Moody's descarta que el Gobierno baje el déficit en año electoral

La calificadora de riesgo calcula que la inflación será del 20% en 2017 y que la economía crecerá 3%, menos de lo que espera el oficialismo
Por Leandro Gabin
15/12/2016 - 23,14hs
Moody's descarta que el Gobierno baje el déficit en año electoral

La calificadora de riesgo Moody's Investors Service se sumó a quienes descreen que el ajuste fiscal del Gobierno se llevará a cabo el año que viene. En el presupuesto aprobado en el Congreso, el Ejecutivo estima que bajará a 4,2% el rojo de las cuentas públicas desde un 4,8% este año (que dice mantendrá a "rajatabla" y no aumentará).

Para los especialistas de la agencia de rating, es improbable que haya mejoras en el corto plazo. Y lo dicen así: "Dado el clima político sensible, sin embargo, el gobierno argentino probablemente esperará hasta 2018 para implementar importantes esfuerzos de consolidación fiscal, y esta demora conducirá a mayores déficits fiscales en 2016 y 2017 que en 2015".

De esta manera, Moody's descarta que el Gobierno vaya a lograr una reducción del déficit porque -como estima el mercado- habrá que fogonear el consumo para llegar con chances a las legislativas. 

También esperan que la economía crezca menos de lo que espera el oficialismo en el presupuesto. Mientras que se pensaba que el PBI crecería 3,5%, la agencia advierte que será de 3%. 

"Se necesitarán más reducciones de los subsidios y un crecimiento más fuerte que aumente los ingresos para reducir el déficit del 5% este año a cerca del 3% del PBI, que estimamos necesario para estabilizar los niveles de deuda", agrega la calificadora.

Entre los puntos destacados del paper de Moody's están los siguientes:

-Las presiones inflacionarias están comenzando a disiparse gracias a la decisión del Banco Central de endurecer la política monetaria a principios de 2016.

-Pero lograr tasas de inflación más bajas tomará tiempo y esperamos que el índice de precios al consumidor se mantenga alto en torno al 20% el próximo año.

-Esto significa que el comienzo del crecimiento económico seguirá siendo un desafío político clave.

-Esperamos que el PBI aumente un 3% el próximo año, impulsada principalmente por la inversión en infraestructura pública.

-Las condiciones externas se mezclan el próximo año. Por un lado, el país se beneficiará de los mayores precios de la soja, una exportación clave, que ha aumentado un 20% desde comienzos de 2016.

-Al mismo tiempo, la debilidad económica continua en Brasil, el principal socio comercial, que seguirá siendo un obstáculo para la recuperación económica.

"La mejora del marco institucional es el mayor logro en términos crediticios del primer año del gobierno de Macri", dice Mauro Leos, Vice President - Senior Credit Officer de Moody's.

Sin embargo, "el progreso en la consolidación de estas reformas podría desacelerarse el próximo año debido a las crecientes presiones políticas y los riesgos económicos externos".

La calificadora remarca, no obstante, que desde que asumió el poder hace un año, el gobierno de Argentina (que tiene un nota baja de "B3" con panorama "estable") "ha implementado con éxito reformas transformadoras que deberían propiciar un repunte de la inversión privada e impulsar un mayor crecimiento".