Proyecto de fertilización asistida fue convertido en Ley por Diputados

La Cámara baja sancionó la norma que obligará a las obras sociales y prepagas a cubrir una cantidad determinada de tratamientos
Por iProfesional
05/06/2013 - 21,19hs
Proyecto de fertilización asistida fue convertido en Ley por Diputados

La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto que incorpora los tratamientos de Fertilización Asistida al Programa Médico Obligatorio (PMO).

El proyecto, que permaneció "cajoneado" casi un año en el Senado, fue convertido en ley con 204 votos y 10 abstenciones.

El texto propone que obras sociales, empresas de medicina prepaga y el sistema de salud pública del país brinden cobertura de los tratamientos de fertilización, informó Parlamentario.com.

"Hace años vemos cómo se da un proceso de gran inequidad. Aquellas que tienen recursos económicos tienen la posibilidad de pagar los tratamientos para tener un hijo, y otras familias, la mayoría no lo pueden hacer", justificó la presidenta de la Comisión de Salud, María Elena Chieno.

La radical María Luisa Storani, abanderada en el tema, celebró la "constancia" de las organizaciones civiles de "soportar los cajoneos de este proyecto".

"Gracias a la tenacidad, a la insistencia y la lucha de las organizaciones sociales hoy estamos acá", agregó Virginia Linares (GEN), quien precisó que la norma "impacta en más de 600.000 personas" que "en promedio corresponde a un 20% de las parejas".

"¿Qué barreras logramos vencer? Las de las corporaciones, que impedían y que se negaban a que esta ley se apoyara", enfatizó la chubutense Nancy González (FpV).

Su par Silvina García Larraburu consideró a su turno que el Parlamento "está reparando una deuda con todas las parejas que sufren infertilidad". "Hoy les devolvemos la esperanza de poder engendrar un hijo", celebró la santacruceña Ana María Ianni.

Por Unidad Popular, Graciela Iturraspe recordó que "el tema de reproducción asistida lleva 23 años de atraso en esta casa" y pidió avanzar en la "desmercantilización de la salud".Silvia Majdalani (PRO) fue la única en plantear objeciones al proyecto sancionado, al considerar que la mujer mayor de edad debe tener un diagnóstico de infertilidad para acceder a los tratamientos.

"Esta ley posiblemente no cumpla mis expectativas ni las de mucha gente, pero lamentablemente no puedo ignorar los 20 años de lucha", reconoció.

Con banderas y remeras, poblaron los palcos del recinto representantes de organizaciones como Abrazo por Dar Vida y la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (FALGBT).

Previo al comienzo del debate, se realizó un homenaje dedicado a siete diputados desaparecidos durante la última dictadura: Rodolfo Ortega Peña, Diego Muñiz Barreto, Leonardo Betannin, Miguel Domingo Zavala Rodríguez, Mario Abel Amaya, Bernardo Samuel Villalba y Armando Daniel Croatto.

El proyecto de fertilización asistida

La iniciativa garantiza el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de reproducción médicamente asistida. En el texto quedan comprendidas las técnicas de baja y alta complejidad, que incluyan o no la donación de gametos o embriones, indicó Parlamentario.com.

Para esto, las obras sociales, las empresas de medicina prepaga y el sector público de salud estarán obligados a incluir en el Programa Médico Obligatorio (PMO) los tratamientos de fertilización asistida y, en este sentido, los de diagnóstico, los medicamentos y terapias de apoyo.

En tanto, a la hora de llevar adelante estas prácticas no podrá haber restricciones fundadas en la orientación sexual o el estado civil del demandante.

Además, se creará un registro único en el que deben estar inscriptos todos los establecimientos sanitarios habilitados para realizar estas prácticas, así como aquellos donde funcionen bancos receptores de gametos y embriones.

Con los cambios introducidos por el Senado el pasado 24 de abril, el Ministerio de Salud -como órgano de aplicación- tendrá también la tarea de capacitar a los profesionales en la materia.

Según otra modificación, la Nación tendrá un presupuesto para campañas de publicidad y concientización sobre el nuevo régimen, más allá de que su ejecución le corresponde a las provincias.