Más artículos

Rebelión en la granja de Internet: medios se unen contra el duopolio de Google y Facebook
Los dos gigantes controlan la distribución digital y los diarios tienen que depender cada vez más de ellos para que sus artículos lleguen al público
Por Cesar Dergarabedian
18.07.2017 12.00hs Tecnología

“El enemigo de mi enemigo es mi amigo”. Este proverbio que desarrolla el concepto por el cual dos partes que tienen un enemigo en común deberían trabajar juntos para obtener una victoria conjunta contra él tiene su fiel ejemplo concreto en Internet, con una guerra anentre los principales medios periodísticos de los Estados Unidos con el, según estos diarios, “duopolio” de Google y Facebook, que copan la mayoría del negocio publicitario de la Red.

El argumento de estos medios, entre ellos The New York Times (NYT) y The Wall Street Journal (WSJ), es que Google y Facebook siguen creciendo en el mercado de la publicidad digital y acaparando los ingresos que antes financiaban el periodismo de calidad que ahora ambas empresas californianas ofrecen gratis.

Los dos gigantes obtienen más control sobre la distribución digital. Así, estos diarios que en algún momento repartieron sus publicaciones con sus propios camiones tienen que depender cada vez más de Google y Facebook para que sus artículos lleguen al público, mientras compiten por su atención con noticias falsas y sitios web que roban su contenido.

Desde hace unos años, Google y Facebook apoyan al periodismo ayudando a las organizaciones noticiosas a captar nuevos flujos de ingresos, para sobrevivir en el nuevo mundo que ellos ayudaron a crear.

Esta industria del periodismo que ahora incluye medios con existencias sólidas en Internet, como el propio The New York Times, se está uniendo con el objetivo de realizar una maniobra que sería la más importante que se haya realizado para cambiar la balanza del poder.

Alianza mediáticaEste mes de julio, un grupo de organizaciones noticiosas de los EEUU comenzó un proceso para ganar el derecho de negociar de manera colectiva con las grandes plataformas en línea. Para lograrlo pidió al Congreso de los Estados Unidos que otorgue una exención antimonopolio limitada.

Estos medios ven a Google y Facebook como una amenaza económica aún mayor que el presidente Donald Trump con todo su discurso en contra de ellos.

Así lo afirmó David Chavern, director ejecutivo de News Media Alliance en un artículo de opinión que publicó The Wall Street Journal.

La alianza, la principal asociación de la industria del periódico en EEUU y Canadá, con más de 2.000 miembros,  encabeza los esfuerzos a favor de las negociaciones de manera colectiva. 

Cuenta con la aprobación de todo el espectro de sus miembros, entre ellos competidores como NYT, WSJ y The Washington Post, al igual que a periódicos regionales como The Star Tribune de Minneapolis, que enfrentan las amenazas más serias.

News Corporation, la empresa que dirige The Wall Street Journal, The New York Post y Dow Jones, afirmó en un comunicado que apoyaba el esfuerzo para “llamar la atención del público y el congreso hacia el comportamiento anticompetitivo del duopolio digital, en especial porque afecta de forma negativa los negocios de las noticias y la información”.

La idea es que las empresas editoriales necesitan la opción de operar como un grupo, y las ventajas que se derivarían de las acciones colectivas, si resuelven que es la única forma de llegar a acuerdos significativos.

Además de luchar por el territorio digital, estas compañías alegan que buscan preservar el periodismo de calidad,  el cual es caro de producir y se encuentra bajo una presión económica nunca antes vista.

Respuestas de Google y FacebookGoogle y Facebook no quieren que se los vea como agentes que buscan socavar el periodismo verdadero.  La mayor red social del mundo tomó varias medidas en los últimos meses para mejorar la exposición de las noticias locales en Facebook y para que sea más fácil para los sitios de noticias gestionar su propia publicidad en la plataforma Artículos Instantáneos de la compañía de Mark Zuckerberg.

Google realiza iniciativas similares por medio de su Laboratorio de Noticias. Y cambió su algoritmo para que las noticias de calidad tuvieran mayor prominencia en los resultados de las búsquedas. 

La compañía dueña del buscador más utilizado del mundo trabaja para que las redacciones puedan aprovechar las nuevas tecnologías para innovar y aumentar las ganancias en línea.

“Queremos ayudar a las casas editoriales a que tengan éxito en su paso hacia las plataformas digitales”, declaró Google en un comunicado, en el cual calificó al esfuerzo como “una prioridad”.

Aun con esta ayuda, el desequilibrio económico deja a la industria a merced de la generosidad de estas plataformas o de las necesidades inmediatas de las relaciones públicas: Facebook y Google están por obtener el 60% del mercado de la publicidad en línea, según la consultora eMarketer.

