Denuncian que la industria frigorí­fica lleva 25 meses de estancamiento

Desde CICCRA aseguran que es "imprescindible que se mejore el tipo de cambio efectivo para nuestras exportaciones" cárnicas "sin saltos devaluatorios"
Por iProfesional
20/02/2015 - 17,00hs
Denuncian que la industria frigorí­fica lleva 25 meses de estancamiento

El esquema de alta inflación carcomió la competitividad de la carne argentina frente a naciones que a lo largo de la historia se había ubicado varios escalones por debajo del país en ese rubro, y entre 2007 y 2011 se perdieron 12,3 millones de cabezas.

En sólo cuatro años, la pérdida relativa fue de 10,7% con relación al Uruguay, 14,5% con Nueva Zelanda, 28,7% con Australia y 37,1% con Brasil, principales competidores, según la Cámara de Industrias Frigoríficas (CICCRA).

En enero de 2015 la industria frigorífica vacuna replicó el nivel de actividad de diciembre pasado y, de esta manera, cumplió 25 meses de estancamiento. Mientras que en el período enero 2013-enero 2015 se faenó un promedio de 1,032 millones de cabezas mensuales, es decir apenas 1,7% menos que en el primer mes del corriente año.

En relación a un año atrás, la faena cayó 0,3%, y fue la undécima baja en trece meses; sólo creció en marzo y en junio del año pasado. El primer mes del año se ubicó en el vigésimo puesto de los últimos 36 enero, y el nivel de actividad resultó 2,5% inferior al promedio de los enero de 1980 a 2015.

La entidad que preside Miguel Schiariti, publicó un nuevo informe mensual y analizó en su editorial que "el negocio cárnico se vio muy afectado por la política manifiestamente antiganadera desarrollada sobre todo a partir de 2006, con una estrategia de creciente intervencionismo que colocó a nuestro sector al borde de la asfixia".

Recordó que entre 2007 y 2011 se perdieron 12,3 millones de cabezas (alrededor de 20% del stock total), de las cuales hasta el momento se recuperaron "sólo 3,6 millones".

Por otro lado, señalaron los autores del reporte, que "el esquema de administración total del tipo de cambio y del mercado cambiario, junto con una política monetaria súperexpansiva" logró carcomer "progresivamente la competitividad de nuestra carne en los mercados internacionales".

Según la Cámara, en los últimos cuatro años "se observó una muy importante caída del tipo de cambio real". Mientras "la cotización del dólar norteamericano subió 115% en este período, el índice de precios al consumidor (IPC) Congreso aumentó 173,7%. Esto implica que el tipo de cambio real se retrajo 25,3% en apenas cuatro años: -3,9% a lo largo de 2014, producto de la fuerte corrección que tuvo el tipo de cambio a finales de enero de aquel año", sostuvieron.

En Uruguay y Nueva Zelanda, dos países exportadores de cortes vacunos, el tipo de cambio real medido en dólares también disminuyó entre finales de 2010 y 2014. Pero en CICCRA destacaron que lo hizo a un ritmo más moderado, lo cual "dejó a sus producciones en una situación menos comprometida que la nuestra".

"Y en particular a lo largo de 2014 en ambos casos se registraron leves mejoras del tipo de cambio real, cosa que no ocurrió en Argentina. En el caso uruguayo, la recuperación fue de 2,8%, y en el caso neocelandés, fue de 3,2%. En tanto, en Brasil y Australia, primer y tercer exportador mundial de carne vacuna, en los últimos cuatro años el tipo de cambio real subió 18,7% y 4,8%, respectivamente, con mejoras en cada caso de 5,3% y 5,4% en 2014.

"Esto implica que nuestro bife viene perdiendo una significativa cuota de competitividad en relación al de los principales competidores", destacaron.

Reclamaron en este sentido que para que "las empresas exportadoras lleguen hasta el final de este gobierno en condiciones de seguir operando es imprescindible que se mejore el tipo de cambio efectivo para nuestras exportaciones" cárnicas, aunque "sin apelar a saltos devaluatorios y sin afectar el aporte sectorial actual".

Temas relacionados