En una sesión con poco interés y varias butacas vací­as, continúa la discusión por la reforma judicial

La cámara baja analiza la reforma del Consejo de la Magistratura, la limitación de medidas cautelares contra el Estado y la creación de cámaras de casación
Por iProfesional
24/04/2013 - 23,55hs
En una sesión con poco interés y varias butacas vací­as, continúa la discusión por la reforma judicial

El kirchnerismo se apresta a sancionar las primeras leyes de la polémica reforma judicial en un clima marcado de tensión y fuerte polarización. Todas las miradas están puestas en el recinto de la Cámara de Diputados. 

Allí, en el marco de una sesión especial, los legisladores discuten la reforma al Consejo de la Magistratura, la limitación de las medidas cautelares contra el Estado nacional y la creación de tres cámaras de Casación, informó Parlamentario.com.

Con los números muy ajustados, el oficialismo pudo iniciar la reunión a las 12.05 horas con la presencia de 132 legisladores del Frente para la Victoria y sus aliados tradicionales, esto es, apenas tres más del quórum requerido para iniciar las deliberaciones.Luego se sumaron los bloques de la oposición, impotentes ante el primer logro "K" del día y con la firme intención de rechazar terminantemente todos los proyectos.Se desata un debate arduo y polémico, que se extendería hasta la madrugada del jueves.

Dada la mayoría kirchnerista, los proyectos para regular las medidas cautelares y para crear tres nuevas instancias de Casación -en lo Contencioso Administrativo Federal, del Trabajo y la Seguridad Social y en lo Civil y Comercial- serían convertidos en ley.

Mayores complicaciones traerá el proyecto sobre el Consejo de la Magistratura ya que de acuerdo al artículo 114 de la Constitución se requiere al menos 129 votos positivos para reformar la ley que lo regula.

No obstante el bloque que conduce Agustín Rossi confía en que superará este número, aunque por poco, gracias a la apoyo de un puñado de aliados.

En este caso la iniciativa volverá al Senado debido a los cambios que los diputados le harán al texto original, acordaros tras las conversaciones entre la Casa Rosada y la Corte Suprema de Justicia.

No obstante, según informó Infobae.com, seis horas después de iniciada la sesión, el recinto se transformó en un escenario semivacío.

Los diputados apenas se escuchan el debate, y el salón de los "pasos perdidos" mantiene un ritmo más fluido que la Avenida General Paz. Incluso, según la Presidencia de Diputados, la sesión se extenderá hasta las 9 horas de la mañana del jueves, sin cuarto intermedio. A este ritmo, se calcula que la votación de la primera ley se ejecutará a las 5:40 de la mañana del jueves.

La Unión Cívica Radical, el Frente Peronista, el Frente Amplio Progresista, el PRO, la Coalición Cívica, Proyecto Sur y un grupo de "monobloques", mantendrán su rechazo a todos los proyectos porque los consideran "inconstitucionales" y "anti-republicanos".

Además se pronunciarán en contra de los proyectos el riojano Jorge Yoma y la esposa del gobernador de Santa Cruz, Blanco Blanca de Peralta, alejados ya del Frente para la Victoria aunque permanecen en el bloque.

Lo mismo harían los sindicalistas Facundo Moyano y Omar Plaini, alineados a la CGT opositora. Restará conocer al momento de la votación la postura de la bonaerense Mabel Muller.

El oficialismo también sufrirá la pérdida de algunos aliados tradicionales: Alfredo Olmedo (Salta Somos Todos) y Jorge Garramuño (Federal Fueguino). Asimismo, el diputado Alberto Roberti, que responde a Sergio Massa, anunció que rechazará todo el paquete de proyectos.