NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Finanzas

En agosto la venta de dólares del Banco Central fue la más alta de los últimos siete meses

En agosto la venta de dólares del Banco Central fue la más alta de los últimos siete meses

En dicho mes se interrumpió una serie positiva de compras que había comenzado luego de la devaluación de enero, cuando se devaluó el peso más del 20%

08.09.2014 12.11hs Finanzas

Nada peor para la economía de un país que cuando comienzan a extenderse síntomas de desconfianza entre los agentes económicos. Y en el caso particular de Argentina, la respuesta natural a la misma es la retracción del consumo y la preferencia por la compra de dólares.

En este contexto, la falta de soluciones de fondo en la política monetaria y cambiaria complica al Banco Central y lo obligan, desde que la Argentina cayó en default, a vender divisas en una de cada dos ruedas en el mercado.

Agosto fue el primer mes que cerró con balance negativo en las intervenciones diarias del organismo; y septiembre se perfila, ya desde sus comienzos, como otro mes que le dejará números en rojo. Simultáneamente, el BCRA ensaya un repunte de la emisión que alimenta peligrosamente la demanda de dólares de empresas y particulares y le hace perder más reservas.

El equipo de Juan Carlos Fábrega se esforzó por enviar señales al mercado durante las últimas semanas con medidas ya probadas en el pasado y que mostraron poca efectividad, como la mayor restricción a las importaciones, la reducción de la tenencia de dólares de los bancos; o con la difusión de avances en desembolsos de acuerdos anunciados, como los que informó ayer el BCRA sobre el swap de monedas con China que ya había sido cerrado en julio durante la visita del presidente chino, Xi Jinping, a la Argentina.

La sobreactuación tuvo hasta ahora poco impacto: su mesa de dinero debió desprenderse de u$s100 millones durante agosto y de otros u$s43 millones en esta última semana, según las cifras provisorias que revela el BCRA y que luego son mayores a las que finalmente se contabiliza en su página web.

El mes pasado registró el primero en rojo de una racha positiva que había logrado mantener desde enero, cuando Fábrega subió las tasas de interés de las Lebac, devaluó un 20% el peso y forzó días más tarde a las entidades bancarias a reducir fuertemente sus tenencias en dólares. El organismo atraviesa ahora ruedas complicadas en las que debe vender hasta más de u$s90 millones (si bien éstas no son informadas a los medios).

"La economía nacional se va internando nuevamente en ese amargo escenario en el que quedó atrapada en enero: un estrangulamiento del mercado cambiario del que no se puede escapar sin un salto discreto del tipo de cambio", advirtió el economista Federico Muñoz a Ambito.

"El resultado es un mercado cambiario liliputiense: el Forex MAE negoció en los primeros días del mes unos u$s 100 millones diarios; un cuarto de lo habitual antes del cepo. Si bien hay migración de negocios al MEC, el otro mercado mayorista (de menor exposición), tan bajo volumen da cuenta de la virtual desaparición de la oferta de divisas; situación insostenible a mediano plazo, pero que no se revertirá sin una devaluación sensible", agregó.

Por si fuera poco, la política monetaria del Central viró a partir de julio y recuperó buena parte del sesgo expansivo que había perdido en los últimos meses.

El crecimiento se volvió a ubicar por encima del 20% anual, por efecto, en buena parte, de las necesidades del Tesoro. Sólo por operaciones con el sector público, la cantidad de pesos en circulación se incrementó en $29.000 millones en agosto.

 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas