Un testigo clave complicó a Boudou y le dieron protección por amenazas de muerte

Un testigo clave complicó a Boudou y le dieron protección por amenazas de muerte
Guillermo Reinwick declaró que el vicepresidente "se interesó" en la empresa. Reveló que el funcionario se reunió con los Ciccone y Núñez Carmona  
Por iProfesional
03.12.2013 19.06hs Legales

Pese a los intentos para que suspenda la testimonial, Guillermo Reinwick llegó a los tribunales de Comodoro Py pasadas las 11. Según supo Infobae, minutos antes de las 12 comenzó a declarar por el caso Ciccone ante el juez Ariel Lijo y el fiscal Jorge Di Lello. Brindó su testimonio ante el magistrado durante más de cinco horas.

Ante Lijo, Reinwick confirmó la participación de Amado Boudou en la operatoria de Ciccone al señalar que el vicepresidente "se interesó" en la empresa. En ese sentido, el testigo señaló que Boudou, los hermanos Ciccone y José María Núñez Carmona mantuvieron una reunión en un restaurante de Puerto Madero.

Lijo ordenó que los abogados de Amado Boudou, Núñez Carmona y Alejandro Vandenbroele abandonen la sala mientras declaraba Reinwick. Fue porque el testigo denunció que recibió amenazas de muerte desde que la causa Ciccone llegó a Tribunales.

Reinwick, casado con la hija de Nicolás Ciccone, uno de los dueños de la imprenta, habría sido el enlace con Boudou y su socio José María Núñez Carmona, en las negociaciones para que el misterioso fondo The Old Fund desembarcara en la compañía encargada de fabricar billetes.

Según trascendió, concluida la testimonial, el juez ordenó que se le brinde protección a Reinwick a través del programa que dispone el Gobierno. ¿El motivo? Las amenazas que el testigo dijo haber recibido desde que el caso salió a la luz.

Cuando estalló el escándalo por sospechas de corrupción del vicepresidente allá por 2012, Reinwick firmó algunas solicitadas en las que se presentaba como el dueño de The Old Fund. Esa empresa era dirigida por Alejandro Vandenbroele, un abogado que dice no conocer a Boudou.

La mujer de Vandenbroele, Laura Muñoz, declaró ante la Justicia que su marido era algo así como un testaferro del vicepresidente. Pero la Justicia ya demostró que Vandenbroele vivió en el departamento de Boudou en el edificio River View de Puerto Madero. También pagaba el cable, las expensas, el servicio de internet, el teléfono de línea y pedía delivery.

En los Tribunales el empresario admitió haber dormido algunas noches allí porque teóricamente ese departamento estaba a nombre de su amigo Fabián Carosso Donatiello, quien hace años que no pisa la Argentina. Carosso Donatiello, teóricamente, le alquilaba el departamento a Boudou, pero el contrato aún no fue aportado a la causa judicial.

Hace una semana, Infobae reveló que la empresa The Old Fund puso como domicilio el departamento de Boudou para recibir la facturación de la empresa de celulares Nextel. Y además, el hermano de Vandenbroele, Walter, visitó el garaje de cortesía del departamento de Boudou. Y también existen llamadas telefónicas entre Vandenbroele y el secretario privado del vicepresidente Eduardo "Cachi" Romano. Todo confirma que Vandenbroele conocía a Boudou, por más que no haya una foto o un video que lo certifique.

El caso puede dar un vuelco de acuerdo con el testimonio de Reinwick, quien antes de declarar pidió garantías porque dijo temer por su seguridad y la de su familia.

Entre los testigos están el propio Nicolás Ciccone y sus hijas y también sus sobrinas, hijas del fallecido Héctor Ciccone. También deben declarar otros protagonistas mayores o menores del escándalo. Se investiga si Boudou se interesó por ayudar a The Old Fund ante la AFIP porque se sospecha que tenía relación con la empresa que finalmente se quedó con la máquina de hacer billetes que luego fue expropiada por el kirchnerismo en nombre de la "soberanía monetaria".

Boudou llegó con un recurso hasta la Cámara de Casación para pedir que se le cierre el caso por una figura llamada "falta de acción". El vicepresidente planteó que en la causa judicial en la que están investigados no se ha podido comprobar el delito de "negociaciones incompatibles con la función pública". 

Su pedido fue atendido por el fiscal de Casación Javier de Luca, reconocido penalista con dilatada trayectoria en la Justicia y uno de los integrantes del colectivo tribunalicio kirchnerista llamado "Justicia Legítima". De Luca sostuvo que como Boudou no tenía injerencia funcional sobre la AFIP no constituye delito el hecho de que haya enviado una carta a Echegaray para recomendar que le dieran una quita impositiva a The Old Fund. 

Los jueces Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani deben resolver si acceden al pedido de Boudou y cierran la causa judicial. Boudou recusó a Gemignani y ahora Borinsky, Hornos y el juez Eduardo Riggi deben determinar si hay motivos para apartar a Gemignani, según informó Infobae.

Temas relacionados
Legales en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído