Más artículos

El hombre más odiado de los Estados Unidos finalmente fue condenado por fraude
Martin Shkreli, recordado porque subió el precio de un medicamento contra el Sida, fue hallado culpable de tres de los ocho cargos que tenía en su contra
Por iProfesional
05.08.2017 13.13hs Actualidad

Un jurado de Nueva York condenó a Martin Shkreli, un exgerente de fondos de cobertura y ejecutivo farmacéutico bautizado una vez como "el hombre más odiado de Estados Unidos", por solo tres cargos de un total de ocho en su contra.

El empresario de 34 años, conocido por provocar la multiplicación del precio del medicamento para el sida y la malaria Daraprim, que pasó de 13.5 a 750 dólares el comprimido de un día a otro en 2015, fue hallado culpable de tres cargos al final de un juicio que duró prácticamente un mes.

El jurado de 12 miembros lo declaró culpable de dos cargos de fraude accionario y también de conspiración para cometer fraude accionario en el quinto día de deliberaciones en una corte federal de Brooklyn, Nueva York.

El exagente enfrentaba hasta 20 años de prisión si era declarado culpable de los ocho cargos.

Al hablar con periodistas fuera de la corte, Shkreli, que fue liberado bajo fianza, dijo que estaba "encantado" con el veredicto.

En tanto, CNN reportó que Shkreli llamó a su acusación "una caza de brujas de proporciones épicas", y se centró en las absoluciones.

Su abogado, Benjamin Brafman, planteó la posibilidad de una apelación.

Fiscales federales acusaron a Shkreli de hacer trampa a los inversionistas de más de u$s11 millones entre 2009 y 2014, en lo que significaba un esquema de Ponzi (una operación fraudulenta de inversión que implica el pago de intereses a los inversores de su propio dinero invertido o del dinero de nuevos inversores).

Los fiscales dijeron que Shkreli manejó mal el dinero de los fondos de inversión Elea Capital, MSMB Capital y MSMB Healthcare. Shkreli fue CEO de Retrophin, una compañía farmacéutica que fundó en 2011.

Los fiscales argumentaron que mintió a los inversionistas en MSMB Capital y MSMB Healthcare sobre el desempeño de los fondos, y que utilizó el dinero de Retrophin como una alcancía para pagar a los inversionistas de MSMB y para cubrir préstamos personales y otras deudas, de acuerdo con AFP.

Su abogado, Benjamin Brafman, describió a su cliente como un genio raro que en última instancia hizo a sus inversores más ricos.

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído