Más artículos

El 93% de los empresarios está preocupado por el incremento de casos de soborno en el sector privado
Especialistas anticipan que se multiplicarán también el lavado de activos, la corrupción, la manipulación de ofertas y la fijación indebida de precios
03.08.2015 19.00hs Management

Más del 50% de los profesionales del área de "compliance" consultados en un reciente relevamiento anticiparon que en el sector privado se incrementarán los casos de soborno, lavado de activos y la corrupción. 

Según el informe recientemente publicado por la firma global especialista en mitigación de riesgos, Kroll, las principales preocupaciones de las empresas vinculadas a esta actividad son el pago de sobornos, el lavado de activos, la manipulación de ofertas y la fijación indebida de precios.

Así surge de los resultados de la Edición 2015 del estudio de "benchmarking" en anti-corrupción y anti-soborno, llevado a cabo de manera conjunta por Kroll con la prestigiosa publicación Compliance Week. 

El ABC Report (Anti-Bribery and Corruption Benchmarking Report) reveló que la preocupación principal del 93% de los 252 grandes empresarios encuestados en todo el mundo, es el pago de sobornos, seguido del lavado de activos (61%), manipulación de ofertas (60%) y fijación indebida de precios (56%).

Así mismo informó que el 50% de las empresas anticipa que el riesgo de soborno y corrupción aumentará en su compañía.

El 72% además aseguró que el motivo principal es que su negocio se expande a nuevos mercados que no conocen, lo que los hace más vulnerables.

Por otro lado, las relaciones con proveedores y prestadores de servicio siguen siendo la mayor debilidad en los programas anticorrupción.

Los encuestados por Kroll mencionaron tener relación en total con al menos 2.900 proveedores externos. Y aún cuando su negocio prevé un aumento en el número de relaciones con terceros en el futuro, el 48% declara que jamás han entrenado o incluido a los éstos en sus esfuerzos anticorrupción.

Si bien dicho número es menor al reportado en la edición 2014 de este reporte, donde 58% de los encuestados respondió que no educan prestadores de servicios en sus políticas anticorrupción, "sigue siendo una cifra alarmantemente alta", indicó la firma especializada en mitigación de riesgo.

"A pesar de que cada vez son más las formas de capacitar a sus proveedores o terceros, sólo un tercio de las empresas califica a su capacitación como eficaz o muy eficaz y un número aún menor califica como eficaces sus intentos de auditar los riesgos anti corrupción en sus proveedores", explicó Matías Nahón, director de Kroll Argentina, a través de un comunicado.

"Estos datos advierten que debemos enfocar nuestras miradas en los externos ya que allí está la clave del fraude corporativo", amplió.

El director de Kroll Argentina confirma que una compañía que posee la mentalidad de "investigar y archivar", raramente vuelve a visitar los registros o a renovar información de sus proveedores.

Nahón recomienda que las compañías que cuentan con relaciones con terceros deben categorizarlos por nivel de riesgo y reevaluarlos a todos cada cuatro años, con mayor frecuencia aún a los de mediano y alto riesgo.

"En definitiva los costos de tener un programa robusto de cumplimiento no son ni comparables con los costos de multas por daños y reputación que pueden generar los casos de fraude corporativo", agregó Nahón.

La encuesta realizada en conjunto con Compliance Week realizó más de 30 preguntas a cerca de 250 ejecutivos del área de cumplimiento y ética de diferentes empresas. Todas las compañías encuestadas tienen ingresos promedio de 11.000 millones de dólares y más de 22 mil empleados.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas