción

La decisión oficial de restringir aún más las importaciones con el fin de bloquear la salida de dólares reavivó la turbulencia en los principales sectores de la economía, que más allá de los matices coinciden en señalar a esta medida como otra confirmación de que falta de un plan económico a mediano y largo plazo. Y asumen a este nuevo golpe de timón como un cambio de reglas que desalienta cualquier inversión de envergadura.

Aunque en el empresariado predomina la confusión, lo cierto es que varios segmentos dan por descontado que profundizarán sus respectivas crisis. Los menos "tocados" por la medida, en tanto, temen por un "cepo" ampliado si el problema de los dólares no se revierte en el corto plazo.

Distintos actores del sector empresarial y sus organizaciones pertinentes consultados por iProfesional señalaron que ámbitos como la producción y venta automotriz, el comercio ligado a la importación y actividades industriales basadas en materias primas traídas de afuera se resentirán mucho más a partir de la medida. En el territorio de la construcción dan por descontado que la evolución de los proyectos disminuirá fuerte la velocidad a partir del ingreso a cuentagotas de materiales y tecnología clave para ese rubro.

Por el lado de los "peso pesado" de la producción, desde la Unión Industrial Argentina (UIA) la medida oficial fue evaluada como un golpe a la actividad económica general. "No se debe ni se puede parar la producción, si se para el proceso de producción la reactivación no se puede dar", afirmó Daniel Funes de Rioja, titular de la entidad. La UIA no ha dejado de reclamar un mayor acceso a la importación de maquinarias e insumos. Lo establecido ahora por el Banco Central tira abajo esa pretensión.

"Argentina no se puede dar el lujo de parar el proceso productivo porque el contexto marca que la industria estaba tratando de armar un camino. En el tema de los insumos, que hacen faltan en todas las industrias, el escenario no es sencillo, pero no vamos a dejar todas las gestiones para pedir que sigamos por este camino", agregó el directivo.

La conclusión de nuevos proyectos comenzó a demorarse a partir del faltante de importados.
La entrega de unidades terminadas podría demorarse aún más por las medidas.

Trabas a las importaciones: automotrices y construcción, complicados

Las nuevas reglas para la importación representan un mazazo para los comercializadores de vehículos, sobre todo para quienes basan sus negocios en la venta de rodados provenientes del exterior. También para las concesionarias de motos de lujo, que quedan alcanzadas por las medidas del Central.

Para las terminales la decisión agrega complicaciones a una de las actividades que más se ha visto afectada por las trabas para ingresar piezas y autopartes. Recientemente, iProfesional anticipó que el Gobierno obligaría a las compañías a aportar los dólares necesarios para que sus proveedores compren autopartes en el exterior. Lo dispuesto ahora confirma que el sector seguirá bajo ese régimen.

Por el lado de la construcción, desde la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) su titular, Darío López, dijo a iProfesional que las nuevas medidas "agregan lentitud a una demora que ya complica la conclusión de proyectos inmobiliarios y desalienta el lanzamiento de nuevos".

"Si bien seguimos intentando la sustitución, lo cierto es que la electrónica, la iluminación y otros elementos sí o sí los tenemos que traer del exterior. Ya veníamos con ritmo en caída por las restricciones que enfrentábamos, ahora esto complicará más de seguro", afirmó.

Recientemente, el directivo comentó a este medio que, a raíz de estas complicaciones y el desabastecimiento de importados, los plazos de entregas de nuevos complejos de departamentos se alargaron prácticamente un semestre.

"Todavía no están claros los alcances de estas disposiciones. De lo que sí estamos seguros es que si las restricciones alcanzan a los repuestos, los componentes para la fabricación de elementos como las canillas, y se traba aún más el ingreso de calderas o bombas, la actividad se resentirá de un modo dramático", pronosticó López.

Trabas a la importación: preocupación en rubros como el calzado y el comercio

Desde FECOBA, la federación que integra al comercio y la industria, su titular, Fabián Castillo, señaló ante iProfesional que las medidas restrictivas suman imprevisibilidad a una economía en la que parece faltar un plan a corto, mediano y largo plazo.

"La producción local necesita saber que mañana contará con un determinado insumo para su trabajo. Estas decisiones no garantizan eso, complican los planes. A eso hay que sumarle una falta de acceso al crédito que ahoga a la fabricación nacional. Hay muchos sectores que se verán afectados por estas restricciones", aseguró.

Castillo mencionó a sectores como el calzado, la producción química, textil o el caucho entre los que sufrirán más complicaciones por este nuevo "cepo" desplegado. "En el calzado ya sufrimos complicaciones para acceder a determinados cueros: bueno, esto aumentará la dificultad. También se hará más difícil disponer de insumos como, por poner un caso, determinados pegamentos", ejemplificó.

"En nuestra federación tenemos a la cámara de bijouterie, ahí la afectación también será directa. Habrá que ver cómo sortean este momento los comercializadores. La entidad que integra a quienes utilizan caucho para subproductos como los preservativos o la fabricación de cubiertas también podrían ver mermado el ritmo de producción. La industria textil tendrá que revisar qué telas y tinturas podrá ingresar. Todo un dolor de cabeza en general", concluyó.

Rubros como la producción de calzado temen una afectación mayor por las nuevas medidas.
Rubros como la producción de calzado temen una afectación mayor por las nuevas medidas.

Importados restringidos: el apoyo de un brazo de las pyme

A contramano de estas posiciones, desde entidades como Industriales Pymes Argentinos emergió un apoyo cauteloso a lo dispuesto por el Gobierno en las últimas horas.

"Consideramos que la medida que ha adoptado el gobierno nacional a través del BCRA son muy importantes para todo el sector pyme industrial que no especula, que necesita la materia prima para producir y que en muchos sectores estaba generando una retracción. A partir de esta medida esto libera un montón de sectores de la industria que estaban siendo perjudicados", declaró Daniel Rosato, presidente de la organización.

"Esto da previsibilidad, da confianza y significa una base en todo el sector productivo partiendo que van a poder contar con insumos para la producción. Esto va a ser beneficioso para pensar en el crecimiento, desarrollo, la generación de pymes industriales y de puestos de trabajo sin ninguna duda", añadió.

Vale señalar que, aunque aún se desconocen los verdaderos alcances del "beneficio" y las actividades exceptuadas dentro de ese mismo bloque, el sector pyme por ahora está entre los menos alcanzados por las limitaciones establecidas por el Banco Central.