NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Negocios

La salud, en "terapia": faltan vacunas y hay escasez de medicamentos e insumos

La salud, en "terapia": faltan vacunas y hay escasez de medicamentos e insumos

En Capital Federal hay desabastecimiento en hospitales públicos y centros privados. En Provincia faltan dosis de Sabin, triple viral y triple bacteriana 

 

Por Patricio Eleisegui
01.04.2013 11.31hs Negocios

La historia vuelve a repetirse, con toques de suspenso, angustia y nerviosismo similares a los del año pasado.

En esta versión 2013 remixada, las trabas al ingreso de productos importados han vuelto a derivar en faltantes de vacunas e insumos médicos.

Esto coloca a varios hospitales y a los distintos centros de salud otra vez en una situación, como mínimo, angustiante.

La misma afecta a la Ciudad de Buenos Aires e interior del país y ya derivó en que no se haya podido cumplir con buena parte del calendario obligatorio de vacunación.

Fuentes del sector señalan que faltan medicamentos que previenen enfermedades como la difteria, el tétanos, la tos convulsa, la poliomelitis o la meningitis, entre otras afecciones.

Desde centros de vacunación privados, como el Stamboulian, dieron cuenta a iProfesional.com de la magnitud del desabastecimiento. Y confirmaron el incremento de las peticiones, producto de los faltantes que sufren los hospitales públicos.

"En las últimas semanas venimos teniendo un nivel de consultas que excede a la capacidad de respuesta de la empresa. Y la cantidad de personas que se acerca para vacunarse supera las posibilidades de los centros de salud, por lo que estamos dando turnos para las dosis con más de una semana de demora. Esto, a su vez, también genera faltantes en nuestro propio centro", confesó a este medio un operador del Stamboulian.

"La disponibilidad de determinadas vacunas ahora depende de la sede a la que se acerque el particular. Estamos dando hasta 700 turnos por día, a partir de las 7.30 de la mañana. Y ese cupo que ofrecemos se agota en menos de una hora y media. Por ejemplo, nos quedan alrededor de 20 dosis de la vacuna contra la varicela. Y por lo menos hasta mediados de abril no tendremos reposición", agregó.

Incluso, en su página web, Stamboulian destaca el faltante de vacunas contra la meningitis, neumonía, artritis, varicela y una larga lista de dosis necesarias para mujeres en período de gestación.

Vacunar, en tanto, también informa de manera oficial la escasez que aqueja a la firma. Medicamentos contra el tétanos y la difteria y dosis contra la meningitis, la hepatitis A, el sarampión, la rubéola y las paperas brillan por su ausencia en los consultorios de este centro de salud.

El detalle, en la página web de Vacunar:

"El inconveniente está en que no hay contención en los lugares públicos. Entonces la gente irremediablemente se ve obligada a acercarse a los centros privados", comentó a iProfesional.com una fuente de la firma.

"En nuestro caso, podemos atender a una cantidad importante de particulares. Pero el volumen de dosis que se está demandando supera con creces la capacidad tradicional de Vacunar", agregó.

Drama provincial
Cruzando la General Paz la situación se vuelve aun más dramática.

Así, y según pudo averiguar este medio, en las últimas semanas varias unidades sanitarias admitieron haber recibido llamados o consultas de padres preocupados que recorren las diferentes salas en busca de las dosis necesarias para poder cumplir con el calendario de vacunación de sus hijos.

Por ejemplo, en ciudades como Bahía Blanca o Mar del Plata, existen inconvenientes para conseguir dosis de Sabin, triple viral y triple bacteriana.

La carencia más notoria es la de la esta última, que previene enfermedades como la difteria, la tos convulsa y tétanos.

Pero el faltante no se agota ahí. También existen problemas con el stock reducido de Sabin (contra la poliomielitis) y triple viral (sarampión, rubéola y paperas).

"Llevamos un buen tiempo esperando la triple bacteriana. Tenemos unas pocas dosis de Sabin y triple viral, pero en apenas unas horas se agotan. No sabemos cuándo vamos a recibir nuevamente", afirmaron desde una sala médica bahiense.

"Existe una demanda importante tras el inicio de clases. La quíntuple fue casi imposible de conseguir. Además, hay altante de dosis para la prevención de la hepatitis, BCG y cuádruple", sostuvieron desde otra unidad sanitaria respecto de otras vacunas obligatorias.

"Por los contactos que tenemos entre las distintas salas sabemos que están todas igual. Hace unos días nos dijeron que la próxima semana enviarán sólo un frasco de Sabin para cada una, la triple bacteriana está en falta y de la viral mandan muy poco", aseguró la responsable de otra sala médica en el sur de la provincia.

Insumos ausentes
Además de las vacunas, en los centros de salud instalados fuera de Capital Federal persisten los faltantes de insumos.

En ese contexto, y sólo por mencionar un caso, la situación del Hospital Interzonal de Mar del Plata luce cuanto menos caótica.

Profesionales y representantes gremiales manifestaron que se trata de ir solventando la demanda hospitalaria "día a día".

Los materiales que más brillan por su ausencia van desde aquellos elementales -como sueros, guantes de látex, placas radiográficas y jeringas- hasta bombas de infusión y las denominadas "llaves de tres vías", que permiten aplicarle al paciente varias sustancias a la vez.

"Los hospitales se encuentran racionalizando al máximo algunos de los insumos, porque la realidad es que no hay stock y se está corriendo todo el tiempo detrás de la emergencia", declaró Guillermo Pacagnini, secretario general de la Asociación de Profesionales de la Salud bonaerense.

Según explicó, la problemática obedece a la "incertidumbre" de los proveedores de materiales sanitarios, a quienes se les adeudan varios meses de pago.

"Además hay que sumarle que una alta proporción de insumos son importados y las restricciones oficiales complican aun más la entrada de muchos materiales", agregó el dirigente.

Hace muy pocos días, Pacagnini -quien además se desempeña como médico del hospital Eva Perón de San Martín- lideró una serie de protestas exigiendo desde un mayor presupuesto para la salud hasta la normal provisión de medicamentos.

Según reiteradas denuncias, desde hace tres meses que hay faltante de drogas oncológicas en varios centros de salud bonaerenses.

"Hicimos un acto frente al hospital y una paciente pidió hablar para denunciar que le faltan los medicamentos, cosa que ya venimos reclamando", sostuvo Pacagnini.

"El otro día vino una de las jefas de clínica médica, completamente angustiada, porque las drogas para oncología no llegan", sentenció Marité Sosa, secretaria general del gremio universitario CONADUH y médica del hospital Fiorito.

En provincias como San Luis, Chaco, Corrientes o Entre Ríos, el escenario se muestra como una réplica de lo que sucede en territorio bonaerense.

"Hay demoras serias. Específicamente, hace dos semanas tuvimos problemas con Manitol que es una solución que se utiliza en terapia para los pacientes que tienen descompensaciones en la presión arterial. Esto, porque hubo inconvenientes con la importación de las drogas para fabricarlo", especificó a este medio el jefe de la Droguería Central de San Luis, Arturo Vergara.

El profesional agregó que otros de los compuestos que también escasean regularmente desde hace dos meses son la solución fisiológica y el agua destilada, debido a que los envoltorios en los que vienen envasados (sachets) son importados y difíciles de conseguir.

Estos mismos productos también se han vuelto una rareza en los centros de salud del norte argentino.

"Es una constante. No son más de cinco los productores que proveen la cantidad que nosotros demandamos en la provincia", señaló Vergara.

Según un comunicado que emitió hace pocos días el ministerio de Salud puntano, las trabas a las importaciones también afectaron la llegada de otros fármacos más específicos como Bosetán y Micofenolato.

Este último es un inmunosupresor que se usa para prevenir el rechazo en trasplantados, sobre todo de riñón y en algunos casos es administrado en pacientes con artritis reumatoide.

"Ya iniciamos el trámite para conseguir el Micofenolato. Lo provee un programa nacional del Ministerio de Salud de la Nación directamente al Incucai que los distribuye entre los pacientes trasplantados. Todavía no lo mandaron", concluyó Vergara.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas