NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Actualidad

Trapiche reforzó su portfolio con una nueva lí­nea Reserva y amplió la gama del Fond de Cave

Trapiche reforzó su portfolio con una nueva lí­nea Reserva y amplió la gama del Fond de Cave

Con un lanzamiento a gran escala, la bodega mendocina se propone reforzar su presencia en el mercado interno de la mano de nuevas propuestas

Por Juan Diego Wasilevsky
08.02.2013 19.01hs Actualidad

Con dos grandes eventos realizados hace unas semanas -uno en Buenos Aires y el otro en Mendoza-, Bodega Trapiche presentó interesantes novedades para incrementar su presencia en el mercado interno.

Por un lado, el equipo de enólogos comandado por el reconocido Daniel Pi alumbró la nueva línea Trapiche Reserva, compuesta por seis varietales que buscan un buen mix entre fruta y madera y a un precio más que competitivo.

Resulta interesante que, hasta el momento, un segmento de vinos tan transitado por prácticamente todas las bodegas reconocidas de la Argentina, no contara con la presencia de una de las marcas más importantes del país en el mundo vitivinícola.

De este modo, Trapiche viene a saldar una vieja deuda pendiente con los consumidores locales.

"El consumo de vinos en general cayó, pero hubo un desplazamiento desde los vinos más baratos a los de mayor precio. En esa dirección, nosotros estamos muy bien posicionados en vinos masivos y sentíamos que no teníamos una propuesta acorde en la gama donde ahora estamos lanzando esta línea Resera", explicó Santiago Ragghianti, gerente comercial de Trapiche en diálogo con Vinos & Bodegas, medio invitado a cubrir el lanzamiento en la provincia de Mendoza.

El directivo agregó que "la nuestra es una marca con trayectoria, tiene diferenciales como para apuntalarse. Y el producto va de la mano: los nuevos Reserva tienen una calidad superlativa".

Ragghianti agregó que "además de buscar que sea un gran vino, también nos enfocamos mucho en la imagen, para que sea moderna, elegante y que transmita la sensación de que el consumidor se está llevando más que lo que está pagando".

Sin entrar en tecnicismos, el directivo aseguró que "la idea que tuvimos en Trapiche fue la de lanzar vinos amables, con un concepto acorte a la tendencia internacional, es decir, con buen equilibrio entre fruta y madera, que inviten a otra copa y que se presten para ser disfrutados en situaciones relajadas".

La línea Reserva, un nuevo "tanque" en las góndolas
En el marco del lanzamiento, Vinos & Bodegas tuvo el privilegio de ser el único medio de prensa en participar de una degustación a puertas cerradas y exclusiva, la cual estuvo dirigida por dos reconocidos enólogos que forman parte del equipo de Pi: Diego Levada y Sergio Case.

La degustación se inició con Trapiche Reserva Chardonnay 2011, el cual, al igual que el resto de la línea, tiene un precio sugerido en góndola de $58.


Se trata de un Chardo de aires modernos, con buena tipicidad, de la mano de frutas de pepita y leves trazos tropicales, completado por notas de vainilla nada invasivos, aportados tras su paso de cerca de 6 meses en barricas de roble francés. En boca, este ejemplar elaborado a partir de viñedos de Tupungato y Tunuyán resulta fresco, con buena acidez, lo que asegura el concepto que los enólogos quisieron lograr: un ejemplar "world friendly" que no sea empalagoso.

Case destacó a Vinos & Bodegas que "para hacer este vino se trabajó mucho en el momento de la cosecha, buscando el momento justo que nos permita dar con un estilo bien moderno sin perder tipicidad".

En la misma línea, Levada aseguró que "hicimos muchas pruebas para lograr un nuevo estilo en Chardonnay. El objetivo es tener vinos frescos, que tengan un carácter mineral, cítrico y con buena frescura pero siempre elegantes. Y esto lo logramos con los viñedos del Valle de Uco".

Respecto al uso de la madera y la tendencia internacional que exige cada vez vinos mejor integrados -lejos de lo que en la jerga enológica se conoce como "maderazo"- Case destacó que "venimos trabajando mucho con barricas francesas, tanto para el Chardo como para el Malbec. La idea es medir bien su uso y utilizar bien los tostados para que no tapen la fruta".

La degustación prosiguió con el Trapiche Reserva Merlot 2011.

Este ejemplar ofrece pura fruta roja madura en nariz, sumado a un rico colchón especiado y una punta mentolada leve, con notas de tomate seco. Tras pasar cerca de 12 meses en barricas de roble francés y americano, la madera juega a la par, aporta elegancia, con nítidas notas de café, pero sin salirse del libreto.

En boca, este Merlot se muestra concentrado, con taninos levemente dulces y marcados, pero sin aristas. Su paso en el paladar libera más fruta y vainilla. Este ejemplar, que exige gastronomía, cierra con un largo final y, si bien se puede descorchar ya, en los próximos 6 a 12 meses irá encontrando su punto de equilibrio.

Case destacó a Vinos & Bodegas que "el 60% de las uvas proceden de un viñedo de Maipú antiguo y balanceado".

"En el Valle de Uco tenés buena acidez y buena fruta, pero una campaña con mal clima te puede dar un Merlot sin carácter. En cambio, en el Valle Central hemos visto que se logran buenos ejemplares y con la diferencia de que ofrece taninos no tan punzantes", completó el enólogo.

En tercer lugar se degustó el Trapiche Syrah Reserva 2011, que también se comercializa a $58.

Se trata de un ejemplar que ofrece una excelente tipicidad: la paleta de aromas está dominada por frutos negros y una nota cárnica nítida, de manual. Suma un abanico complejo, que incluye notas especiadas y notas típicas de su paso por barrica, como café y tabaco.

En boca se muestra voluminoso, de paladar pleno y taninos firmes pero amables.

Cabe destacar que la línea Resera se completa con un Cabernet Sauvignon, un Malbec y un Pinot Noir.

Novedades para Fond de Cave
Durante el evento realizado en Mendoza también se dieron a conocer otras dos novedades: los nuevos Fond de Cave Gran Reserva Blend y Gran Reserva Malbec, dos ejemplares que vienen a completar el tope de gama de esta tradicional marca y que tienen un precio de venta sugerido de $160.

Ragghianti destacó que "en Fond de Cave tenemos tres líneas: Clásico, Reserva y Gran Reserva, que antes estaba conformada sólo por un Cabernet Sauvignon. Y ahora decidimos ampliar el portfolio con el Malbec y el blend. Es un trío de tintos que va a ayudar a la marca a ganar presencia en segmentos de mayor precio".

La degustación de estas neuvas etiquetas comenzó con el Gran Reserva Malbec 2010.

Se trata de un vino que en nariz está dominado por una intensa fruta roja madura, con un touch floral que sugiere más que lo que muestra. Completa la paleta una leve nota de chocolate, propia de su paso a lo largo de 18 meses por barricas de tostado medio, que ofrece una madera que, si bien está presente, no cae en estridencias.

En boca es intenso, pleno, pero con taninos de grano fino que le aportan un andar elegante y redondean un concepto lejos de los llamados "vinos de concurso". Se extingue en un largo final, con despliegue de más de esa rica fruta madura.

Cabe destacar que este vino está elaborado a partir de uvas procedentes de tres viñedos diferentes del Valle de Uco, con una edad promedio del orden de los 25 años.

Case explicó que "buscamos mucha concentración, a tal punto que logramos una botella por planta".

La degustación prosiguió con el Fond de Cave Gran Resrva Blend 2010, conformado por un 60% de Malbec, 20% de Cabernet Sauvignon, 12% de Cabernet Franc y 8% de Tannat.

Este assemblage sorprende de la mano de un buen mix de frutos rojos y negros, con una leve nota de pimiento asado sobre fondo especiado elegante. En boca tiene un paso súper envolvente, se muestra voluptuoso, con buen despliegue de frutas y chocolate, propio de su paso por barricas.

Es un vino ideal para tener algunas botellas en casa, guardarlas e ir descubriéndolas entre los próximos cuatro y cinco años, si bien es un ejemplar listo para beber.

Mientras concluía la degustación en la sala Prestigio, que incluyó otras joyas con más de 20 años de guarda, la música y los flashes en el patio central de la bodega dieron inicio oficial a este lanzamiento, durante el cual se pudieron degustar espumantes, ceviches y bruschettas, si bien los protagonistas de la noche fueron estas etiquetas que van a dar que hablar en el mercado local.

Por Juan Diego Wasilevsky -Editor Vinos & Bodegas / Enviado especial a Mendoza

[email protected] 

(c) iProfesional.com 

Te puede interesar