Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Creció la cantidad de graduados pero aún hay déficit de ingenieros y especialistas en sistemas
Desde distintas entidades educativas se realizan esfuerzos para achicar la brecha entre sus contenidos y los profesionales que requieren las empresas
22.07.2016 12.12hs Management

La escasez de profesionales en las llamadas disciplinas STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemática) es un problema global al que la Argentina no escapa.

En ese contexto, siete de cada 10 industrias tiene dificultades para reclutar técnicos e ingenieros. 

Cada año quedan sin cubrir 5.000 puestos en el sector del software, señalan en la Cámara del Software y Servicios Informáticos (CESSI). El sector emplea a 90.000 personas y representa una de las principales exportaciones de valor agregado, con un crecimiento del 10% anual.

El número sería mucho mayor si se computan otros rubros como banca, farma, alimentos y prácticamente todas las actividades que involucran software.

Pese a ese amplio panorama de salida laboral, "la matrícula en carreras de sistemas quedó estacanda en 20.000 y se reciben 4.000 por año, cuando la industria requiere el doble", destacó Santiago Ceria, director Ejecutivo de la Fundación Sadosky, consultado por El Cronista.

Esta "escasez de talento" se refleja en problemas crecientes a la hora de contratar perfiles técnicos y de ingeniería. Según la Fundación Observatorio Pyme, en diciembre del año pasado el 78% de las industrias tuvieron una dificultad media o alta para contratar técnicos y el 65% para reclutar ingenieros

En la Argentina, hay un ingeniero cada 6.000 habitantes, mientras que en Brasil, hay uno cada 4.000 y en Alemania, uno cada 2.000, según datos del Consejo Argentino de Ingenieros (CAI) relevados por el matutino.

Según la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, entre 2003 y 2013 el número de graduados de ingeniero pasó de 4.100 a 5.500 por año, pero la reactivación industrial de la última década impulsó una demanda de ingenieros que supera a la oferta disponible.

Existe, además, un desfasaje entre las carreras más demandadas por el mercado (ingenierías y tecnicaturas) y las más elegidas por los estudiantes (carreras humanísticas y sociales), según se desprende de un estudio realizado por la Universidad Kennedy.

Con todo, en 2015, por primera vez, hubo más inscriptos al ciclo básico común (CBC) de la UBA para carreras de ingeniería que para carreras de sociales, aseguró El Cronista.

Horacio Salgado, decano de la Facultad de Ingeniería (FIUBA) afirma que "aún no se cumplen las metas porque la matrícula sigue siendo baja, sobre todo en ramas como alimentos, naval, mecánica y eléctrica. Además, lo que hay que incrementar es el número de graduados. Hoy hay 3.000 ingresantes pero con alta deserción. Se reciben 600 por año y el 50% de los estudiantes no cursa como corresponde".

Para Guillermo Oliveto, decano de la UTN Buenos Aires, "hoy faltan ingenieros en todas las especialidades. En algunas, como la textil y la naval, hay pleno empleo para los que se reciben. En sistemas hay más caudal de alumnos, pero la industria los absorbe antes de graduarse".

"Hoy la tasa de graduación es del 25%, sin tener en cuenta cuánto tarda cada alumno en recibirse", continuó el decano, para quien ademas hay que "promover el ingreso de estudiantes, pero también cualificar al profesional, que hoy requiere, además de la formación técnica, una visión estratégica y de desarrollo sostenible, capacidad de integrar y liderar equipos interdisciplinarios y vocación por innovar".

Cerrar la brecha
En los últimos años se han implementado varias iniciativas para achicar la brecha entre las demandas del mercado y la oferta académica.

"Nos tenemos que acercar a las empresas, como hacen las universidades privadas", confesó a El Cronista Salgado, de la FIUBA.

En este sentido, destacó el programa de colaboración de su facultad con Techint, a través de las becas Paolo Rocca, y con YPF, junto a quien están desarrollando la carrera de Ingenería en Petróleo. 

En el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), "funciona un comité asesor con profesionales externos que brindan a los directores de carrera información en cuanto a las tendencias curriculares, actividades de innovación y perfiles profesionales más demandados", dijo José Luis Roces, rector de la institución.

En el ámbito del software, las compañías agrupadas en CESSI llevan adelante, junto con Fundación Sadosky y las universidades, diversos programas para incentivar vocaciones y graduaciones.

Uno de sus proyectos es crear 20 tecnicaturas universitarias en áreas de avanzada como "curaduría de contenidos digitales, gestión de gobierno electrónico, minería de datos, dómotica o diseño 3D.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Management
Te puede interesar
Zoom Recomendadas