Yoma sobre la reforma: "Es una de las leyes más bochornosas que votó el Congreso"

El diputado garantizó que la votación fue "absolutamente legal y reglamentaria", pese a la denuncia de fraude de la oposición  
Por iProfesional
25/04/2013 - 14,30hs
Yoma sobre la reforma: "Es una de las leyes más bochornosas que votó el Congreso"

El diputado oficialista Jorge Yoma consideró este jueves que la reforma judicial "es una de las leyes más bochornosas que votó el Congreso argentino en 30 años de democracia" y adelantó que acompañará cualquier planteo que se haga en la Justicia en contra de una norma que calificó de "vergonzosa".

Yoma, que se opuso a todos los proyectos de reforma judicial enviados por el Ejecutivo al Parlamento, admitió, sin embargo, que la votación del jueves en la Cámara baja fue "absolutamente legal y reglamentaria", pese a las acusaciones de "fraude" lanzadas por la oposición, sobre la cual consideró que "no debió irse" del recinto.

"Realmente tenían 130 votos, los tenían dentro del corralito, pero parece que dos ovejas se demoraron en votar", señaló en entrevista con Radio Mitre, en referencia a la votación que debió hacerse en dos ocasiones respecto del artículo 2 del proyecto sobre reforma en la elección de los miembros del Consejo de la Magistratura.

En posteriores declaraciones a los medios, añadió que "gracias a Dios el presidente de la Cámara, Julián Domínguez, no se prestó a ninguna maniobra que vaya a poner al Parlamento en una maniobra indigna, como era votar en una sola votación en general y particular una ley que requería mayoría calificada".

"El presidente de la Cámara impuso el criterio, impuso el razonamiento y permitió una votación digna, como la que fue, muy ajustada en la que ganó el justicialismo, pero absolutamente legal y reglamentaria", insistió.

El diputado riojano reiteró: "No hubo fraude, se votó, todo el mundo estaba sentado en sus bancas, el presidente de la Cámara actuó muy bien, se ajustó a reglamento y a la Constitución".

Yoma volvió a lamentar la actitud que asumió la oposición durante la votación: "Yo creo que hizo mal en irse", afirmó. "Porque los jueces que van a tener que entender seguramente en los próximos días en estas leyes -por las demandas de inconstitucionalidad que van a recibir- se van a basar precisamente en los debates parlamentarios para fijar sus sentencias", reflexionó.

Y, en ese caso, añadió, "quienes estamos en contra teníamos que quedarnos para expresar nuestros argumentos y darles a los jueces los argumentos necesarios para poder anular estas normas".

Tras insistir en que no renunciará al bloque oficialista, pese a las presiones y el grito de "traidor" que sus mismos pares de bancada le gritaron en el Parlamento, dijo que "por supuesto" acompañará cualquier planteo judicial que se realice contra esta reforma: "Yo no renuncio ni al centro vecinal de mi barrio en La Rioja. Y no tengo por qué renunciar".