Más artículos

Cómo es el campamento en Estados Unidos que enseña a ser buen jefe
Hay dos pasos fundamentales que colaboran en el objetivo de lograr que los empleados mantengan el compromiso y no renuncien          
19.09.2016 15.23hs Management

Empleadores como la firma Accenture, ansiosos por aprovechar el beneficio potencial de prácticas sensibles para reconocer y agradecer a los empleados, comenzaron a promover cursos como los que ofrece Thrive, la compañía de bienestar en la oficina que acaba de fundar la ex empresaria de los medios Arianna Huffington.

Esto tiene que ver con que al 60% de las personas que buscan trabajo les importa principalmente si el personal en la compañía se siente apreciado, contra apenas un 5% al que le interesa obtener una rápida promoción, según un reciente estudio de la consultora Appirio.

Ahora un nuevo programa de aprendizaje online apunta a convertir esas prácticas individuales en estrategia de gerencia.

El campamento de entrenamiento de Compromiso del Empleado, desarrollado por la Escuela de Negocios Stephen M. Ross de la Universidad de Michigan, en colaboración con CorpU, proveedor de capacitación digital, ayuda a los jefes a promover un ambiente de trabajo "sensible".

En el curso de tres meses los jefes obtienen un certificado completando módulos sobre felicidad en el trabajo, conducción positiva y gerencia de talento.

Según se informó en un artículo de fast Company, relevado por La Nación, los siguientes son los dos pasos fundamentales que se abordan en el campamento, destinado a crear mejores jefes: 

Primer paso: conócete a ti mismo
"¿Cómo apelo a lo mejor de mí mismo?", pregunta Melanie Barnett, jefa ejecutiva de educación de Ross. "Éste no es necesariamente un ejercicio para encontrar los puntos fuertes del ejecutivo", asegura la especialista.

"Está más relacionado con la imagen compleja e integrada cuando se hacen las cosas bien", apuntó Barnett y dice que es distinto para cada uno y cada situación. "Es un arte tanto como una ciencia", agregó.

A partir de allí el campamento de entrenamiento incorpora capas de ejercicios y reflexiones personales basadas en estudios realizados por el profesor Shwan Achor de Harvard, experto en felicidad en el trabajo, así como los profesores de Michigan Kim Cameron y Dave Ulrich, expertos en conducción positiva y la búsqueda de propósito.

Además del ejercicio de los "tres agradecimientos" -escribir cada mañana tres cosas por las que se está agradecido- el campamento de entrenamiento sugiere que los jefes prueben una variedad de prácticas sensibles. Por ejemplo, pueden tratar de meditar en su escritorio, escribir un diario sobre experiencias significativas de sus vidas o enviar palabras de aliento a amigos o familiares.

Segundo paso: ejercer el compromiso
Con el tiempo, dicen los investigadores, los jefes que exhiben conductas asociadas con mayor sensibilidad tienen más probabilidades de encontrar maneras de lograr el compromiso de sus empleados.

Y cuando los empleados están comprometidos, son más productivos y son menos proclives a renunciar.

Alentar a los empleados a preocuparse más por el sentido de su trabajo puede llevar a interrogantes acerca de los valores centrales de la compañía y cómo opera. "Esto es para compañías que se sienten cómodas con la incomodidad que provoca el diálogo honesto y abierto", dice Todd.

"Si la cultura de la compañía es cerrada o temerosa, no va a obtener demasiado de esto", añadió.

Pero Todd también sostiene que en la actulaidad en la que "el software se devora el mundo", las compañías que quieran tener éxito no tienen otra alternativa que aceptar la incomodidad.

"Estamos tratando de ayudar a las organizaciones a ir más rápido", dijo Todd y completó: "La conversación honesta y abierta es crucial porque no tenemos tiempo para hacer las cosas a la vieja usanza".

 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar