Más artículos

Efecto Santa Fe: preocupa a la Justicia el proceso electoral en provincias

Tras el escándalo en Santa Fe, jueces, funcionarios y dirigentes advierten por los problemas. Reclaman más coordinación entre la Nación y los distritos

25.04.2015 14.21hs Actualidad

Las irregularidades que se detectaron en el escrutinio de las primarias en Santa Fe, el domingo pasado, encendieron una luz de alarma en la justicia electoral, en funcionarios del Gobierno y en dirigentes del oficialismo y de la oposición.

La preocupación es que aquel escándalo se replique en otras provincias que, al igual que Santa Fe, decidieron desdoblar la fecha de sus elecciones locales. Temen que, al no contar con la apoyatura de la justicia electoral nacional -lo que sí ocurre en los distritos con elecciones provinciales simultáneas con las nacionales-, el derecho del votante no esté plenamente garantizado.

El federalismo electoral, que surge del artículo 122 de la Constitución, alcanzó este año su punto de máxima dispersión. Hay elecciones desdobladas en 19 de las 24 provincias, lo que obliga al ciudadano a votar hasta seis veces.

Para peor, algunos municipios decidieron desdoblar sus comicios de los provinciales y de los nacionales. Por si fuera poco, en algunas provincias -Jujuy, Misiones, Formosa y Santa Cruz- rige la ley de lemas, cuestionada por exacerbar la fragmentación y confundir al votante.

Además, no en todas las provincias se vota igual: en Santa Fe y Córdoba rige la boleta única, mientras que en Salta (donde hubo denuncias de fraude en las últimas primarias) funciona el voto electrónico, lo mismo que ocurrirá en la ciudad de Buenos Aires para la elección general del 5 de julio.

La Cámara Nacional Electoral expresó en numerosas oportunidades, desde hace cuatro años, los problemas que esta dispersión electoral provoca. El caso de Santa Fe recrudeció sus inquietudes.

"Éste es un tema que nos preocupa -expresó el presidente de la Cámara, Santiago Corcuera-. No cuestionamos la matriz federal del país en absoluto. Reivindicamos el federalismo, pero es imperioso que haya una mayor coordinación entre la Nación y las provincias en materia electoral, para que se garanticen ciertos estándares de equidad y de transparencia en todo el país. Es fundamental que haya claridad en el proceso político: lo que está en juego es el derecho al voto del ciudadano," según La Nación.

En la Argentina, las elecciones provinciales y nacionales se celebraron históricamente en una misma fecha y bajo un mismo sistema de votación. Para ello, se conforman juntas electorales nacionales en todo el país, integradas por autoridades judiciales federales y provinciales. Es decir que en distritos con elecciones simultáneas ambas competencias actúan en conjunto. Sin embargo, en las provincias con elecciones desdobladas sólo funcionan los tribunales electorales provinciales, por lo que están más expuestas a riesgos y problemas.

"Hay tribunales provinciales que no son lo suficientemente robustos y, para peor, muchos están influidos por el poder político de los gobernadores. Esto explica por qué no quieren ir a elecciones simultáneas con la Nación: primero, por conveniencias partidarias personales y, sobre todo, porque perderían el control del proceso electoral", deslizó al matutino un dirigente de la oposición que pidió reserva de su nombre.

Alejandro Tullio, quien encabeza la Dirección Nacional Electoral, también admitió su preocupación por esta suerte de balcanización en los procedimientos electorales en las provincias, aunque descartó que esto pudiera afectar los escrutinios y, por ende, los resultados de los respectivos comicios.

"Hay que trabajar en un federalismo coordinado entre la Nación y las provincias, respetando las autonomías de los distritos. Buscar estándares mínimos que garanticen la calidad del ejercicio de los derechos ciudadanos", enfatizó el funcionario.

El apoderado del justicialismo, el diputado oficialista Jorge Landau, enfatizó que si todas las elecciones, nacionales, provinciales y municipales coincidieran en una misma fecha, se facilitaría el escrutinio y se evitarían eventuales manipulaciones.

"Las dos competencias, la federal y la provincial, trabajarían en consonancia", sostuvo, al tiempo que advirtió que, cuando las elecciones son desdobladas y actúan las juntas provinciales, las medidas que éstas adopten no son revisables. "Esto deja a los partidos políticos y a la ciudadanía bajo una terrible indefensión", enfatizó.

Esta exacerbada descentralización en materia electoral no sólo incide al momento de votar. Así lo advirtió Hernán Gonçalves Figueiredo, secretario de Actuación Judicial de la Cámara Nacional Electoral, quien señaló que hay una enorme superposición de normas electorales, tanto a nivel nacional como provincial, que provoca confusiones y conflictos en la administración electoral y en el sistema de partidos.

Por ejemplo, en materia de afiliaciones, gestión financiera de los partidos políticos, rendición de cuentas, control y publicidad. Otro ejemplo es que no todas las provincias permiten el voto optativo de los jóvenes mayores de 16 años, derecho que sí está consagrado a nivel nacional..

 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas