Más artículos

Las exportadoras de software a EEUU, preocupadas por "incertidumbre Trump": hay u$s500 millones en juego
Las promesas del magnate neoyorquino de imponer una política económica proteccionista y restrictiva pusieron en alerta a estas compañías
Por Cesar Dergarabedian
17.11.2016 12.21hs Tecnología

Con el mercado estadounidense como principal generador de ingresos externos, las empresas de software y servicios informáticos (SSI) argentinas se cuentan entre las que sufrieron con más fuerza el shock por la victoria del republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales.

Desde el 9 de noviembre, cuando se confirmó el triunfo de Trump sobre la demócrata Hillary Clinton, los ejecutivos de estas compañías argentinas tratan de interpretar las primeras señales para entender cómo será el golpe a las exportaciones y si deberán tomar medidas para mantener a salvo la ecuación de rentabilidad de sus negocios.

Las promesas del magnate neoyorquino de imponer una política económica proteccionista y restrictiva pusieron en alerta a estas compañías, que aguardan con incertidumbre las definiciones del primer aspirante que llegará la Casa Blanca sin experiencia política o militar previa.

Según la Comisión de Desarrollo de Mercados Externos de la cámara que nuclea a estas empresas (CESSI), durante los últimos años los exportadores del sector se enfocaron en los sectores del comercio, las finanzas, las comunicaciones, la salud, la biotecnología y las energías renovables.

De acuerdo a datos de esta entidad, el sector tuvo ventas totales en 2015 por u$s3.479 millones y por primera vez superó los u$s1.000 millones en exportaciones, un crecimiento de un 29,8% y 12,7%, respectivamente.

Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones de software argentino, y representa el 50,5% de los ingresos (unos u$s500 millones) seguido por Uruguay y México.

Ampliar y diversificar mercados

Para reforzar el mercado del país norteamericano, las principales compañías argentinas de rubros de servicios, software, consultoría y exportación de los llamados “servicios basados en conocimiento” (SBC) lanzaron en la ciudad de New York en abril la primera gran ronda de negocios desde que asumió el nuevo gobierno y tras el default.

Argencon es la cámara que agrupa a compañías de capital argentino y extranjero dedicadas básicamente a los servicios de conocimiento. 

Juntas exportan casi u$s6.000 millones anuales con importaciones por u$s3.600 millones y generan unos 120.000 puestos de trabajo distribuidos en 43% de servicios contables, legales y consultoría, 27% de servicios informáticos, 13% de ingeniería y 17% de contenidos audiovisuales y publicidad.

Luis Galeazzi, director ejecutivo de Argencon, estimó ante iProfesional que “la dinámica de los mercados de tecnología globales no va a alterarse significativamente por el triunfo de Trump ya que tiene un ritmo propio y sostenido”.  

Las medidas que la nueva administración pueda aplicar desde el 20 de enero, cuando Trump asuma en la Casa Blanca, “deberán atender principalmente a los intereses y estrategias de las propias empresas tecnológicas que son mucho más estables que los gobiernos”, dijo Galeazzi. 

Otro aspecto “sustancial” es que los mercados de la "economía del conocimiento" son “virtuales, es decir, no transaccionan bienes físicos, por lo que son mucho más complejos de intervenir”, destacó. 

Para el director de Argencon, “no deben esperarse cambios significativos. Para la Argentina, Estados Unidos es un importante mercado exportador de tecnologías e importador de servicios y lo seguirá siendo. La evolución del comercio con EEUU depende mucho más de nuestra actividad que la de ellos”.  

Por lo tanto, Galeazzi no ve “necesidad de reenfocar ninguna estrategia, en todo caso es inteligente ampliar y diversificar mercados en cualquier circunstancia”.  

En ese sentido, apuntó que “un primer mercado objetivo es Brasil, tema que requiere resolver los problemas de inequidad impositiva”.

“Hay mucha incertidumbre” FDV Solutions es una empresa argentina especializada en desarrollo de software a medida para diversos segmentos y tipos de empresa.

Se encuentra entre las 30 empresas de software más grandes de la Argentina y cuenta con un equipo de más de 90 profesionales altamente capacitados, con oficinas en Buenos Aires, New York y San Francisco.

Mariano Stampella, Business Developer y socio fundador de de esta compañía, reconoció ante iProfesional que desde los inicios de la campaña, la posición de Trump “no fue particularmente buena con las grandes firmas de tecnología como Apple o Amazon y hay dos grandes temas que podrían afectar al mundo tecnológico: la inmigración y el cierre de los mercados”. 

