Más artículos

Llega el adiós a los cables para cargar el celular, la tableta y la computadora

Llega el adiós a los cables para cargar el celular, la tableta y la computadora
A fin de año se estima que estará en el mercado una tecnología que permitirá alimentar móviles, tablets y laptops sin precisar de toma corrientes
Por César Dergarabedian, enviado especial a Barcelona, Catalunya.
05.03.2015 16.09hs Tecnología

¿Cuál es la mesa más codiciada en muchos bares? Aquella que está cerca de una toma corriente de energía eléctrica para cargar el teléfono móvil, la computadora portátil o la tableta.

Antes de los “smartphones”, la duración de la batería no era un problema, porque los celulares sólo enviaban y recibían llamadas de voz y mensajes cortos de texto.

Sin embargo, la multitud de aplicaciones y sensores que interactúan desde el teléfono y la tableta con Internet, el brillo de grandes pantallas, la captura de fotos y videos y un sinnúmero de tareas más, sumados a las deficientes redes de los operadores móviles, generaron uno de los principales reclamos de los usuarios de esos dispositivos.

Mientras la industria tecnológica aun no encontró la técnica clave para obtener baterías de gran duración, los usuarios intentan resolver el problema con cargadores portátiles de energía y la búsqueda casi desesperada de enchufes en bares y oficinas.

Por ejemplo, en el Mobile World Congress (MWC), el mayor encuentro mundial de tecnologías móviles que se realizó la primera semana de marzo en la ciudad catalana de Barcelona, hay “lockers” donde una persona puede dejar su celular o tableta cargándose en un cofre cerrado por una contraseña numérica.

También hay cargadores solares en la feria de Barcelona, y los toma corrientes están en todas partes, a excepción de las salas de conferencias.

Sin embargo, a fin de año se estima que llegará al mercado una tecnología antigua, de más de un siglo de vida, que permitirá alimentar celulares, tabletas y computadoras portátiles sin necesidad de cables.

La tecnología, que exhibió Intel, el mayor fabricante mundial de chips, arribará primero en restaurantes, hoteles y aeropuertos de los Estados Unidos, aunque está previsto que se pueda comercializar para el hogar.

El enviado especial de iProfesional en el MWC presenció diferentes pruebas de este sistema, en teléfonos móviles Samsung Galaxy y el iPhone de Apple, además de computadoras portátiles.

El creador de esta tecnología es el inventor serbio Nicola Tesla, quien hizo los primeros experimentos entre 1891 y 1904, encendiendo bombillas suspendidas en el aire, con una fuente de poder situada al otro lado de un escenario.

Intel mostró una tabla cuadrada que integra tecnología para cargar cualquier tipo de equipos sin cables. 

Según dijeron voceros de la empresa a iProfesional, este dispositivo podría llegar al mercado a finales de 2015.

No se trata de un sistema de carga inalámbrica y a distancia, porque requiere que el equipo cuya batería está agotada deba colocarse sobre una superficie plana o cóncava.

En rigor el cargador está debajo de una mesa o escritorio. El sistema traspasa hasta 5 cm de madera u otros materiales comunes. 

Además, en el caso del iPhone y algunos modelos de Galaxy, deben tener un accesorio similar a una carcaza que se conecta al toma corriente del equipo.

Otra ventaja de este desarrollo es que un sólo dispositivo podrá cargar varios computadoras, teléfonos y tabletas en forma simultánea, ¡adiós a las peleas y discusiones por el uso del enchufe!

Mensaje para los ansiosos: esta tecnología no acelera el tiempo de la carga, aún tomará entre una y dos horas lograr la carga completa del aparato.

Debajo, dos videos grabados por el enviado especial de iProfesional en el MWC:

UnionesEn 2008 nació el Wireless Power Consortium para crear estándares que permitan a los fabricantes el diseño de dispositivos para recargar la batería de celulares, tabletas y laptops sin cables, y de forma segura para la salud.

Luego, tres asociaciones estadounidenses con más de 100 firmas tecnológicas detrás de ellas, el WPC, Power Matter Alliance (PMA) y Alliance 4 Wireless Power (A4WP, que entre otros integra Intel) presionaron la industria de telefonía móvil para que adopte la carga inalámbrica como un estándar.

“Uniremos fuerzas para ofrecer mejores funciones y sistemas para la carga inalámbrica en diferentes equipos. Esto significa que pronto en restaurantes, aeropuertos, espacios públicos, autos y sitios privados, los consumidores quedarán libres de traer consigo sus cargadores”, dijo el consorcio de asociaciones en un comunicado publicado el 17 de febrero de 2015.

La llegada de esta tecnología afectará las ventas de los cables cargadores, conectores y pilas externas. 

Fabricantes como Samsung, Sony, LG, Apple y otros deben incorporar cambios en sus equipos para que puedan adaptarse a este tipo de recarga.

Algunas de las cadenas de comida que trabajan en la instalación de nueva infraestructura para carga inalámbrica son McDonald's y Starbucks, según las asociaciones PMA y A4WP.

Quienes se frotan las manos son los vendedores de componentes para transmitir energía de modo inalámbrico. 

Por ejemplo, en 2013, el mercado tenía un valor total de 216 millones de dólares y para 2018 valdría 8.500 millones de dólares, de acuerdo a un estudio de la firma de análisis financiero estadounidense IHS.

Samsung se adelantó y ya ofrece dispositivos que permiten cargas inalámbricas, en especial con sus últimos modelos de teléfono de la línea Galaxy.

En el caso de Apple, el 19 de septiembre de 2013 solicitó una patente para carga inalámbrica. La tecnología utiliza resonancia magnética por proximidad.

Con esto, como ya sucedió en otras áreas, la compañía se alejó del estándar de la industria con un producto distinto, aunque no está confirmado que vaya a utilizar esa patente.

IkeaEn el MWC, Ikea, el fabricante sueco de muebles presentó una gama de muebles capaces de recargar la batería de algunos “smartphones” y dispositivos móviles sin necesidad de enchufar éstos últimos.

Al igual que en el caso de Intel, el mueble requiere de conexión a la red eléctrica. Se trata de mesas, escritorios y lámparas, que incorporan en su superficie una especie de almohadilla o parche de carga, donde se podrá depositar el dispositivo.

El equipo no necesitará ninguna conexión por cable sino que recibirá la carga mediante inducción, un proceso que no requiere contacto directo.

A diferencia del sistema que impulsa Intel, la carga por inducción utiliza un campo electromagnético para transferir energía entre dos objetos. 

Los muebles llegarán a las tiendas Ikea de Europa y Norteamérica el 15 de abril, y serán lanzados en todo el mundo más adelante. El precio de estos muebles cargadores será unos 20 euros más caro que el del mismo modelo sin cargador. 

Los clientes podrán también adquirir un kit independiente que podrá acoplarse a otros muebles de la cadena para dotarlos de esta capacidad, valorado en 30 euros.

Ikea eligió un estándar llamado Qi, impulsado por el Wireless Power Consortium. Lo utiliza Google como cargador inalámbrico para los “smartphones” de la compañía, Nexus 4, Nexus 5 y Nexus 7, fabricados por la coreana LG.

La desventaja, según señalaron desde INtel, es que esta tecnología obliga a colocar el equipo en una posición y ubicación determinada y fija.

Guerra a los cables y conectoresEn febrero, Intel anunció sus nuevos chips Core basados en la microarquitectura Broadwell, que ofrecen soporte para tecnologías que podrían liberar a las computadoras de una parva de cables y conectores. 

La empresa propone a los usuarios dejar de llevar los cargadores y alimentar de energía a sus las laptops de forma inalámbrica. 

De la misma forma, los usuarios podrán conectarse inalámbricamente con los periféricos, lo cual podría reducir la necesidad de pantallas y cables USB.

Por ahora, los nuevos chips Broadwell solo soportarán la conectividad inalámbrica en pantallas y periféricos. 

Se espera que la carga inalámbrica llegue en el segundo semestre de este año gracias a los nuevos procesadores Skylake, que serían los sucesores de Broadwell.

Las nuevas laptops con Broadwell soportarán la tecnología Wireless Docking de Intel, que consiste en un dock a través del cual las laptops, periféricos y monitores pueden comunicarse inalámbricamente. 

Las portátiles y tabletas enlazadas a través de un dock pueden inmediatamente compartir o transferir datos con solo el movimiento de un dedo en una pantalla. 

El dock puede soportar hasta dos pantallas de alta definición, tabletas, cámaras, discos de almacenamiento y otros periféricos.

El dock inalámbrico se basa en la tecnología WiGig, la cual proporciona transferencia de datos a una velocidad de hasta 7Gbps en distancias cortas. 

Aunque la transferencia de datos sostenida no llegaría a esta velocidad, puede emitir en forma inalámbrica películas de alta definición a pantallas externas. 

Temas relacionados