Como dato indicativo, el rubro de Alimentos y Bebidas -que tiene gran incidencia en los sectores de menores recursos- creció 1,9%
Por iProfesional
15/12/2016 - 22,28hs

La inflación de noviembre fue del 1,6% ocho décimas menos que en octubre, cuando había llegado a 2,4% tras acusar el efecto de la revisión de las tarifas del gas.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) explicó este jueves que en esta ocasión, los resultados del mes de noviembre se ven afectados en forma parcial por este cambio de cuadros tarifarios, "considerando un efecto arrastre con vigencia de 6 días"

Como dato indicativo, el rubro de Alimentos y Bebidas -que tiene gran incidencia en los sectores de menores recursos- creció 1,9%.

Entre los alimentos, las mayores subas se dieron en el limón (32,3%), la lechuga (17,8%), la manzana (11,1%), el vino común (10,8%), la gaseosa base cola (9,8%), el azúcar (3,8%), el salame (3,4%), el agua sin gas (2,4%), el arroz blanco (2,4%) y el queso cremoso (2,3%).

El denominado IPC Congreso había señalado un aumento de precios para noviembre de 1,9%, mientras que la CGT había relevado un 2,16% y la dirección de Estadísticas del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, un 2%,. Todos por encima de la medición oficial del INDEC.

Sin comparaciones

Hay una enorme dificultad para establecer un acumulado de los últimos 12 meses con cifras oficiales porque, tras la asunción de la Alianza Cambiemos en diciembre de 2015 no se difundieron los datos de inflación hasta mayo de 2016, a raíz de que se declaró la Emergencia Estadística por las sospechas de manipulación del indicador por parte del gobierno anterior.

Sin embargo, si se consideran los últimos once meses que midieron los privados y el Gobierno de la Ciudad, la inflación acummulada de 2016 se ubicó entre 43% y 45%.

El tema no es circunstancial, porque en momentos en que todos los gremios piden reapertura de paritarias, el dato oficial de la inflación es una herramienta clave para la discusión salarial.

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, había afimado el miércoles último que la inflación promedio del último trimestre del año es del orden de 1,5% mensual, y la última medición del INDEC apenas se mueve de ese pronóstico. 

El presidente del BCRA insistió en que la reducción de la emisión monetaria del 50 al 20% que se produjo en el primer semestre fue uno de los factores fundamentales para la reducción de la inflación en la segunda parte del año y conjeturó que en el último trimestre la inflación se ubica en el orden del 1,5% y que por ende "corre por debajo del 20%" para los próximos meses.

Llas cifras oficiales no desmienten, por el momento, los argumentos de Sturzenegger. Pero levantan, sin embargo, muchas sospechas en la proyección hacia el año que viene.

De hecho no hay una sola consultora privada que esté convencida de que el presidente del BCRA vaya a poder cumplir con la meta del 17% de inflación que se autopropuso para 2017.