Pero no es solo el mundo tecnológico el que podría verse perjudicado con las medidas del presidente electo: “También las empresas vinculadas con energías renovables ya se están viendo muy afectadas por la caída drástica de sus acciones en los últimos días. Y esto se debe sencillamente a que el responsable elegido para conducir la Secretaría de Energía niega rotundamente el impacto del hombre en el cambio climático”, señaló Stampella.

“Hay mucha incertidumbre y un moderado pesimismo en Silicon Valley, lugar donde Hilary (Clinton) obtuvo la mayoría de los votos”, dijo este ejecutivo, quien apuntó este dato de color: 

“Desde el inicio de la campaña es frecuente escuchar quejas o ver carteles o pintadas en contra del presidente electo, sobre todo en San Francisco, ciudad donde FDV Solutions tiene oficinas y en donde vivo actualmente”, señaló Stampella.

Aunque reparó que “todavía es demasiado pronto para saber” cómo afectará la política proteccionista anunciada por Trump, para Stampella, “sin lugar a dudas el discurso de cierre de fronteras comerciales y el de fomento a la compra local por sobre la importación, no será positivo para una industria de software focalizada, sobre todo, en exportar servicios” a EEUU. 

Sin embargo, dejó lugar para el optimismo: “Los problemas migratorios también podrían influir aumentando la contratación en el exterior, especialmente la contratación de servicios en países con buen ‘timezone’ para trabajar” con EEUU. 

En FDV presumen que “al menos durante el primer semestre de 2017, la economía americana se verá afectada y esto podría tener un impacto negativo en la industria local”. 

En ese caso, ¿cuáles serían los mercados alternativos a los que debería enfocarse la industria SSI argentina?

Stampella advirtió que “tan solo en Silicon Valley se encuentran once de las veinte empresas más grandes de tecnología. Otras siete están en China, una en Japón y la otra en Connecticut, también EEUU.  Por lo tanto y al menos por ahora, no hay otro país con este volumen de demanda de desarrollo de software que lo pueda reemplazar”.

Sin embargo, el ejecutivo de FDV cree que existe una “oportunidad de negocio” en Canadá y porque “como país siempre se ha mostrado muy predispuesto a atraer inmigración sobre todo para que se sumen a su ecosistema de tecnología (…) Canadá será una opción buena por cercanía, idioma y cultura”.

EEUU, “mercado estratégico”

Roberto Olivero

es CEO de Datastar, una empresa informática argentina que es socio de negocio de Oracle, el segundo mayor fabricante mundial de software corporativo.

Este ejecutivo se mostró confiado ante iProfesional en la “sólida capacidad de adaptación” de las compañías SSI argentinas a “escenarios cambiantes”, aunque reconoció que deberán “generar los puentes necesarios para obtener nuevas oportunidades de negocio en EEUU”. 

“La puerta que abre mercados para las empresas argentinas es la colaboración y la generación de ecosistemas. Así se fortalece la oferta, se hace más competitiva y se obtienen mejores resultados”, destacó.

Aunque admitió que EEUU “siempre será un mercado estratégico para las empresas argentinas” informáticas, apuntó enfocarse en países como España, Inglaterra, México y Colombia como destinos que “están creciendo mucho para nuestras exportaciones”.

Costo de la mano de obraMarcelo Di Chena, CEO de MasterSoft y vicepresidente del Polo IT Buenos Aires, apuntó ante iProfesional que a diferencia de otras industrias, donde la mano de obra extranjera pudo haber desplazado trabajo de EE.UU hacia otras regiones, como lo denunció Trump en su campaña electoral, “la industria (SSI) de Estados Unidos tiene un déficit de mano de obra, y va a seguir necesitando contratar servicios en el exterior para abastecer la creciente demanda”.

“Hoy este déficit de mano de obra calificada se da a nivel global y no creo que pueda cambiarse. Una posible consecuencia, podría ser que se agregue algún tipo de gravamen a la importación de SSI desde Estados Unidos y que por ello queden fuera de mercado las empresas argentinas que exportan" a ese país, especuló. 

Otra posible consecuencia es que aumenten las dificultades para el ingreso al país norteamericano de personas que viajen con propósito de negocios ocasional, “lo que generaría algunas complicaciones al momento de hacer negocios”, afirmó.    

Para Di Chena, el “mayor problema” de la industria tecnológica argentina “para exportar hoy pasa por el costo de la mano de obra local en relación a otros países”. 

“En un contexto económico donde se espera que el tipo de cambio real se siga apreciando este problema se seguirá acentuando”, alertó. 

Es por ello que independientemente del mercado, el CEO de MasterSoft planteó que “la industria debería volcarse a los servicios de valor agregado y calidad, donde el precio no sea la principal variable”. 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído