03.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
197.50 / 200.50 0.00%

Por sus grandes ventajas impositivas, el leasing se impone con fuerza a la hora de financiar vehí­culos

Por sus grandes ventajas impositivas, el leasing se impone con fuerza a la hora de financiar vehí­culos
Esta herramienta de financiamiento superó todas las expectativas y es cada vez más demandada. Qué dicen los  principales bancos y qué beneficios tiene
Por iProfesional
16.12.2010 14.10hs Finanzas

A pocos días de despedir el 2010, particulares y directivos de empresas comienzan a preguntarse cuáles serán los próximos pasos a seguir para ganar terreno dentro de su actividad y a analizar las diferentes opciones que les brinda el mercado.

Saben que no es una tarea fácil y que deben tener en cuenta muchos factores.

Invertir en maquinarias y en otros bienes, aprovechar al máximo los beneficios fiscales y controlar el flujo de caja, son sólo algunos de los numerosos objetivos que los ejecutivos de negocios se plantean para el siguiente año.

Es en ese marco en donde el leasing dice presente con más fuerza que nunca.

Las ventajas que ofrece, tanto por sus beneficios impositivos como por la posibilidad de hacerse de un bien -incluso de un rodado- sin la necesidad de tener que inmovilizar capital, lo ha hecho escalar a pasos acelerados como alternativa de financiamiento.

Y todo indica que continuará con su ritmo ascendente por un buen tiempo.

Fiel reflejo de este crecimiento en la cantidad de adeptos es el volumen de operaciones y las cifras concretadas por los bancos y compañías financieras.

En varios casos las entidades registran subas de hasta 25% en el total de transacciones en lo que va del segundo semestre del año, en comparación con los primeros seis meses de 2010.

La buena noticia es que el leasing es considerado "un buen termómetro" del nivel de actividad y de las expectativas de particulares y empresarios sobre el curso de la economía.

En este sentido, Jorge Arabison, jefe de Producto, Leasing y Factoring del Banco Galicia, aseguró a iProfesional.com que "la demanda para financiar productos mediante este sistema viene creciendo con fuerza".

"Las empresas están reclamando maquinarias de industria nacional y también importada, de manera que están acompañando el repunte de la economía", resaltó el ejecutivo.

Asimismo, Arabison explicó que "este año se ha venido registrando una fuerte recuperación de los montos promedio de las operaciones, sin olvidar que el 2009 estuvo signado por la crisis".

Pablo Borakievich, presidente de la Asociación de Leasing de Argentina (ALA), señaló que "los primeros meses de 2011 estarán marcados por el impulso de un 2010, que ha sido muy positivo".

Puntualmente, las proyecciones para el cierre de este ejercicio indican que el nivel de ventas rondará entre $3.500 millones y $4.000 millones, cifra que estaría indicando un alza de casi 4 veces el registro del año previo.

De acuerdo con los datos de la Asociación, poco más del 50% de las operaciones tiene como destino el apalancamiento de la compra de vehículos de transporte y logística.

El resto se reparte entre: incorporación de bienes industriales (17%), maquinaria agrícola (8,5%), construcción (8%) e inmuebles (4%), entre otros.

Para las pequeñas y medianas empresas el leasing representa una herramienta fundamental a la hora de querer incorporar algún bien. De hecho, son las tenedoras de más del 80% del total que moviliza este tipo de crédito.

Vale recordar que en la Argentina su uso es relativamente reciente -unos diez años- y que su potencial de crecimiento es muy grande: en el país apalanca el 3% de la adquisición de bienes durables, mientras que en Brasil esa cifra se eleva al 30 por ciento.

El gráfico debajo muestra la proyección de esta operatoria para 2010:

 

Los "dueños" del leasing en ArgentinaDe acuerdo con los últimos datos disponibles, las entidades que se mostraron más activas y que apostaron con mayor agresividad a este mecanismo de financiamiento fueron: Banco Galicia, BBVA Banco Francés, Comafi y HSBC.

El gráfico a continuación muestra los saldos que registran cada uno de los bancos.

 

"El principal impulsor de la demanda son los beneficios impositivos que ofrece", resaltó Arabison del Galicia.

Pero más allá de las ventajas tributarias propias de esta herramienta, el experto del Galicia destacó que "a los particulares lo que les resulta muy atractivo es el hecho de poder financiar el 100% del bien".

"En lo que va del segundo semestre, llevamos acordadas unas 400 operaciones, principalmente para financiar rodados -camiones, camionetas- y maquinarias viales", especificó el ejecutivo."El mercado está creciendo con fuerza. La demanda se está incrementando y las operaciones -considerando el monto promedio- siguen en aumento", destacó Horacio Daygües, team leader de HSBC.

"Unas de las principales causas de esta suba fue el impulso de la oferta, que se mostró muy activa y más cómoda con el financiamiento del largo plazo. Del otro lado, para la demanda, el escenario es más atractivo", agregó Borakievick, que también es responsable de este producto en el BBVA Banco Francés.

En igual sentido, Ricardo Martínez, presidente de Provincia Leasing S.A. aseguró: "El leasing se consolida año a año como un instrumento muy adecuado para la adquisición de bienes de capital. En una economía creciente como la actual seguirá potenciándose, siguiendo la tendencia que se registra a nivel local y mundial".

En este contexto, la batalla por dominar el mercado de leasing viene siendo muy peleada.

Sin embargo, existe una marcada concentración, habida cuenta de que apenas 5 entidades se reparten poco más del 50% del mercado: Galicia, BBVA Francés, Comafi, HSBC, y Credicoop:

¿Qué sucede en las financieras?

"La cantidad de operaciones subió un 25% y el crecimiento se notó mucho en estos últimos meses", destacó a este medio Daniel Seva, presidente de Inverlease.

En el caso de esta compañía, y según afirmó Seva, el monto promedio ronda los 80.000 dólares por operación.

"La compra de maquinaria industrial y de transporte aparece como el principal destino", recalcó.

En la misma línea, desde Toyota Cía. Financiera Argentina, uno de sus directivos, Eduardo Espinelli, apuntó: "Hemos notado que el leasing viene creciendo de manera sostenida. En nuestro caso, los interesados lo utilizan para la compra de vehículos y autoelevadores, por las ventajas impositivas".

"Los montos de las solicitudes se ubican, para autos y camionetas, en torno a los u$s25.000", aseguró el ejecutivo de Toyota.¿Qué es el leasing? El leasing es una operación de financiamiento en la que intervienen un dador y un tomador. 

  • Dador: Para que exista "Contrato de Leasing" los dadores deben ser una entidad financiera, o un fideicomiso financiero. O bien empresas que tengan como objeto principal la realización de este tipo de contratos.
  • Tomador: Toda persona física o jurídica, con capacidad para contratar. Mediante el pago de un canon adquiere la tenencia de un bien y, además, obtiene un derecho a ejercer una opción de compra sobre éste, a un precio fijo determinado.
  • En la mayoría de los contratos se financia el 100% del valor del activo y el plazo de cancelación se ubica entre los 36 meses y 5 años.
  • El valor residual (aquél que paga el interesado si finalmente decide ejercer su derecho a compra) en general se estipula entre un 5% y un 10% del valor del bien.
  • El menú de activos que se puede incorporar es muy amplio: desde equipos de computación, centrales telefónicas, vehículos, instalaciones de silos o de acopio e, incluso, hasta plantas industriales completas.

Operatoria

Cualquier persona (física o jurídica) que necesite de un activo que pueda ser objeto de este tipo de contrato, puede acceder mediante dos tipos de operatoria:
  • Leasing Directo: el particular o la empresa negocia en forma directa con el dador para que éste le alquile el bien, por un plazo determinado, a cambio del pago de un canon. Al final del convenio el primero tiene el derecho de decidir si lo adquiere, teniendo que pagar para ello el valor residual. De hacerlo, el dador le transfiere la propiedad jurídica del activo. También puede no ejercer este derecho y restituir el bien o pactar un nuevo contrato por un equipo más moderno (algo que suele realizarse en el caso de productos tecnológicos, que suelen quedar obsoletos con el paso de los años). En este último caso el valor residual puede -previo acuerdo- aplicarse al pago del nuevo activo.

