El proyecto sobre countries bonaerenses puso en guardia al sector inmobiliario

El proyecto sobre countries bonaerenses puso en guardia al sector inmobiliario
Los desarrolladores consideran que se puede desalentar la inversión por la suba de costos y que dificultará adaptar el mercado a la pesificación
Por iProfesional
29.09.2012 13.58hs Actualidad

La iniciativa de los diputados kirchneristas en la Legislatura bonaerense que propone la donación de tierras o dinero efectivo por parte de los desarrolladores de countries y barrios cerrados para la construcción de viviendas sociales, generó dudas y preocupación entre los empresarios del sector.

"En primer lugar, la mayoría de los desarrolladores señala que "el tema no es nuevo" dado que ya existe una ley (la 8912) que establece la obligación de que los emprendimientos privados cedan espacios verdes y públicos a sus respectivos municipios", recordó Eduardo Gutiérrez, presidente del Grupo Farallón en declaraciones al diario Clarín.

En función de esto, "si el nuevo proyecto (que pertenece a la diputada Alicia Sanchez, esposa del dirigente Luis D'Elia y se titula " Acceso Justo al Hábitat ") viene a modificar o a reemplazar la legislación existente, es una cosa. Pero si pretende sumar o incrementar la carga impositiva de los desarrollos estaríamos frente a una situación injusta teniendo en cuenta que existen distintas realidades", le dijo Jorge O'Reilly, de Eidico al matutino.

El directivo se refiere a que "bajo el concepto de barrio cerrado o country hay propiedades más lujosas pero también las hay de clase media, gente que opta por vivir en estos barrios por seguridad pero cuyas propiedades a veces son más baratas que las de otros barrios abiertos", explica.

"La cesión de tierras implica siempre una suba en el componente del costo que, en última instancia, los paga el consumidor", señaló.

El proyecto de ley prevé, entre otras cosas, que "los nuevos emprendimientos comerciales que excedan los 5.000 metros cuadrados y tengan "una función urbana" dentro de la provincia de Buenos Aires tendrán que ceder hasta el 10% de la valorización que hace el Estado de las tierras.

Esa cesión se puede hacer en efectivo o, por ejemplo, con tierras ubicadas en otro lugar.

Al referirse al nuevo proyecto, el desarrollador de Nordelta, Eduardo Constantini , dijo en una entrevista radial que a este tema: "Hay que manejarlo con mucho cuidado y analizar la razonabilidad de la compensación. En los Estados Unidos, cuando un desarrollador pide un permiso de construcción, el municipio del lugar pide un contra valor. Y ese contra valor va destinado al municipio".

Por otro lado, agregó: "No me parece que se pueda legislar haciendo una diferencia entre un desarrollo privado y uno abierto. Lo que hay que tener en cuenta es qué efecto positivo da a la sociedad este tipo de urbanización", dijo.

Finalmente, sobre los montos que deberían destinar los nuevos barrios cerrados, opinó. "El proyecto dice que uno tiene que ceder el 10% de la tierra o un valor equivalente. El concepto no me parece mal, pero el monto me parece exagerado", dijo.

Según Carlos Molinari, presidente de Real Estate Investments y desarrollador de la urbanización Hudson Park, en Berazategui, el proyecto "genera preocupación en el sector".

Porque "es una manera de gravar más este tipo de emprendimientos y desalentar la inversión. Tal vez no es el momento. Sobre todo cuando hay una retracción del mercado inmobiliario, que recién se está adaptando lentamente a la pesificación".