El ministro recibió a representantes de la industria, con quienes analizó la coyuntura macro y sectorial y las perspectivas        
Por iProfesional
12/01/2017 - 13,44hs

El titular de Hacienda, Nicolás Dujovne, tuvo ayer su primera reunión formal con una entidad privada tras su asunción. Fue con al titular de la UIA, Adrián Kaufmann Brea, quien estuvo acompañado por el especialista tributario de la entidad, Carlos Abeledo.

No será el último encuentro entre ambos ya que si bien en abril la UIA eligirá al sucesor del actual presidente, el ministro ya comprometió su visita a la entidad fabril para marzo.

El de ayer, fue solicitado por Kaufmann luego de conocer días atrás las primeras declaraciones del ministro designado, sobre varias reformas, entre ellas la tributaria. Recién el lunes por la noche le confirmaron el encuentro (para ayer) en el Palacio de Hacienda, una vez que Dujovne jurara. 

La reunión tuvo dos partes. Kaufmann arrancó con la visión de la UIA sobre la actualidad sectorial, el cierre del 2016 y las perspectivas, luego de repasar el contexto internacional y en particular Brasil.

Al respecto el ejecutivo le brindó al ministro datos duros sobre lo ocurrido el año pasado. La UIA estimaba, en un contexto recesivo (-2,5% del PBI) una caída de la producción industrial del 3,5% pero finalmente llegó al 5%.

Le comentó además que esta performance estuvo relacionada con las fuertes caídas del sector Automotriz; Minerales no metalíferos, todos vinculados con la Construcción; la Siderúrgica, Textil, y Metalmecánica. Lo que está directamente relacionado con el retroceso del empleo registrado del 3,7 por ciento.

En lo que concierne al 2017 el titular de la UIA se mostró más optimista, señaló que estiman un crecimiento del PBI de 2 a 3% (el 2016 habría caído 2,5%) y le confirmó a Dujovne que ya en diciembre habían detectado sectores con avances interanuales.

Entre ellos se destacaban Automotriz, Cemento, Maquinaria agrícola, y todo lo vinculado con el Agro, como fertilizantes y agroquímicos.

Luego fue el turno de Abeledo, quien expuso los lineamientos generales de la "Propuesta para ganar competitividad industrial", que ya fuera expuesta en la cumbre fabril en noviembre pasado.

No se trata sólo de propuestas sobre cambios en la legislación tributaria sino algo más amplio. En el capítulo impositivo, la idea es eliminar la superposición, sobre todo entre Nación, provincias y municipios, lo que conlleva la revisión de la Coparticipación.

En realidad le presentaron una serie de modificaciones que apuntan al desarrollo industrial con el objetivo de concretar nuevas inversiones, a la vez de reducir la economía informal, lo cual redunda en un incremento de la base imponible para el fisco.

Los hombres de la UIA le entregaron tres carpetas al ministro. Una que analiza la coyuntura industrial, otra sobre la actualidad con los últimos datos (que aún no se difundieron) y la tercera con una serie de propuestas donde casi la mitad apunta a fomentar la inversión, un tercio a eliminar distorsiones, y el otro tercio a una racionalización tributaria.

Las propuestas apuntan principalmente a brindar estímulos fiscales a la inversión productiva (régimen de amortización acelerada de bienes y/o desgravar de Ganancias parte del monto invertido); eliminar el impuesto al cheque (elevar el porcentaje computable como pago a cuenta de otros impuestos); armonizar la alícuota de Ganancias para las empresas con la región; incrementar el cómputo de pago a cuenta de IVA de las contribuciones patronales sobre la nómina salarial; reimplantar el sistema de ajuste por inflación impositivo.