  • Leasing indirecto o financiero: el interesado elige el bien que necesita. Por iniciativa del usuario, o por ofrecimiento del vendedor, se contactan con una tercera persona, que participa como dador (entidad financiera), que se encarga de financiar la operación. 

     

¿Cuáles son los beneficios impositivos?Tanto los analistas como los demandantes destacan las ventajas que otorga esta vía de financiamiento.

Los principales motivos son:

  • Los cánones pueden deducirse del Impuesto a las Ganancias durante todo el plazo del contrato. Es decir, se admite la deducción acelerada de las cuotas pagadas, independientemente de la vida fiscal del bien.
  • Respecto al Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, por ser propiedad de la empresa que ofrece el leasing, el activo no se encuentra gravado. Para el particular o empresa este es un punto importante, dado que como el bien se incorpora al patrimonio al final del período contractual -cuando se ejerce la opción de compra por su valor residual- no genera la tributación de dicho impuesto durante el plazo que dura el convenio.
  • Con relación al IVA, el locatario cuenta con el beneficio de que el pago lo realiza periódicamente a lo largo del plazo estipulado. Es decir, puede prorratearlo en lugar de pagar todo el monto al momento de la adquisición.

Para conocer en detalle las 10 claves del leasing y su tratamiento impositivo, legal y operativo, haga clic aquí.

Otra de las ventajas que resaltan los especialistas son:

  • Permite incorporar los bienes que se necesitan sin inmovilizar capital de trabajo.
  • La operación, según las normas contables vigentes, podrá reflejarse como deuda en el balance.
  • Posibilita mejorar los índices de liquidez, endeudamiento y rentabilidad, dado que no se trata de una compra. Sus cuotas no son contabilizadas como deudas.
  • Suaviza el flujo de caja. El pago mensual se realiza con los fondos generados de la explotación del bien y así se facilita la actualización tecnológica.
  • Para las empresas resulta conveniente porque, en general, presenta menores tasas de interés que los préstamos sin garantía (esto es así porque, en caso de falta de pago del tomador, el dador -es decir, el banco- puede reclamar judicialmente el bien).

Es debido a esta larga lista de beneficios que las entidades confían en que el crecimiento de la demanda continuará en el próximo año. Ejemplos

Tal como dio cuenta iProfesional.com tiempo atrás, Nación leasing ofrece diversas líneas de financiamiento según se trate de maquinaria agrícola, camiones o pick ups.

Para el caso de maquinaria, el plazo de repago es de 8 semestres, en tanto que para los otros dos es de 36 meses.

En cuanto a la financiación para la compra de camiones, es interesante comparar las líneas que ofrece Mercedes Benz Financiera.

Para graficar las diferencias se tomó un modelo determinado y se compararon las dos formas alternativas: leasing y préstamo prendario.

De tal comparación surge claramente que:

  • La prenda obliga a inmovilizar un 50% del valor final. Sobre un total de $264.000, sólo se financian $132.000.
  • En el caso del leasing, además de no haber anticipo, el capital a financiar se reduce a $227.000, pues se descuenta el IVA.

BBVA Francés, en su propuesta de leasing para financiar, por ejemplo la compra de un VW FOX 3p Comfortline, plantea:

  • El pago inicial de $11.000, más 48 cuotas de $1100 y una opción de compra de casi $14.000.

Si se lo financiara a través de un crédito prendario:

  • Se partiría con un adelanto similar (alrededor del 20% del valor de vehículo) y se abonarían 48 cuotas de $1.350.
  • En cambio, si se financia el 100% del auto, la cuota treparía a los 1.690 pesos.

En el caso de un Citroën C4 2.01 se observa que no se necesita anticipo, se puede financiar un monto mayor y el gasto de otorgamiento es el mismo que para un prendario. En el cuadro comparativo debajo, se detallan las cifras que corresponden a cada situación:

En suma, las ventajas antedichas y su tratamiento impositivo diferencial hace que -en términos de valor actual neto de un bien que se quiera financiar- pagando una tasa hasta incluso 5 puntos más alta, en relación a la de un préstamo bancario tradicional, aún así, resulte conveniente recurrir al leasing. Paola Quain

iProfesional.com