Para frenar "la doble", la UIA exige que se relancen subsidios antidespidos

Para frenar "la doble", la UIA exige que se relancen subsidios antidespidos
Los industriales piden reactivar los Repro para neutralizar el proyecto de emergencia laboral. Ven al Gobierno en una "parálisis"
Por Juan Manuel Barca
15.04.2016 08.49hs Economía

Las tensiones laborales abrieron un frente inesperado para el Gobierno. En medio de los reclamos gremiales para detener la sangría de empleos, los industriales salieron a exigir al Ejecutivo que relance los subsidios antidespidos. Así buscan frenar el avance de los proyectos en el Congreso para reinstalar la doble indemnización y contener la creciente conflictividad laboral.

En lugar de esas medidas, promovidas por los "dipusindicales" y la oposición, la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) reclama la reactivación del Programa de Recuperación Productiva (Repro). Se trata de un subsidio a las empresas en crisis para evitar que reduzcan personal, que el macrismo redujo sensiblemente en su afán de achicar el déficit fiscal.

"Estamos pidiendo a cada ministro que vemos que pongan los Repro y los agilicen para pasar la coyuntura", reveló un directivo de la central fabril a este medio. "Es un grave error la doble y se puede evitar", añadió. La entidad le hizo llegar su inquietud al ministro de Trabajo, Jorge Triaca; al de Producción, Fernando Cabrera; y al de Hacienda, Alfonso Prat Gay -ahora de viaje por la negociación con buitres-, pero sin resultados a la vista.

En declaraciones a El Exprimidor, Triaca insistió este jueves en que "no hay una situación masiva de despidos sino situaciones puntuales", y explicó que se han "actualizado los valores de los Repro así como el mecanismo de asignación para tener mayor transparencia". Y rechazó la doble indemnización porque "no ayuda a la generación de empleo".

Desde la cartera laboral precisaron a este medio que 102 empresas presentaron pedidos para cubrir a 26.000 trabajadores. Asimismo, confirmaron un acuerdo con líneas de larga distancia para financiar una parte de los planes. En ese caso, desde hace dos años, recibían $2.000 para pagar los salarios de unos 22.000 choferes, con el argumento del congelamiento de tarifas.

El Gobierno prorrogó en enero pasado el programa hasta el 31 de diciembre de 2017, pero inició una revisión que en los hechos discontinuó el programa por un mes y redujo su alcance de 270 a 50 empresas. Asimismo, acotó el plazo para que las empresas que ya accedían al beneficio adecuaran el estado de emergencia, requisito necesario para recibirlo.

En el fondo, el diagnóstico en la UIA es que el Gobierno se encuentra en una suerte de "parálisis", en momentos de estancamiento económico y el reagrupamiento de las centrales obreras. Pero lo más paradójico es que algunos industriales comparten la lectura gremial de que hasta ahora "no hubo una sola medida a favor del poder adquisitivo". 

En su balance incluyen la reunión del miércoles en la que Mauricio Macri recibió por segunda vez a las tres CGT en Olivos para apaciguar los ánimos. Aunque el Presidente les ofreció $2.700 millones en fondos para las obras sociales, la suba del seguro de desempleo y la normalización del PAMI, no hubo respuesta a los reclamos por salarios, ganancias y empleo. "No parecen satisfechos Moyano y Caló", interpretó un empresario de la entidad.

De ahí que uno de los mayores temores en la dirigencia industrial es que la falta de iniciativa gubernamental derive en la sanción de la emergencia laboral en el Congreso o la extensión de la protesta al sector privado. Sobre todo, porque dudan que el acuerdo con los holdouts se traduzca de inmediato en inversiones y empleo. Mientras tanto, los bancarios llevaron adelante este jueves un paro nacional, que coincidió con manifestaciones de Uocra, Uom y taxistas en la Ciudad.

En vistas del creciente malestar social, desde la asociación fabril afirman que las autoridades deberían adoptar medidas laborales (más Repro) y fiscales (reducción del IVA o actualización de Ganancias) que estimulen el consumo. De ese modo, confían, el oficialismo podría neutralizar a las cinco centrales obreras, que el 29 de abril lanzarán una movilización conjunta, por primera vez en décadas.

"Nos preocupa la movilización porque no hay una negociación (con las CGT) ni generación de empleo", dijo a este medio el empresario textil José de Mendiguren. En ese sentido, señaló que "hay una baja generalizada de la actividad económica y la gente sigue con salarios de hace un año", pero dijo que "la doble no es la solución". Y, pese a ser diputado por el Frente Renovador, reconoció que "extraña" la solución que Cristina Kirchner le había dado al empresariado cuando en 2008 y 2009 generalizó los Repro.

Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído