Guerra por las "computadoras baratas": los empresarios ya advierten que se van a fundir si se eliminan aranceles
El titular de la compañía Banghó aseguró que no tienen "posibilidades de competir" si el Gobierno avanza con el plan para favorecer importaciones
Por iProfesional
25.11.2016 11.58hs Comex

El plan "computadoras baratas" con el que pretende avanzar el Gobierno continúa levantando polémica en el sector empresario.

Por lo pronto, el macrismo confirmó la "eliminación del arancel de 35% para importar computadoras, notebooks, tablets y sus componentes", medida que se hará efectiva en marzo de 2017. 

"Es una política pública que beneficiará a los usuarios y consumidores. Tiene el objetivo de reducir los precios, ampliar la oferta y mejorar la calidad de las computadoras, para achicar la brecha digital y aumentar la productividad de miles de empresas en el país", destacaron a través de un comunicado desde el Ministerio de Producción. 

Estas mayores facilidades para importar, estiman los expertos del mercado tecnológico, redundará en una baja de los equipos que podrá ir del 10% al 15% respecto de los valores actuales. 

Sin embargo, el Gobierno apunta a una reducción mucho mayor. 

De acuerdo con datos brindados por el equipo de Cabrera, hoy una computadora cuesta en el país un 50% más que en Chile. 

En este contexto, el secretario de Comercio, Miguel Braun, afirmó que el objetivo oficial es que los valores en el mercado doméstico se acerquen más a los que están actualmente vigentes en el país trasandino.  

Paralelamente, el Gobierno implementará beneficios para quienes decidan adquirir equipos ensamblados en el país, como una forma -destacaron- de cuidar a la industria nacional. 

En concreto, adelantaron que estará disponible un programa de financiamiento de 18 a 24 cuotas para favorecer a las compañías locales. 

En este contexto, Carlos Suaya, presidente de Banghó, una de las empresas afectadas, advirtió que "con un arancel del 0% de importación nos fundimos"

"Nos parece bien que abran la economía, porque la importación ayuda a contener los precios internos. Pero cuando se pone un arancel cero con un país como China, directamente desaparecemos. Es verdad que somos caros pero tiene que con el costo privado y también con el peso de los impuestos. En estas condiciones es imposible invertir y organizarnos", sostuvo. 

"Es obvio que con arancel no tenemos ninguna chance. Es estúpido pensar que podés fabricar algo en el país. Nosotros éramos importadores y hace cuatro años nos pusimos a producir. Primero ensamblábamos pero con el tiempo fuimos agregando mucho valor y capacitación". sostuvo.

"Hoy vendemos un producto de muy buena calidad, mienten los que dicen que no es así. Simplemente el cliente lo hubiese rechazado", añadió. 

“En una economía con este nivel de inflación, déficit y pobreza de 32%, tomar una medida extrema de estas características es una muy mala señal para los industriales", expresó. 

Días atrás, cámaras empresarias y la UOM ofrecieron una conferencia de prensa en el Congreso Nacional para exponer las "graves consecuencias que traerá la baja de aranceles a la importación". 

Bajo el lema "unidos por las fuentes de trabajo y el empleo en la industria informática argentina", dicho sindicato, junto con CAME, CAMOCA y Cadieel, mantuvieron un encuentro en el que no ahorraron críticas hacia el Gobierno nacional. 

Estas iniciativas, alertaron a través de un comunicado, "favorecerían la importación de productos, causando daños irreversibles a los fabricantes nacionales y al ecosistema de Pymes", señaló a Infobae. 

Acto seguido, aseguraron que, de avanzar, "significará la pérdida de más de 10.000 puestos de trabajo que estas generan". 

Temas relacionados