En la búsqueda del derecho a negociar juntos, los proveedores de noticias buscan evitar el problema que tuvieron las casas editoriales de libros más importantes cuando trabajaron con Apple para desarrollar un libro en línea que compitiera con Amazon

La Alianza reconoce que su propuesta requiere una legislación que les brinde autorización específica para negociar como grupo, la cual no se suele otorgar. 

Es un pedido ante el Congreso y el Gobierno estadounidense, dominados por el Partido Republicano, que con Trump en la Casa Blanca no es amistoso con la prensa actualmente.

La carta fuerte de los medios es el fundador y presidente ejecutivo de News Corporation, Rupert Murdoch, con gran influencia en el gobierno de Trump y con los republicanos en el Congreso.

Transformación del periodismoDirectores, editores y periodistas de medios argentinos, entre ellos iProfesional, conocieron de primera mano recientemente a un protagonista de esta pelea mediática, que visitó Buenos Aires.

Andrew Phelps (en la foto inferior), director de Producto del The New York Times, habló en la jornada “Innovación, tecnología y periodismo” organizada por el Grupo Telecom.

Phelps recordó en su charla la evolución que siguió la noticia en Internet. Contó que al principio la portada del diario aparecía en la pantalla como una transcripción casi lineal de lo que era en el papel.

“La experiencia era la misma. Pero en los últimos años el número de plataformas por donde circulan las noticias explotó. Además de pensar en la primera plana, tenemos que pensar en aplicaciones móviles y en redes sociales como Facebook, Twitter o Snapchat”, explicó Phelps, quien mostró una aplicación del diario en un reloj inteligente de Apple.

La “declinación” de la carátula del NYT se refleja en estos números. En los últimos años cayó de 116 millones de visitas a 80 millones

Sin embargo, al mismo tiempo se multiplicaba la presencia de ese diario en las otras plataformas digitales, sobre todo en el teléfono móvil.

Phelps reconoció que la principal competencia del NYT está en todo aquel contenido que compita “por la atención de las audiencias” dentro de la pantalla del celular. 

“Hace unos años te hubiera dicho que nuestra competencia era el Washington Post o el Wall Street Journal, pero hoy son Google, Facebook, las diversas redes sociales y hasta los videojuegos que están en el celular”, dijo el editor ante la pregunta de un periodista.

“El desarrollo de audiencias” fue el desafío más grande que tuvieron que encarar los editores del principal diario neoyorkino. 

“Tiene que ver con poner el lector en el centro. Se trata de una cantidad de herramientas digitales para que el periodismo llegue a mayor cantidad de gente”, afirmó Phelps.

“La industria periodística se pasó años diciéndole a la gente que las noticias son gratis, pero en realidad el público entiende que el periodismo de calidad es caro y está dispuesto a pagar”, afirmó.

El diario lo resolvió con “un muro de pago”, es decir, un sistema flexible de suscripción digital. “En 2011 asumimos un experimento muy atrevido. Empezamos a cobrarle a la gente para leer las noticias. Yo sé que algunos periódicos de la Argentina hacen lo mismo, o están considerándolo. Hicimos un modelo de medición que ayuda a convocar a lectores solo pagando a aquellos que leen más cantidad de artículos. Empezamos con 20 notas por mes gratuitas y luego pagas”, dijo Phelps.

En 2015 The New York Times superó el millón de suscriptores, hoy ya son más de dos millones más un millón de los suscriptores al diario de papel.

El gran crecimiento de las suscripciones digitales se dio en noviembre de 2016 tras el triunfo electoral de Trump, en especial después que publicara un tuit en el que expresaba que el diario mentía y que ese medio no era su enemigo sino “el enemigo del pueblo norteamericano”.

Aunque buena parte del negocio del diario todavía proviene del viejo papel, su importancia relativa va decreciendo

El diario que ya cumplió 164 años tiene hoy más abonados a suscripciones digitales que tradicionales y 70% de su tráfico web proviene de dispositivos móviles.

Con unas 1.300 personas en redacción, la mirada y la apuesta del medio por los contenidos de calidad también tiene un mensaje para las empresas anunciantes: “The world of digital advertising is a nightmarish joke”, plantea Mark Thompson, director general ejecutivo de la empresa en referencia a la proliferación de noticias falsas y otras artimañas para publicar avisos y generar ingresos.

Para este ejecutivo -citado por Phelps- esta broma de pesadilla “está fuera de control: hay todo tipo de intermediarios fraudulentos y una maraña de empresas extrañas con los píxeles de seguimiento en todo. No se podía pensar en un ambiente más peligroso para una marca“.

Temas relacionados
Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído