Más artículos

Negocios

Jugada clave en la batalla entre las grandes cadenas: Megatone, a punto de quedarse con Musimundo

Jugada clave en la batalla entre las grandes cadenas: Megatone, a punto de quedarse con Musimundo

Así lo confirmaron a iProfesional.com fuentes de la compañía, que desembolsaría u$s15 M para hacerse con la reconocida marca y su red de 50 sucursales

Por Patricio Eleisegui
12.01.2011 14.38hs Negocios

Lo que comenzó como un rumor, poco a poco pasó a transformarse en un movimiento concreto. Con la mira puesta en hacer efectivo su desembarco en la Ciudad de Buenos Aires, Megatone se encuentra, por estas horas, ultimando detalles de lo que será la compra de la cadena de disquerías Musimundo.

Así lo confirmaron a iProfesional.com fuentes de la compañía de retail, que desembolsaría una suma cercana a los 15 millones de dólares para hacerse de la reconocida marca y su red de 50 sucursales distribuidas tanto en Capital Federal como en diversas áreas del conurbano bonaerense.

Este traspaso, además, confirma cuán poco rentable se ha vuelto para el grupo Pegasus -que también controla emprendimientos exitosos como Freddo y Farmacity- continuar con la explotación de Musimundo.

La expansión de la piratería, sumada a la oferta de música ilegal por Internet, vienen minando desde hace al menos una década el negocio de la cadena de disquerías que, en otros momentos llego, a despachar hasta 25 millones de discos por año.

Por estos días, y según datos de CAPIF -la cámara que aglutina a los sellos discográficos que operan en la Argentina-, "la piratería hoy llega al 60% del mercado físico", es decir que "6 de cada 10 discos que se venden en el país son truchos".

En tanto, en el mercado digital el nivel de ilegalidad "asciende al 99 por ciento", según la cámara.

Esto, además de recpercutir en el nivel de facturacióngolpeó con fuerza la estructura de negocios de Musimundo que, desde hace ya dos años, se vio forzado a reducir espacios, es decir, abandonar los megalocales para quedar sumida a ocupar establecimientos mucho más pequeños e, incluso, cerrar puntos de venta.

"El rumor se volvió real. Y se viene negociando la compra desde hace ya varios meses. Las tratativas están muy avanzadas y se definirá pronto aunque, como es lógico ninguna de las dos partes se lanzará a brindar detalles de forma pública", afirmaron a iProfesional.com fuentes cercanas a Megatone.

"La empresa oficializará el traspaso ni bien se sepa cómo se llevará a cabo la operatoria", agregaron desde la compañía, que además ratificaron que la operatoria se haría por u$s15 millones.

La compra, correrá por cuenta de Carsa y Electrónica Megatone, quienes evalúan desde hace más de tres años el desembarco en la plaza porteña.

Cabe destacar que ambas empresas integran una terna que completa Bazar Avenida, aunque esta última ya no tiene peso comercial.

El inminente cambio de manos despierta el temor, sobre todo en el sector musical argentino, de que los espacios ahora destinados a los CD y DVD sean cedidos para la venta de electrodomésticos, decisión que complicaría la existencia de la industria musical.

En definitiva, lo que se presume en varios segmentos comerciales es que Megatone lo que terminará adquiriendo no es más que la oportunidad de vender electrodomésticos en Buenos Aires a través de una marca consolidada.

Como es de suponer, este arribo ya encendió luces de alerta en cadenas como Garbarino, Frávega y Rodó, que pasarían a contar con otro contendiente de peso dentro de la geografía porteña.

"La aplicación de esta estrategia apunta claramente a aumentar la facturación de Megatone, que hoy viene detrás de Frávega y Garbarino a nivel país. Más allá del respaldo que le da estar en casi toda la Argentina, llegar a Buenos Aires le asegura pisar fuerte en la plaza con mayor poder adquisitivo", explicó a iProfesional.com Carolina Schuff, economista de Abeceb.com.

