Más artículos

Queremos empresas rentables pero... ¿cómo gestionamos los negocios?

Queremos empresas rentables pero... ¿cómo gestionamos los negocios?
En esta columna especial para iProfesional, Andrea Linardi, fundadora y directora de la consultora AL Grupo Humano, asegura que sólo las personas motivadas, respetadas, informadas y comprometidas deciden con la creatividad, la responsabilidad y el compromiso requeridos para alcanzar los objetivos
Por Andrea Linardi, directora de AL Grupo Humano
28.04.2014 11.44hs Management

Una empresa rentable es aquella que logra generar riqueza para sus stakeholders (accionistas, empleados, clientes, proveedores y comunidad a la cual pertenece) de un modo sostenible en el tiempo y en donde la sustentabilidad estaría presente.

Priorizar el largo plazo en la estrategia implica un modo de gestión de innovación, aprendizaje y flexibilidad, indispensable para el avance exitoso en un contexto de incertidumbre y complejidad, en el cual la única característica que se mantiene es el cambio constante. Como afirmaba Arie de Geus, quien gestionó el liderazgo de Shell en los 80, "la capacidad de aprender con mayor rapidez que los competidores quizá sea la única ventaja competitiva sostenible".

Podríamos entonces preguntarnos: ¿Contamos con el equipo de personas motivadas, responsables, con el accountability necesario para gestionar los contextos cambiantes e inciertos en el cual se mueven los negocios?, ¿Tenemos una cultura que promueva y apoye este modelo de gestión, que premie estos comportamientos, que castigue el delegar para arriba, el cuidar la propia silla y que permita aprender del error?, ¿Como líderes promovemos culturas en las cuales las personas tomen las mejores decisiones en cada oportunidad o exigimos la consulta constante y pedimos contar con la última palabra, desvalorizando el accountability tan explicitado en palabras?

Cuando se le preguntó a la escritora Maya Angelou qué es un líder, respondió que "un líder ve grandeza en los otros. Tú no puedes ser un líder si todo lo que ves es a ti mismo."

A nuestro entender, sólo las personas motivadas, respetadas, informadas y comprometidas deciden con la creatividad, la responsabilidad y el compromiso requeridos para alcanzar los objetivos planteados. Por lo tanto, podríamos decir que "ser valiente no debería ser un acto suicida".

Brafman y Beckstrom, en su libro "La araña y la estrella del mar", también analizan los modelos tradicional y moderno de gestión. A través de la metáfora de la araña, animal que muere si pierde la cabeza, nos muestran las desventajas de empresas con decisiones centralizadas. A diferencia de la estrella de mar, que no sólo no muere si pierde un tentáculo, sino que es capaz de reponerlo, nos representa las estructuras descentralizadas.

Los modelos de gestión modernos se basan en la minimización de estructuras jerárquicas, donde la información no es propiedad de unos pocos, sino que se comparte y fluye por la organización.

Como consecuencia, su capacidad de respuesta es mayor ya que cada miembro tiene acceso a los datos relevantes, los analiza, los comparte con aquellos que considera implicados y toma las decisiones más rápidamente.

De nosotros depende si diseñamos arañas o estrellas de mar. Como dice Peter Drucker: "Las empresas están perfectamente diseñadas para obtener los resultados que obtienen".

 

 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Management