Salarios: este año se desaceleraron las subas para los profesionales "mejores pagos" de la Argentina

Los ajustes que recibieron en 2013 quienes se desempeñan en Petróleo y Minería son inferiores a los porcentajes a los que venían acostumbrados
22/10/2013 - 10:05hs
Salarios: este año se desaceleraron las subas para los profesionales "mejores pagos" de la Argentina

Considerados como los mejores pagos de la Argentina, los ejecutivos y profesionales que se desempeñan tanto en la industria petrolera como en Minería no recordarán el 2013 como un año de crecimiento salarial. Es que, esta vez, los ajustes recibidos lejos quedarán del 28-30% al que estaban acostumbrados.

Con incrementos muy competitivos, ambos sectores solían ser los que en las encuestas empujaban hacia arriba el promedio del "mercado general". Sin embargo, en 2013 los movimientos salariales vienen -y seguirán- en línea con el resto de las industrias.

En una presentación realizada días atrás durante la conferencia anual de FOCO, Luis Arispón, director regional de la firma de consultoría Hay Group, apuntó que "desde el 2010 alguno de los dos sectores siempre estuvo muy por arriba en términos de ajustes salariales. Este año, en cambio, cerrarán entre el 25 y 26%, es decir, igual o levemente superior al mercado".

"En términos absolutos, el personal de Petróleo y Minería sigue por arriba del resto. Sin embargo, los incrementos están comenzando a hacer una lectura del cambio de escenario económico local y global que puede venir. Se están tranquilizando", consideró el ejecutivo.

De hecho, según datos de Hay Group, en términos salariales hoy el sector petrolero está un 40% por encima del mercado general, mientras que en el minero la brecha es del 34 por ciento. (Ver infografías)

Al respecto, Arispón aseguró que "las grandes diferencias se ven sobre todo en los niveles intermedios de la pirámide".

En tanto, Gloria Cassano, directora de la consultora homónima y experta en reclutamiento y selección de ejecutivos, también consideró que "comparando un profesional de la industria petrolera con respecto a otras, como laboratorios o alimenticias, los salarios están entre un 30% y 40% por encima, a igual posición y responsabilidades".

Y contó: "No sólo estamos haciendo búsquedas para la Argentina sino también para el exterior. En los casos donde el puesto tiene base afuera, los sueldos son elevadísimos. La remuneración que, por ejemplo, ofrecen en Estados Unidos oscila entre u$s200.000 y u$s350.000 anuales por un gerente de primer nivel de reporte".

Ante semejantes diferencias, consideró Arispón, las empresas locales deben ser sumamente estratégicas para diferenciarse al captar a los perfiles específicos y el conocimiento que necesitan, teniendo en cuenta que la competencia es regional e, incluso, global.

En este escenario complicado para las compañías en cuanto a la atracción y retención de talento, también impacta el cepo cambiario.

Es que, producto de la actual brecha del 65% entre el dólar oficial y el blue, en las firmas crece la preocupación por la pérdida de poder adquisitivo que están sufriendo los ejecutivos que cobran en pesos y optan por dolarizar sus ahorros.

"Éste es un tema que inquieta cada vez más porque tiene un fuerte impacto en la competitividad de estas actividades", aseguró el consultor.

Como en ambos sectores económicos los proyectos son a largo plazo y cada inversión requiere de muchos estudios previos, "las multinacionales no se pueden perder recursos que estén directamente ligados e involucrados en los mismos", advirtió Arispón.

Y enfatizó: "Cuando un profesional local recibe una oferta laboral de Perú, ésta viene acompañada de una propuesta salarial significativamente mejor que las remuneraciones que se pagan en nuestro país, sobre todo en términos de capacidad de ahorro. Si bien la Argentina todavía tiene otros aspectos positivos, no dudarán en aceptar la propuesta."

El mercado petrolero

A nivel de demanda laboral, los reclutadores aseguran que para los puestos que no requieren experiencia en la misma industria, como por ejemplo gerentes contables o administrativos, es muy fácil encontrar profesionales.

Es que, en el ámbito del sector petrolero las posiciones staff -como las vinculadas a las áreas de Finanzas o Recursos Humanos- se ubican un 35% por arriba en términos salariales respecto a otras industrias.

En cambio, cuando se trata de dar con especialistas en temas afines a la industria, la tarea de los headhunters y reclutadores se complejiza al punto que deben indagar incluso entre profesionales del exterior.

A niveles técnicos, detalló Cassano, hoy se buscan expertos en distintos sectores. ingenieros de pozos petroleros, especialistas en perforación y técnicos para el uso de diferentes maquinarias, figuran entre los perfiles que pican en punta en cuanto a contrataciones.

Arispón, por su parte, vaticinó que la explotación del yacimiento Vaca Muerta significará una reactivación del sector petrolero ya que captará conocimiento e inversiones, lo cual puede mover el mercado laboral e, incluso, impactará en el sector minero porque "hay mucho conocimiento que se cruza". De hecho, en la actualidad la zona tiene 30 operadores instalados, produciendo o explorando.

Y aunque quienes se mueven en esta industria saben que los traslados son parte de su profesión, muchos de ellos no están dispuestos fácilmente a mudarse porque significa mover a toda la familia, y ese es un factor que complica bastante. "Sólo el 40% acepta los traslados", calculó Cassano.

El beneficio impositivo

El personal jerárquico y profesional de la Patagonia cuenta con su propio gremio. "Aunque tienen escalas salariales, en general, los sueldos ofrecidos superan los de convenio porque es la única manera de conseguir personal", manifestó Casssano.

A su vez, los empleados del sector petrolero cuentan con un tratamiento muy favorable en el Impuesto a las Ganancias respecto a quienes trabajan en el resto de las industrias del país.

"Esto posiciona a las empresas en una situación de ventaja en términos de poder retener o captar talentos", apuntó el experto en compensaciones Mariano Dantas.

Según explicó el tributarista Iván Sasovsky, "aunque no existe un régimen especial, muchas compañías petroleras se hacen cargo del Impuesto a las Ganancias de sus empleados, como forma de incentivo, el cual a su vez después pueden deducir".

"Por otro lado -añadió- con la última modificación del aumento de los mínimos no imponible, todos los que se encuentran en la región Patagónica tienen un incremento de las deducciones personales de un 20% por encima del resto de los empleados".

Y completó: "Este combo de situaciones hace que hoy a las empresas les sea más barato hacerse cargo del tributo que deberían pagar sus empleados. Incrementan el importe del sueldo pactado en la proporción que, una vez descontado Ganancias, al trabajador le quede el salario neto pactado al momento de la incorporación".

"Esto en sus comienzos fue para Neuquén, tras un conflicto sindical, y después las compañías lo implementaron en sus oficinas centrales. Así, por ejemplo, el ejecutivo de YPF en Puerto Madero tiene mejores condiciones salariales que el que está en la torre de enfrente", detalló Dantas.

Minería

Desde el 2005, cuando surgió el proyecto Veladero en San Juan, la actividad minera comenzó a desarrollarse progresivamente en el país.

En la actualidad, existen más de 15 proyectos en producción y se espera que en los próximos años continúe creciendo, de la mano de iniciativas como Pascua Lama y Cerro Negro, que están en fase de construcción.

El panorama es más amplio si se consideran los proyectos en exploración. De hecho, según datos de GEMERA, grupo de empresas exploradoras de la Argentina, solo el 25% de la superficie del país fue examinada en detalle.

No obstante, hoy la actividad atraviesa a nivel global un período particular donde los precios de los commodities han bajado, motivo por el cual muchas firmas están reduciendo sus costos y, por ello, no hay demanda masiva de mano de obra.

"En todo el mundo, las compañías vinculadas a la Minería están efectuando recortes de presupuesto, poniendo foco en las actividades o proyectos más rentables y evitando hacer apuestas importantes", apuntó Arispón, de Hay Group.

Sin embargo, como las multinacionales con operaciones en este sector sufren de altos índices de rotación de personal, siempre se mantienen activas en cuanto a búsquedas.

Denise De Olivera, gerente de la división Minería de Bayton, aseguró que la industria minera necesita de perfiles altamente capacitados.

Según un estudio realizado recientemente por la firma de consultoría, las profesiones más demandadas son las de jefaturas (que requieren un mínimo de tres años de experiencia) y las de ingenieros senior.

"Dentro de las profesiones más técnicas, se priorizan las ingenierías en minas, metalúrgicas, mecánicas, pero también ingenieros especializados en distintas etapas del proceso, como ser mina, planta, mantenimiento y compras, entre otros. En el caso de los técnicos, en su mayoría se requiere de equipos pesados, operarios de maquinarias y técnicos mineros para diversas áreas", detalló De Olivera.

Al ser la actividad una industria interdisciplinaria, también hay una necesidad de profesionales especializados en medio ambiente, seguridad, salud e higiene. Es decir, desde médicos y enfermeros hasta especialistas en medicina de alta montaña o emergencias.

Los geólogos, en tanto, continúan siendo muy requeridos en todas las fases de los proyectos. 

Tal como explicó la experta en selección de Bayton, las búsquedas son principalmente para la áreas mineras: San Juan, Santa Cruz, Neuquén, Salta, Jujuy, Mendoza, Catamarca.

En material salarial, Aristón hizo hincapié en que las promociones internas involucran un crecimiento en el nivel salarial de la posición.

Y explicó: "Antes el ascenso de un profesional podía causar una caída porque se estaba pasando una persona de una banda salarial a otra y entraba en el inicio de la nueva banda. Hoy, en cambio, las mineras están cuidando esos perfiles dando incrementos en línea con el 100% de la banda".

La mala noticia, sin embargo, es que en el sector minero el bono está atado a los resultados globales, por lo que el impacto negativo de la situación se nota.

"Como las previsiones globales no son alentadoras, el próximo bono real que reciban los profesionales en un alto porcentaje de empresas va a estar por debajo del target", concluyó el director de Hay Group.