El real brasileño cae a su nivel mí­nimo en casi una década y pone al resto de los paí­ses de la región en alerta

El real brasileño cae a su nivel mí­nimo en casi una década y pone al resto de los paí­ses de la región en alerta
La moneda cotizó este jueves a 2,56 unidades por dólar, tras perder más del 6% de su valor en cinco sesiones                  
Por iProfesional
07.11.2014 10.12hs Economía

El real brasileño cayó un 1,8% este jueves, en la quinta baja seguida, alcanzando su nivel mínimo en casi una década, al cotizar a 2,56 unidades por dólar.

Según los analistas del mercado la debilidad de la moneda de Brasil refleja la incertidumbre sobre el futuro de la política económica de la presidenta Dilma Rousseff.

El real perdió más de 6% de su valor en cinco sesiones y cotizó en su mínimo desde abril del 2005.

El volumen del mercado cambiario fue de alrededor de u$s800 millones.

Rousseff, recientemente reelecta, debe anunciar el nombre de su futuro ministro de Hacienda en la segunda quincena de noviembre, informó el medio 247.

Anuncios

La presidenta de Brasil dijo este jueves que intensificará la lucha contra la inflación y fortalecerá las cuentas públicas con recortes de presupuesto, informaron el jueves medios locales.

En una entrevista con los cuatro principales periódicos del país, Rousseff aseguró que el Gobierno tendrá que "hacer los deberes" buscando recortar gastos y no depender de las tasas de interés para frenar la inflación.

"Necesitamos endurecer los controles para la inflación", señaló Rousseff según citó el diario Folha de Sao Paulo.

"Tenemos un problema interno con la inflación", agregó la mandataria.

La líder está bajo una creciente presión para limitar el gasto público, reducir los aumentos de precios, y revitalizar la economía para ganarse nuevamente la confianza y el favor de los inversores, preocupados por su tendencia hacia una política económica dirigista y estricta.

Rousseff dijo que los gastos del Gobierno serán revisados "a través de una lupa" y sugirió que los cambios se implementarían gradualmente, según el sitio web del periódico O Globo. No especificó qué recortes se aplicarían al presupuesto, pero agregó que "varias partidas pueden ser reducidas".

Varios economistas citan al fuerte gasto público como una de las principales razones para la existencia de una inflación persistentemente alta en Brasil, con una tasa anualizada que supera el techo del rango meta oficial.

El Banco Central sacudió a los inversores con una sorpresiva alza de tasas de interés la semana pasada, en un intento por contener la inflación que corre el riesgo de terminar el año por sobre el objetivo del organismo del 4,5%, más o menos dos puntos porcentuales.

Rousseff aseguró que no planea alterar la meta oficial de inflación, según informó la agencia Reuters.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído