Más artículos

La acción pasó los u$s1.000 y pide más: cómo comprar desde Argentina y subirse a la "googlemaní­a"

La acción pasó los u$s1.000 y pide más: cómo comprar desde Argentina y subirse a la "googlemaní­a"
El gigante de Internet sigue creando nuevas unidades de negocios y eso se refleja en el papel, que no para de crecer. La incursión en nuevas tecnologías
Por Rubén Ramallo
01.11.2013 10.53hs Finanzas

Google es un juego de palabras con el término "googol", acuñado por Milton Sirotta, sobrino del matemático norteamericano Edward Kasner, para referirse al número representado por un uno seguido de 100 ceros

En teoría, es una cantidad que no puede ser alcanzada por ninguna cosa en el universo.

Precisamente, el uso del término por parte de Google refleja la misión de la compañía fundada en septiembre de 1998 por Larry Page y Sergey Brin: organizar la inmensa cantidad de información disponible en la web y en el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal.

Ambos emprendedores se conocieron en la Universidad de Stanford, y desarrollaron un motor de búsqueda a partir de la tesis doctoral de su autoría, basada en las condiciones necesarias para mejorar las exploraciones en Internet.

El dominio "Google" fue registrado el 15 de septiembre de 1997 y, partiendo del proyecto original, fundaron el 4 de septiembre de 1998 la compañía Google Inc., aunque recién estrenaron en la web su motor de búsqueda el 27 del mismo mes, día considerado como la fecha de aniversario de esta firma.

Pasaron varios años y muchos desarrollos -algunos de los cuales fueron éxitos rotundos y otros desactivados- para que la empresa debutara en la bolsa neoyorkina, más precisamente en el mercado tecnológico Nasdaq, el 19 de agosto de 2004 a un precio de 85 dólares por acción.

Con el paso del tiempo la firma avanzó en forma sostenida, tanto en materia de innovación tecnológica como en el área de negocios, lo cual se fue reflejando en los resultados de sus balances como en la cotización de sus acciones en el mercado.

Tal es así que no hace mucho, más precisamente el 19 de octubre, superó los u$s1.000 por título, lo que implicó una revalorización del 1.100% en los nueve años que cotiza bajo el 'ticker' GOOG.

Haciendo las cuentas de rigor, implica una suba promedio anual en dólares del 31 por ciento.

El último gran incremento se registró el pasado 18 de octubre, cuando trepó nada menos que un 13,8%, luego que se conocieran los resultados de su último balance muy por encima de las estimaciones de los analistas.

La última gran estampida de su precio se produjo luego que se conociera que durante el tercer trimestre del año anotó una ganancia de u$s2.970 millones, frente a los u$s2.180 millones logrados en el mismo periodo del año anterior.

Todo ello a partir de ingresos que alcanzaron los u$s11.920 millones, frente a los 11.300 registrados en 2012.

Esa rueda fue el broche de oro para su rally ascendente que se inició en septiembre de 2012, momento en que sus títulos alcanzaron los 700 dólares.

A partir de ese momento el recorrido de la compañía en el tecnológico Nasdaq ha sido imparable, superando constantemente su nivel máximo. Así, en febrero sus acciones alcanzaron los u$s800 y a mediados de mayo subieron a los u$s900.

Ahora que se está posicionando sobre este nuevo piso, la pregunta que se hacen los analistas es si podrá seguir sorprendiendo a inversores o si ya agotó toda su capacidad de crecimiento.

"Después de que la compañía superó la barrera psicológica de los u$s1.000, la gran incógnita para los operadores es si estará en condiciones de superar las presiones que seguramente enfrentará, para continuar con su extraordinaria tendencia alcista", explica Víctor Rodríguez, analista de CMC Markets.

Sobre ese punto, el consenso del mercado parece indicar que los u$s1.000 no son suficientes, ya que estima que los títulos de la compañía podrían seguir creciendo.

El consenso de analistas, conformado por más de 20 bancos de inversión le asigna un precio objetivo que va de los u$s1.100 a los u$s1.220.

De todos ellos, Deutsche Bank es el más optimista pues es el que marca el nivel más alto. Otros, como Credit Suisse sitúan su precio objetivo en los 1.200 dólares.

Si se toma esta cifra como referencia, la firma todavía podría avanzar un 17% adicional.

El secreto del éxito
Una de las grandes fortalezas de este gigante tecnológico es su modelo de negocio.

No sólo es un motor de búsqueda en Internet, ya que también dio un salto al mundo de la tecnología con su sistema operativo Android y el sistema Chromium OS para computadoras.

En forma paralela ha lanzado su propia red social (Google+), que a la fecha es la segunda más utilizada con más de 340 millones de usuarios.

Además cuenta con diversos servicios como Youtube, Google Maps, Google Talk, Picasa y un largo etcétera.
 
Todo ello ha contribuido para que Google no sólo haga historia con el precio de sus acciones, sino también con el resto de sus números. Y es que según la media de firmas de inversión que sigue a la multinacional, este año su beneficio neto ascenderá a casi u$s12.680 millones, un 18,2% más que en 2012, lo que supondría lograr las mayores ganancias desde su nacimiento.

Un camino que secunda su posición de tesorería, ya que para los expertos la caja de Google se incrementará en el presente ejercicio un 35% con respecto al año pasado, hasta los u$s45.000 millones, también el nivel más alto de su historia, según consigna medio español el Economista.

Asimismo, en los últimos tres meses su capitalización bursátil trepó por encima de los u$s340.000 millones, lo que la sitúa como la segunda tecnológica con más peso en el mercado por detrás de Apple, de la que la separan unos 139.000 millones de dólares.

Para quien no se quiera quedar afuera
Como ya se mencionara, esta acción cotiza originalmente en el Nasdaq.

Quien quiera adquirirla desde Argentina deberá contar con una cuenta en el exterior para desde allí lanzar su orden de compra, pero también hay una forma de poder hacerlo localmente. Es a través de los denominados Cedears.

¿Qué es un Cedear? Los "CErtificados de DEpósito Argentinos" son, en su definición más sencilla, acciones de empresas no argentinas que cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Al comprar uno de estos títulos, el inversor adquiere una acción o su fracción de la empresa radicada en el exterior.

Desde Portfolio Personal sostienen que "surgieron para facilitar la operatoria, permitiendo a particulares y empresas, domiciliadas en el país, la inversión en valores extranjeros sin la necesidad de abrir una cuenta en el exterior".

"A la hora de elegir es conveniente la adquisición de aquellos que representen a las firmas más importantes del mercado estadounidense, pues tienen una mayor probabilidad de operar mayores volúmenes y facilitar de esta manera su compraventa", agregan.

A lo anterior se debe sumar quizás el dato más importante: más allá de la evolución de la acción que representan, su cotización toma en cuenta la evolución del tipo de cambio.

Así pues, en lo que va del año el Cedear de Google ha trepado en el mercado local un 100%.

Un porcentaje que prácticamente se divide en partes iguales entre la suba de la acción en el Nasdaq y la variación del dólar blue en la plaza argentina.

Pero en esta carrera ascendente, Google no está sola.

Existen otros papeles que a lo largo del año muestran importantes subas, como por ejemplo Microsoft, que avanzó un 85%; Citi, que ganó el 77% o Pfizer, que subió un 72%.

Los analistas internacionales se muestran optimistas respecto al futuro de la acción. Señalan que un papel de más de u$s1.000 no significa nada si la compañía tiene potencial suficiente para sostener perspectivas de crecimiento firmes, lo que se basa también en su capacidad de aprovechar las oportunidades que el mercado le brinda, características que Google cumple a la perfección.

Martin Tillier, analista de mercados estadounidense, dijo en un artículo publicado en la página de Nasdaq que es un buen momento para hacerse o retener las acciones de Google, pues éstas seguirán revalorizándose, al menos en el futuro cercano.

De hecho, Bank of America recomendó a sus clientes comprar estos títulos, ya que seguirán su sendero alcista.

En el orden local, Mauro Morelli, analista financiero de mercados de Rava, afirmó que "el Cedear de Google subió fuertemente por dos sencillas razones: la tendencia alcista muy fuerte a lo largo del año en el Nasdaq, cercana al 45%, y el avance del dólar en el orden local, lo cual generó un doble efecto en el mercado nacional".

"Es probable que la acción pueda seguir aumentando, pero quizás a un ritmo algo menor, sin tanta potencia como lo hizo a principios de octubre", sostuvo Morelli.

Por lo tanto, su réplica local (el Cedear) también vería reflejada esta suba, "aunque el efecto total dependerá de la evolución del tipo de cambio", concluyó el analista de Rava.

 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar