Más artículos
Inversores se suben al tren de la mayor devaluación y sacan "pasaje" con los bonos dólar linked

Inversores se suben al tren de la mayor devaluación y sacan "pasaje" con los bonos dólar linked

Inversores se suben al tren de la mayor devaluación y sacan "pasaje" con los bonos dólar linked
El Gobierno aumentó el ritmo devaluatorio y estos títulos sacan a relucir el atractivo de pagar lo que sube el billete verde oficial más un diferencial
Por Rubén Ramallo
24.09.2013 11.13hs Finanzas

"Vamos ganando". Esta afirmación fue hecha más de una vez, ya sea por algún general victorioso o por un político en medio del recuento de votos un domingo por la noche.

Y esta misma frase puede ser replicada por aquellos inversores que han volcado su dinero a los denominados bonos dólar linked.

Es decir, por aquellos que consideran a estos títulos -que pagan lo que sube el tipo de cambio oficial más un diferencial- una buena alternativa para cubrirse de una mayor devaluación.

Según la analista de Porfolio Personal, Sabrina Corujo, "estos papeles tienen además la ventaja de que brindan liquidez, al tiempo que ofrecen una rentabilidad muy interesante en pesos".

Del otro lado del mostrador están los emisores de estos títulos, principalmente las provincias, que decidieron -cuando el billete verde subía de a poco- ofrecer bonos en pesos ajustables según la evolución de la divisa estadounidense fijada por el Banco Central.

En su momento, los gobiernos provinciales que salieron al ruedo a ofrecerlos lo hicieron bajo el supuesto de que el sistema de "flotación administrada" les aseguraba una evolución del tipo de cambio muy por debajo de la inflación, de modo tal que al tener que cancelarlos no tengan que enfrentarse con mayores dificultades.

El desarrollo de este mercado de bonos "dólar linked" tuvo un fuerte impulso luego de que en octubre de 2012 el Banco Central le negara a la Provincia del Chaco los billetes verdes necesarios para afrontar una deuda pactada en esa moneda, lo que puso a esa gobernación al borde del default.

Así fueron varias las jurisdicciones, incluyendo la Ciudad de Buenos Aires, que emitieron distintas series de estos títulos, con rendimientos por sobre la evolución de la divisa estadounidense que iban del 3% al 12% anual.

La amplitud de esta brecha se debe básicamente a estos factores:

  • Vida útil del bono.
  • Situación fiscal de emisor.
  • Proyección del tipo de cambio al momento de la emisión.

A lo largo de los cinco primeros meses del año, la cotización promedio de los bonos dólar linked más representativos se había incrementado cerca de un 9 por ciento. Este rendimiento se debió a que la devaluación anualizada oscilaba entre el 15 y el 20%, mientras que la inflación real era del orden del 25%.

Pero, a partir de junio, el dólar oficial tomó mayor impulso, hasta alcanzar en agosto un 40% (en términos anualizados), lo que incentivó aún más el interés de los inversores por hacerse de este tipo de bonos, tal cual puede observarse en el siguiente cuadro:

Últimas emisiones

El interés de particulares y empresas por este tipo de títulos impulsó hace pocas semanas a la provincia de Buenos Aires a efectuar una nueva emisión, por u$s200 millones, a una tasa del 4,24% por encima de lo que sube el dólar y vencimiento en febrero de 2015.

No fue la única. La Ciudad de Buenos Aires también incursionó en este mercado. Además lo hizo Entre Ríos, que ofrece un interés anual del 4,8% a tres años por arriba de la devaluación y Mendoza, que tomó fondos al 3% anual en iguales condiciones.

Finalmente, la Provincia de Buenos Aires hizo lo mismo con una Letra con vencimiento a fin de año, a tasa de interes 0%, con muy buena aceptación por parte del mercado.  

La principal demanda proviene de inversores institucionales, como compañías de seguro y fondos comunes de inversión. Los ahorristas también dicen presente, aunque en menor proporción.

No obstante, su participación en el mercado secundario ha venido creciendo, fiel reflejo del incentivo que les genera el mayor ritmo devaluatorio.

Desde Portfolio Personal aseguran que "los inversores más sofisticados suelen, incluso, combinar su compra con una venta de futuros de dólar en el ROFEX, logrando así fijar tasas de interés en pesos muy atractivas", agregan.

Para el analista financiero Mauro Morelli, de Rava Sociedad de Bolsa S.A, el interés por los bonos dólar linked "tiene mucho que ver con la expectativa de la mayor devaluación del tipo de cambio oficial que, a su vez, se traslada al mercado marginal".

"Los más demandados son los de la Ciudad de Buenos Aires con vencimiento en 2014 y 2018, el de Córdoba y el de Mendoza que se extiende hasta el 2016, ya que estos son los más líquidos y tienen mejor rendimiento en el año".

"En cambio, los de Neuquén, Chaco, Tucumán y Formosa se miran con mayor cautela, porque estas provincias tienen más problemas fiscales", agrega Morelli.

"De aquí en más, su evolución -y por lo tanto demanda- obviamente va a depender de lo que ocurra con la suba del dólar oficial, si bien es de esperar que después de octubre siga aumentando con más fuerza", concluye Morelli.

Desde la consultora Elypsis, dirigida por Eduardo Levy Yeyati, coinciden en destacar que "estos títulos registraron un fuerte rally ascendente durante el mes pasado, en respuesta a la aceleración del ritmo devaluatorio".

Sus analistas hacen referencia a una "elasticidad de 1,3" que, en términos sencillos, significa que por cada punto porcentual que se incrementa el billete verde oficial, las cotizaciones de los bonos dólar linked avanzan un 30% más rápido.

"Bajo el supuesto de una devaluación esperada en torno al 32% para los próximos 12 meses, el rendimiento de estos títulos estará por encima de aquellos que ajustan por tasas Badlar o por CER, considerando de que ninguna de estas variables se modifiquen sustancialmente en dicho período", afirman desde la consultora.

Sobre este punto, los analistas de Puente coinciden con los de Elypsis. Destacan que los bonos atados a la suba del dólar oficial superan en rentabilidad a los otros dos, al menos aquellos con vencimientos más cortos. Los preferidos por los analistas

Para Levy Yetati, "de todas la emisiones, los preferidos son los de la Provincia de Buenos Aires 2015".

En tanto, los analistas de Puente ponen al tope de sus prioridades a los de la Ciudad de Buenos Aires con vencimiento menor a 1 año.

"A la hora de elegir, buscaría los papeles que tienen el menor riesgo posible, como los de la Ciudad de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires", añade Horacio Corneille, de la sociedad de bolsa que lleva su nombre.

Para quienes deciden invertir en bonos dólar linked, el dato a monitorear en forma permanente es el ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial que, en gran medida, depende de cuánto Brasil devalúe su moneda.

Durante buena parte del 2013 la proyección para diciembre era la de una cotización a $6, cifra que había vaticinado el Secretario de Comercio, Guillermo Moreno, a principios de año.

No obstante, desde el momento en el que el Banco Central decidió aumentar el ritmo devaluatorio -para que no se profundice el atraso cambiario y acompañar el debilitamiento de otras monedas de la región-, las proyecciones del mercado se elevaron muy por encima de este número.

Tal es así que los futuros que se negocian en el Mercado Rofex de Rosario para fin de año marcan un valor de $6,35 por dólar. Es decir, que se está convalidando un incremento mayor al previsto originalmente.

No obstante, varios analistas consideran que dicha cotización sufre de cierta "contaminación", debido a las intervenciones que realiza Marcó del Pont para pisar esa cifra y que no se eleve por encima de un determinado umbral.

"Si estos $6,35 fueron la meta impuesta por el Central, implicaría cierto freno en el ritmo devaluatorio, ya que éste pasaría del 3% de agosto a poco más del 2,5% mensual de aquí a fin de año", razona un operador de la city porteña.

El hecho de que el dólar oficial modere su escalada alcista es descartado de lleno por un buen número de bancos y consultoras nacionales e internacionales.

Por ejemplo, varias firmas financieras pronostican que el billete verde oficial concluirá en un nivel cercano a lo que marcan los futuros del Rofex, con mayor aceleración luego de las elecciones de octubre.

Pero, quizás el dato más relevante, es el que proveen los NDF (No-deliverable funds), es decir, los contratos de futuro que se negocian en Wall Street.

Los mismos tienen por objeto fijar una cotización que brinde cobertura a la hora de tomar posiciones en una determinada moneda, en este caso el peso.

Los últimos datos disponibles indican que para fin de año el valor negociado es de $6,75, lo que implica un repunte de casi el 17% frente a los niveles actuales.

De llegarse a este precio, la tasa de devaluación rondaría el 5% promedio por mes. Es decir, un punto porcentual por encima de lo que se ha venido viendo en estos últimos meses.

No cabe duda que estas proyecciones suenan como un "canto de sirena" para quienes invierten en bonos dólar linked, títulos que ahora más que nunca sacan a relucir el atractivo de ofrecer lo que sube el dólar y proteger a inversores de una futura devaluación.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Finanzas