De acuerdo a datos suministrados por la consultora citada, la facturación anual de Megatone ronda los 1.650 millones de pesos, mientras que la de Garbarino totaliza $3.000 millones, y la de Frávega $2.650 millones.

"El posicionamiento en Capital Federal se corresponde también con la posibilidad de acceder a nuevos clientes que operan insertos en el circuito bancario, y con acceso suficiente al crédito como para seguir motorizando la demanda de electrodomésticos", añadió Schuff.

La analista señaló que la posibilidad concreta de que durante 2011 se profundice la compra de electrodomésticos "es lo que permite explicar este interés de Megatone".

"Proyectamos un crecimiento del consumo del orden 6% para este año. Ese tipo de productos concentrará la inversión en un año electoral, y en el que la política monetaria seguirá siendo expansiva. Habrá más créditos personales y beneficios para los que paguen con tarjetas. Todo esto se conjuga para que el retail continúe creciendo e invirtiendo", dijo Schuff.

Retroceso en marcha
El traspaso de Musimundo se inscribe dentro de la estrategia de reducción de visibilidad comercial iniciada por la cadena de disquerías hace ya unos años.

La firma dio los primeros pasos de este proceso en octubre de 2009, cuando bajó las persianas de uno de sus íconos, la filial de Santa Fe y Callao. A esa locación, la cadena le buscó reemplazo pero en superficies no mayores a los 500 metros cuadrados.

Luego cerró otro de sus grandes emblemas. Así, Musimundo abandonó los más de 1.000 metros cuadrados que operaba en el barrio de Flores.

De este modo, la empresa manejada por el fondo de inversión Pegasus aceleró un proceso de reestructuración mediante el cual, en poco tiempo, dejó las grandes superficies para posicionarse en ubicaciones comerciales reducidas.

A los cierres mencionados de Flores y Barrio Norte le habían precedido la desaparición de otras sucursales, como las de los shoppings Solar de la Abadía y Soleil, además del achicamiento de otras como la del shopping Abasto (que se redujo a la mitad).

En paralelo, Musimundo recurrió a los electrodomésticos para reforzar su facturación ya que no solamente el mercado argentino consume menos música por habitante (al menos legal), sino que los hábitos y costumbres culturales han cambiado.

Este punto, precisamente, es el que permite tender puentes comunes con el interés de Megatone.

La espalda de Megatone
De concretarse la operación, para Megatone representaría su ingreso al mercado porteño, ya que la mayoría de los locales de Musimundo están repartidos en la Capital Federal y en el Gran Buenos Aires, mientras que la cadena nacida en Santa Fe todavía no concretó el desembarco este territorio.

En contraposición al plan de achique de Musimundo, la cadena de ventas de artículos para el hogar acaba de inaugurar un nuevo local en Banfield en el mes de diciembre. En paralelo a esa apertura, la empresa comunicó su llegada a la localidad de Frías en Santiago del Estero.

Estas operaciones se concretaron de la mano de Carsa, que posee una fuerte presencia en el noreste y el noroeste de la Argentina a través de sus 69 locales.

Ambas inauguraciones formaron parte de un plan global de inversiones que involucró unos 14 millones de pesos y que permitió establecer centros de venta en Lomas de Zamora, Bahía Blanca, Punta Alta y Rosario de la Frontera (Salta) a lo largo de 2010.

Los buenos resultados obtenidos por Megatone con estas aperturas, y el envión que le asegurará la compra de Musimundo, sin dudas permitirán que la marca deje por fin atrás las complicaciones que debió enfrentar hace menos de dos años.

En dicho período, los socios más fuertes de la red debieron ponerle el pecho a los malos resultados cosechados por Bazar Avenida, la otra integrante de la alianza.

La licenciataria en cuestión concretó durante meses el cierre de decenas de locales y el despido de cientos de trabajadores. Por último, la compañía terminó solicitando la convocatoria de acreedores.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar