Más artículos
Brasil a la deriva "empuja" a Macri a ver a Estados Unidos como nuevo aliado estratégico

Brasil a la deriva "empuja" a Macri a ver a Estados Unidos como nuevo aliado estratégico

Brasil a la deriva "empuja" a Macri a ver a Estados Unidos como nuevo aliado estratégico
El país vecino está padeciendo una "tormenta perfecta". Al caos político que viene desatando la investigación por el caso Petrobras, se suma el acelerado deterioro que exhibe cada uno de los principales indicadores económicos. En este contexto, ¿por qué le conviene a Obama apuntalar a Macri?
Por Juan Diego Wasilevsky
07.03.2016 03.04hs Comex

"En Brasil se desató una tormenta perfecta. Los embates políticos, que castigan a todo el Partido de los Trabajadores y al gobierno de Dilma Rousseff está retroalimentando una crisis económica fenomenal. Todos los indicadores, como por ejemplo empleo, consumo, inflación o crecimiento del PBI, están arrojando números preocupantes”. 

Con esta síntesis, Gustavo Segré, analista y CEO de la consultora Center Group, resumió el delicado momento institucional que está atravesando el país vecino. 

La imagen de las fuezas de seguridad llevando por la fuerza al Luiz Inácio Lula da Silva para que declare por el escándalo de Petrobras recorrió el mundo entero y sepultó aquellas postales del ex presidente cuando viajaba para explicar los entretelones del "milagro brasileño". 

A las 6 de la mañana del viernes, cuatro vehículos de la Policía Federal llegaron a su casa con el objetivo de cumplir la orden de "conducción coercitiva" que dictó un juez de Curitiba.

La Justicia investiga el caso corrupción y lavado de dinero conocido como "Lava Jato" y que tiene como centro la empresa petroleta estatal

"Me sentí prisionero, rehén en mi propio país", dijo el ex funcionario desde la sede nacional del Partido de los Trabajadores (PT) en San Pablo quien rechazó todas las acusaciones. 

Sin embargo, el procurador brasileño, Carlos Fernando Dos Santos, consideró que "los indicios contra Lula son significativos" y que tenía "elementos suficientes para llevar a muchas personas a la Justicia". 

"Hay demasiadas pruebas en contra de Lula y las chances de que termine preso son elevadísimas. En lo personal, lo veo tras las rejas en los próximos meses", remarcó Segré. 

Tras casi dos años de investigación, la causa derivó en decenas de detenidos. La mayoría de ellos son altos ejecutivos de Petrobras y de empresas constructoras involucradas en un esquema de pago de sobornos

La Justicia analiza cómo, a través de esa compañía, se desviaron fondos por el equivalente a u$s8.000 millones entre 2004 y 2012, constituyéndose en el mayor escándalo de corrupción en la nación vecina. 

"Hoy nadie está preocupado por gobernar. Están todos resolviendo su situación con la Justicia. Hay 38 funcionarios procesados", apuntó Segré.

"Lo que es más grave es que continúa el proceso contra Dilma Rousseff en el Tribunal Superior Electoral, que podría poner fin a su mandato antes de tiempo. Son cada vez mayores las probabilidades de que esto ocurra”, completó. 

La ex "dama de hierro" -que tras ser informada de la acción policial sobre Lula convocó a sus ministros para una reunión de emergencia- sigue contra las cuerdas en términos políticos. 

Días atrás, Rousseff obtuvo un fuerte apoyo del influyente Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que eligió como jefe en la Cámara Baja a un diputado abiertamente contrario a un posible juicio contra la mandataria. Sin embargo, luego de esa calma inestable estalló un nuevo escándalo que amenaza con afectar su nivel de gobernabilidad

Un senador del PT, Delcidio Amaral, detenido en noviembre por el caso Petrolao, llegó a un acuerdo con la Justicia para reducir una eventual condena y, en una declaración que se conoció hace unas horas, acusó a la mandataria de intentar obstruir la investigación. 

"No es un miembro de la oposición. Es un hombre muy fuerte dentro del propio partido de la Presidenta. El hecho de que la haya involucrado, de que haya dado tantos detalles, no hace más que hundir al Gobierno", advirtió Segré. 

A partir de este nuevo foco de conflicto, es un hecho para este experto que la situación judicial de Dilma se verá nuevamente sacudida

La mandataria es acusada, entre otras cosas, por utilizar fondos ilícitos durante su campaña presidencial y por falsear datos estadísticos sobre la economía con fines electorales. 

En este contexto, son cada vez más las voces que se unen en Brasil para exigirle a la Rousseff que dé un paso al costado para así poder ponerle fin a esta crisis política. 

El ex candidato presidencial Aécio Neves, dijo que se necesita "un gesto de grandeza" por parte de ella.  

"Brasil está hoy frente a un momento más que grave. Si se confirman las supuestas acusaciones de Amaral, la Presidenta no está ya en condiciones de continuar gobernando", afirmó el senador socialdemócrata.

La munición gruesa también llegó de parte de uno de los referentes más importantes del poderoso sector empresario: Paulo Skaf, presidente de la Federación de Industrias de Sao Paulo (FIESP).

Advirtió que "estamos con un problema muy serio por la gravísima crisis política, que está contaminando la economía. La falta total de confianza en el Gobierno inhibe las inversiones y el consumo. Si no se resuelve este tema, la crisis no hará más que empeorar”. 

"La solución más rápida sería una actitud de la señora presidenta con una carta presentando la renuncia a su cargo”, afirmó. 

Economía en terapira intensiva

El mayor problema, bajo la óptica de Segré, “es que todos los indicadores económicos arrojan datos malísimos. Y el gobierno del PT no está haciendo nada por mejorar. Lo único que hace es tratar de conquistar un día más en el poder”. 

En este punto, apuntó a un informe que el FMI presentó en la última cumbre del G-20, en el que se dejó en claro que si no se resuelve el tema político, no se van a solucionar los problemas económicos. 

Los números hablan por sí solos: 

El PBI se contrajo un 3,8% con relación al año anterior, según los datos difundidos el jueves por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). Se trata del peor resultado desde que comenzó el relevamiento, allá por 1996

La industria, en tanto, acumuló un desplome del 6% y los servicios, de casi 3%. 

En el último trimestre de 2015, la tasa de inversión bajó casi 20% en comparación con el mismo lapso del año previo. 

Entre octubre y diciembre pasado, el consumo de las familias descendió cerca del 7% frente a igual período de 2014. 

En este contexto, proyecciones de mercado establecen que la recesión continuará en 2016, de la mano de una contracción de más del 3%, constituyéndose en el retroceso más prolongado y profundo de Brasil de los últimos 100 años

En medio de este colapso económico, Segré marcó una particularidad: el dólar en esa plaza no sólo no se disparó sino que bajó

"En cualquier país relativamente normal, cuando ocurre una tormenta de la magnitud actual, la divisa estadounidense debería irse a las nubes y la bolsa tendría que desplomarse", apuntó. 

"Sin embargo, en medio de esta fenomenal crisis, está sucediendo todo lo contrario", agregó el analista. 

En mayo, el dólar había llegado a cotizar a 4,16 reales. Este viernes, en tanto, llegó a los 3,76 reales. No sólo es el nivel más bajo desde fines de noviembre del año pasado. Según Segré, el billete verde "culminó la semana con la mayor caída desde el 2008". 

La bolsa, en tanto, "trepó casi 10 puntos en las últimas dos jornadas”, recalcó. "Esto es consecuencia de que el mercado observa con buenos ojos el fin del PT en el poder”, apuntó Segré. 

Por eso consideró que "cuanto más crítica se vuelva la situación de Dilma, entonces más tenderá a bajar el dólar. Y, por el contrario, en tanto y en cuanto la presidenta logre aminorar la presión política, más volátil se volverá el tipo de cambio”. 

El analista consideró que, para la Argentina, un fortalecimiento del real, en momentos en que el tipo de cambio en la plaza local está a medio camino entre los $15 y los $16, "ayudaría a mejorar la ecuación cambiaria". 

Según Economía & Regiones, el tipo de cambio entre ambos países –descontando inflación- pasó de $1,16 por real desde la salida del cepo hasta $1,66 al cierre de febrero. Es decir, una mejora del 43%. 

Sin embargo, esa mejora tuvo impacto limitado: hoy la Argentina es casi 40% más cara en términos cambiarios que en marzo de 2010. De modo que cualquier la recuperación del real, ayudará a abaratar un poco más los productos albicelestes que se envían a ese destino. 

Sin embargo, para Segré, analizar la relación desde el punto de vista estrictamente cambiario, no basta. “Es una variable puntual, de corto plazo. El problema es que el Gobierno de Macri todavía no implementó una política de Estado que permita prever un aumento de las exportaciones argentinas hacia ese territorio, apuntó. 

Recalculando

Por lo pronto, la canciller Susana Malcorra  afirmó que “la situación nos ocupa y nos preocupa. Siempre digo que si en Brasil estornudan nosotros tenemos una neumonía, por la vinculación tan fuerte y la interdependencia".

"Una situación de tensión política como la que se genera no ayuda a la resolución de algunas complejidades económicas que está encontrando Brasil. Espero que esto avance dentro de los cauces de la ley y se resuelva lo antes posible”, se limitó a apuntar la ministra. 

En febrero, las exportaciones hacia Brasil se desplomaron un 24%, alcanzando el peor registro para ese mes en una década, lo que llevó a que el déficit comercial más que se duplique. 

La actividad que más lo está sintiendo es la automotriz: entre enero y febrero se le vendieron a la nación vecina menos de 15.000 autos. En un buen año como 2011 se habían llegado a colocar casi 50.000 unidades en igual lapso. Es decir, hubo un derrumbe del 70%

Sin embargo, desde la consultora Abeceb advirtieron que son muchos los sectores que sufren la crisis: se están desplomando las exportaciones de plásticos, trigo en grano, naftas, motores y celulosa, por nombrar algunos rubros. 

En este contexto, el consultor Marcelo Elizondo, advirtió que la Argentina tendrá que suplir parte de la histórica demanda brasileña e ir en busca de mercados fuertes en términos comerciales pero que habían sido muy descuidados en épocas del kirchnerismo.

Aquí, es donde entra en juego los Estados Unidos y la buena relación del actual Gobierno con Obama. 

Sobre todo, por la importancia que le asigna el país del norte al hecho de que Macri puede ayudarlo a "poner en orden el vecindario".

Un vecindario que se le ha venido comportando como "rebelde", con Presidentes díscolos y muy dispuestos a abrirles las puertas de par en par nada menos que a China y a Rusia.

En este sentido, Macri le resulta funcional para revertir este proceso "anti-yanqui" que venía creciendo en la región con gobiernos populistas. Estados Unidos le responde bien, asegurándole un amplio apoyo que -por cierto- ya se viene evidenciando.

En Davos, el vicepresidente norteamericano le destrabó de un plumazo los créditos hacia la Argentina de organismos internacionales, como el BID y el Banco Mundial, que estuvieron paralizados durante varios años.

Luego, apareció una "manito" que aceleró el acuerdo con los buitres, como así también una amplia ayuda para combatir el narcotráfico (Patricia Bullrich ya viene teniendo reuniones con la DEA).

"¿Será por eso que varias inversiones chinas en el país han sido frenadas", pregunta un analista no sin mostrar un dejo de ironía. 

Por lo pronto, las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic -en las que participan capitales asiáticos- hace meses que están paradas.

"Hay otras prioridades para el destino de los fondos", aseguró primero el Gobierno. Luego señaló que el proyecto estaba "en revisión ambiental". Ahora, que quiere continuar pero sólo si son aceptadas modificaciones y una reducción en el tamaño de la construcción. Todo muy extraño por cierto. 

Mientras los chinos quedan a la espera, por el lado de Estados Unidos en pocos días llegará el momento del anuncio de inversiones y de propiciar un mayor comercio bilateral, hechos que se irán materializando con la llegada de Obama

En este sentido, Malcorra se refirió al vínculo de la Argentina con ese país, en el marco de la próxima visita del presidente estadounidense: "Planteamos una relación madura para sentarnos con un socio que es estratégico y fundamental. Tenemos que ver cuáles son las oportunidades que tenemos de trabajar en común, cuáles son las que nos sirven y en qué términos nos sirven”.

“No reconocer que Estados Unidos es la primera potencia del mundo sería absurdo, y no tener un planteo de diálogo abierto es una pérdida de oportunidad para nuestro país", afirmó la funcionaria. 

Todo un anticipo de lo que viene.

 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Comex