iProfesional

Cuidado del bolsillo: explotan las compras por Internet y se vende por la web más que en shoppings

Las ventas online crecieron 60% en 2014 y superaron los $40.000 M, un 25% más que la facturación de los 40 centros de compra de Capital y Gran Buenos Aires
Por Guadalupe Piñeiro Michel
13/03/2015 - 14,07hs
Cuidado del bolsillo: explotan las compras por Internet y se vende por la web más que en shoppings

La desconfianza que algunos argentinos sentían al momento de realizar una compra por Internet se ha ido disipando con el paso de los años, dando pie a un fuerte crecimiento de este canal de ventas.

Los temores derivados del uso de la tarjeta de crédito a través de una plataforma online y las dudas que muchas personas tenían por no poder ver el producto "en vivo y en directo", implicaron que esta opción tardara un poco más en prender entre los argentinos. 

Sin embargo, la buena experiencia de los usuarios, sumada a la masificación que tuvieron los smartphones en el país y, sobre todo, los precios más atractivos, llevaron a que el comercio electrónico hoy esté viviendo un verdadero boom. 

Mientras que años atrás la web era una herramienta básicamente de consulta y que se utilizaba en mayor medida para comparar precios antes de realizar una compra por el canal tradicional, en la actualidad pasó a tener un rol protagónico.

Cada vez son más los argentinos que, en lugar de ir a un shopping o a un local a la calle, ingresan directamente en las tiendas virtuales para adquirir allí desde indumentaria y productos de electrónica hasta juguetes y autopartes, muchas veces a valores más accesibles. 

Pero no sólo es alta la demanda de artículos. También se incrementó con fuerza la contratación de servicios vía web, tales como turismo o delivery de comida.  

Crecimiento explosivo

Según datos de la Cámara de Comercio Electrónico (Cace), el 75% de los argentinos se conectan a Internet con frecuencia y, de ese total, casi el 50% realiza compras de productos y servicios por el canal online, lo que equivale a unas 14 millones de personas cada año. 

De la mano de esta masificación, el comercio online hoy vive su momento de auge. De acuerdo con la entidad, la facturación global de empresas que operaron a través de este canal de ventas ascendió a los $40.000 millones durante 2014. 

Esto implicó un fuerte salto del 60% respecto de los niveles de 2013, lo que deja a las claras la expansión que ha logrado este formato.

Este fuerte repunte en la comercialización por Internet marca un gran contraste respecto de la realidad que tuvieron que afrontar los comercios minoristas, cuyas ventas, según datos de CAME, cayeron casi 7% en 2014, sin que ninguno de los 22 rubros relevados escapara de esta tendencia.

No sólo eso. Para ponerlo en perspectiva basta saber que la facturación por operaciones realizadas a través de la web ya supera a las ventas registradas en los cerca de 40 shoppings ubicados en Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, que el año pasado totalizaron $32.500 millones. 

A esto se suma otro dato clave: la tasa de crecimiento de las compras efectuadas vía Internet prácticamente duplicó a la variación que experimentó la demanda en dichos centros de compras.

A efectos comparativos cabe aclarar que si bien es cierto que la medición online contempla servicios turísticos, de poca presencia en los shoppings, en la medición de éstos últimos también se consideran otros servicios como gastronomía y ventas de entradas de cine, con poca presencia en la web. 

Los productos que lideran la "fiebre" onlineEl informe de la CACE reveló que la categoría "turismo y pasajes" viene liderando cómodamente el negocio de las ventas online, con casi un 30% de participación sobre la facturación global, de la mano de operaciones por casi $10.000 millones a lo largo de 2014.

En diálogo con iProfesional, Julián Gurfinkiel, cofundador de los portales Descuentocity y Turismocity, aseguró que si bien el incremento en el e-commerce en el país se dio en forma generalizada, en el último año éste se sintió con más fuerza en el caso del turismo.

"A la gente le gusta organizar el viaje desde su casa", recalcó.

"Una ventaja no menor es tener la cotización al instante, un detalle clave considerando que en la industria turística los precios cambian todos los días, de acuerdo con la demanda de tickets y los lugares disponibles en los aviones", agregó Gurfinkel. 

Así, el rubro turismo hoy más que duplica a la segunda categoría en importancia, que es la de equipos y accesorios de electrónica, que posee un share del 12,5% y ventas por más de $4.500 millones.

El top 3 de las actividades más dinero mueven en la web se completa con alimentos, bebidas y artículos de limpieza, con una facturación de $2.520 millones y una participación del 7%, mientras que los productos de línea blanca sumaron $1.910 millones (5% de share), tal como se puede observar en el siguiente gráfico:

Más oferta, más demanda

La comodidad de hacer las compras desde el hogar es uno de los estímulos que empuja a cada vez más argentinos a comprar por Internet. Y este boom obligó a muchas empresas y cadenas de retail a potenciar sus plataformas online para no quedarse fuera de este negocio.

"El comercio de la web viene creciendo de la mano de más compradores que lo hacen en mayor cantidad año a año. Pasa un poco lo que sucede en los bancos con el home banking. Esto no es sólo un esfuerzo desde la demanda sino también desde la oferta. Creo que las entidades han hecho muy buen trabajo en educar a los clientes a usar las plataformas online por productividad, eficiencia, tiempo, y eso repercutió en el mundo de la industria en general", afirmó el presidente de CACE, Gustavo Sambucetti.

La comodidad es un factor que ayuda especialmente a potenciar las ventas en rubros como turismo y gastronomía.

Desde la cadena de empanadas El Noble, por ejemplo, destacaron que la facturación en el canal online equivale a la de dos locales tradicionales, cuando hace algunos años no llegaba a representar la demanda de uno. Además, de ese total, 80% de los pedidos se origina a través de la página web y del perfil de Facebook.

Las "promos", otro atractivoLa comodidad no es el único incentivo que encuentran los compradores a la hora de optar por la web: los descuentos también pesan -y mucho- al momento de explicar el auge de las ventas online. 

En este sentido, dos eventos se han posicionado con fuerza en el calendario anual de consumo: el Cyber Monday y el Hot Sale.

Se trata de jornadas en las que las marcas -de tecnología, indumentaria y turismo, principalmente- ponen "toda la carne al asador" en materia de descuentos y en las que los usuarios pueden acceder a determinados productos pagando hasta la mitad de su valor.

El furor por las compras online quedó en evidencia el año pasado cuando la recaudación del Cyber Monday alcanzó los casi $200 millones. 

"Se vendió un 600% más que un día normal en los comercios", remarcó un informe realizado por la cámara.

En el caso del Hot Sale, "los usuarios pudieron aprovechar ahorros que llegaron hasta un 40% en artículos electrónicos", puntualizó Gurfinkiel.

Pero las iniciativas para atraer compradores no terminan allí. Hay portales que están comenzando a implementar sus propias estrategias para potenciar sus ventas online. 

Un caso reciente es el del sitio de comercio electrónico MercadoPago, que hace poco lanzó una propuesta de descuentos a través de la web de tipo "one shot" denominada "Hot Day", a través de la cual se otorgaron rebajas del 30% en diferentes productos (ver imagen).

Paralelamente, del lado de los que ofrecen los artículos a la venta, las opciones también se incrementaron en los últimos años, dado que el comercio electrónico permite emprender un negocio sin la necesidad de tener que afrontar grandes costos de estructura, comenzando por el alquiler de un local, un aspecto que resulta clave en épocas inflacionarias. 

"Internet reduce las barreras de entrada. Hoy existen muchos emprendedores que se están abocando al comercio online", aseguró a iProfesional Lorena Amarante, presidenta de Online Marketing Latam (OMLATAM), una asociación dirigida a los profesionales de marketing online de Latinoamérica.

Claro que estas ventajas -los menores costos y la necesidad de no contar con una gran estructura para iniciar un negocio en un canal de ventas online- también vienen despertando críticas desde ciertos sectores empresarios, que suelen atacar este formato de ventas.

En un reciente informe, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) incluyó a la comercialización que efectúan algunos particulares por Internet -especialmente aquellos que no suelen emitir facturas o no están debidamente registrados- entre las formas más frecuentes de venta ilegal.

En el caso del rubro vinos, por citar un ejemplo, algunos portales de venta electrónica ofrecen descuentos que llegan a ser del 50% respecto al precio sugerido "oficial" que publican las bodegas, lo que genera desconfianza en el canal tradicional.

Más smartphones, más comercio onlineEl comercio vía web sigue creciendo a "tasas chinas" de la mano de la masificación de los dispositivos móviles, con los smartphones a la cabeza.

"Los celulares avanzan a pasos agigantados y es imposible frenarlos. Es común escuchar de los clientes que digan que el 30% del tráfico a su sitio o más ya proviene de las terminales móviles", afirmó Juan Francisco Di Nucci, CEO de Must Mobile, agencia de Marketing especializada en dispositivos móviles.

De hecho, el porcentaje de usuarios que accedió desde smartphones durante las dos jornadas del último Cyber Monday se acercó al 25%, varios puntos por encima de la edición anterior. 

Sambucetti, de CACE, auguró un mayor crecimiento a medida que sigan masificándose los smpartphones, una tendencia que se fue imponiendo en otros mercados más desarrollados, como es el caso de EE.UU. y que también se refleja en la Argentina.