Promulgan la ley que pone lí­mites a las medidas de fuerza en el servicio aéreo
Mediante un decreto publicado se declaró el área como servicio público esencial y se creó además la Empresa Argentina de Navegación Aérea
Por iProfesional
31.07.2015 12.35hs Legales

El Gobierno promulgó el jueves la ley 27.161, que establece que la prestación de los servicios de navegación aérea en y desde el territorio de la República Argentina constituyen un servicio público esencial, y crea además la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA).

La norma, sancionada el pasado 15 de julio, se publicó en el Boletín Oficial mediante el decreto 1425/2015. Precisa que el servicio público de navegación aérea comprende la Gestión del Tránsito Aéreo, incluyendo los Servicios de Tránsito Aéreo; la Gestión de Afluencia del Tránsito Aéreo y la Gestión del Espacio Aéreo.

También son parte de la navegación aérea los Servicios de Información Aeronáutica; el Servicio de Comunicaciones Aeronáuticas; el Sistema de Comunicaciones, Navegación y Vigilancia; el Servicio de Búsqueda y Salvamento; y el Servicio Meteorológico para la Navegación Aérea.

La ley dispone que la actividad realizada en el marco del Servicio Público de Navegación Aérea debe garantizar la seguridad, regularidad y eficiencia de la navegación aérea, respetando los parámetros de seguridad operacional establecidos o a establecerse por el Sistema Nacional de la Gestión de Seguridad Operacional de la Aviación Civil del Estado Argentino, entre otros.

Dicho servicio se desarrolla en el territorio argentino, sus aguas jurisdiccionales, el espacio aéreo que los cubre y los espacios aéreos extraterritoriales.

La normativa establece además que, en la medida que la aeronavegación sea un servicio público esencial, los sindicatos de trabajadores aéreos deberán garantizar la prestación de una guardia mínima en caso de tomar medidas de fuerza por reclamos gremiales en este sector.

Por otra parte, la creación de la EANA tiene como objetivo la prestación del Servicio Público de Navegación Aérea, con excepción de los servicios prestados por el Ministerio de Defensa, aclaró la agencia Télam.

A partir de esta sanción, la Dirección General de Control de Tránsito Aéreo dependiente de la Fuerza Aérea Argentina, pasa de depender de la Secretaría de Estrategia de Asuntos Militares del Ministerio de Defensa.