Las empresas sufren cortes de hasta 20 por ciento en su demanda de gas

Las empresas sufren cortes de hasta 20 por ciento en su demanda de gas
El Gobierno ordenó un achique aproximado de 9 millones de metros cúbicos al sector productivo, con el objetivo de mantener el suministro en hogares
Por iProfesional
17.05.2013 11.18hs Negocios

La persistencia de la ola de frío a nivel nacional volvió a ocasionar el jueves restricciones en el consumo de gas de grandes y medianas industrias en todo el país.

De acuerdo con fuentes del sector, el Gobierno ordenó un recorte aproximado de 9 millones de metros cúbicos (m3, la unidad de medida) al sector productivo, con el objetivo de mantener el suministro en hogares, en un contexto en el que la oferta no alcanza para todos los consumidores.

Salvo que medie un aumento en la temperatura -es la moneda de ajuste del consumo de gas en hogares-, las restricciones al sector productivo continuarán este viernes, informa el diario La Nación. La expectativa de quienes administran el sistema, sin embargo, es que esa tendencia mejore el fin de semana.

La oferta de gas se reparte entre cuatro grandes consumidores: las industrias, la red de GNC, las centrales eléctricas y los hogares. Cuando las temperaturas bajan, la demanda de los usuarios residenciales se incrementa de manera sustancial y obliga a los otros tres eslabones a disminuir el uso del recurso. Habitualmente, el sector fabril y el de generación eléctrica son los principales afectados.

El jueves, la industria hizo el mayor esfuerzo. De los 9 millones de m3 que se cercenaron, los grandes usuarios, bien identificados, aportaron un recorte de aproximadamente 3,7 millones. En esa lista figuran algunos de los nombres más conocidos del sector productivo: Siderar, Siderca, Ledesma, PASA, Profertil, Aluar y Refinor, entre otros.

Mega, con actividad en el polo petroquímico de Bahía Blanca y una de las principales consumidoras de gas del país, sufrió un recorte de un 20% en sus requerimientos. Necesitaba 5 millones de m3 y le autorizaron consumir 4 millones.

Las restricciones fueron variables para el resto de las grandes empresas. Otros 4,7 millones se restringieron de manera indirecta, a través del pedido de las distribuidoras de gas a sus clientes.

Gas Natural Fenosa, Metrogas, Camuzzi y el resto de las empresas que llegan al usuario final enviaron notas a sus clientes para pedirles que bajen el consumo. En total, hay unas 300 empresas, de muy diverso tamaño, que podrían resultar afectadas por las restricciones al consumo.

Los administradores del sistema se sorprendieron porque ayer hubo pocas restricciones para las generadoras de electricidad. Lo explicaron por un motivo sencillo: si bien las restricciones a la industria ocasionan un perjuicio económico, más lo hacen los cortes a las usinas, dado que la falta de gas se sustituye con combustibles alternativos, como el gasoil y el fueloil, que son más caros y cuya factura suele correr por cuenta del Gobierno.

Las importaciones de combustibles líquidos son las responsables de la mayor parte de los subsidios que se canalizan a través de Enarsa y de Cammesa, la administradora del mercado eléctrico. Ambas empresas se llevaron 84% de los subsidios destinados a la energía en el primer trimestre del año, sobre un total de $12.044 millones, un 60% más que en el mismo período del año pasado.

De acuerdo a La Nación, si bien es habitual que el gas no alcance para todos durante el invierno, en la Argentina ese faltante se fue incrementando con los años. Entre los motivos, se destaca la caída en la producción doméstica (bajó casi 9% entre 2009 y 2012), que el Gobierno intenta suplir con cada vez mayores importaciones.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, reconoció el jueves en un acto en la Casa Rosada que se dispusieron los primeros cortes de gas debido a las bajas temperaturas. Pero le quitó trascendencia al hecho.

Por su parte, Antonio Pronsato, interventor de Enargas, el ente que controla al sector, sostuvo que las "restricciones" al suministro con contrato interrumpible se hacen "desde siempre" y "programadamente".

Ninguno aclaró que hoy es prácticamente imposible para los grandes clientes contratar un servicio "ininterrumpible", que garantizaría la continuidad del servicio, concluye el matutino.