NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Actualidad

Europa en alerta roja: a los atentados en España se suman ataques con cuchillos en Finlandia y Alemania que dejan 3 muertos y heridos

Europa en alerta máxima: a los atentados en Barcelona se suman ataques en Finlandia y Alemania que dejan 3 muertos

Tras el doble atentado en Cataluña -que podría haber tenido mayor poder de daño, según la policía local-, se produjeron dos ataques a cuchillazos. Uno fue en Turku, donde hubo dos víctimas fatales y 6 heridos, y otro en Wuppertal, que también tuvo como saldo una persona fallecida. Crece la tensión

18.08.2017 19.38hs Actualidad

Europa no sale del asedio fantasmal del terrorismo. Con las imágenes de los atentados en Cataluña aún frescos en la retina, este viernes el Viejo Continente volvió a estremecerse por dos nuevos actos violentos, en Finlandia y Alemania, que dejaron al menos 3 muertos y 7 heridos. Aún se desconocen los motivos de los ataques.

El primer suceso ocurrió en la ciudad finlandesa de Turku, donde 2 personas murieron y 6 resultaron heridas tras ser atacadas a cuchilladas por un hombre que fue detenido. La policía seguía buscando a otros sospechosos.

"Hay ocho víctimas en el apuñalamiento. Dos muertos y seis heridos", informó vía Twitter la policía regional.

Los hechos ocurrieron en el centro de aquella ciudad portuaria del suroeste del país, en un barrio muy frecuentado.

"He visto a una anciana (...), tenía sangre en todo el cuerpo", dijo a la AFP Wali Hashi, presente en el lugar de la agresión. "He intentado ayudarla (...), la he puesto de lado", explicó.

"Una joven ha gritado mucho en una esquina de la plaza. Hemos visto a un hombre en la plaza que agitaba el cuchillo que tenía en la mano", contó a la televisión pública finlandesa YLE un testigo que no quiso dar su nombre.

La policía disparó a las piernas del supuesto autor del crimen, cuyas motivaciones todavía se desconocen.

Con el antecedente de lo sucedido en el paseo de Las Ramblas, en Barcelona, las fuerzas de seguridad acordonaron el centro de la ciudad y pidieron a la población que abandonara y evitara el centro de Turku, una localidad que fue antaño la capital y la ciudad más poblada de Finlandia.

"El gobierno sigue de cerca la situación en Turku y la operación que está llevando a cabo la policía", tuiteó Juha Sippilä, jefe del gobierno finlandés, antes de una reunión prevista de su ejecutivo.

Según el canal de televisión MTV3, la policía, que tenía previsto dar una rueda de prensa a última hora de la tarde, incrementó la seguridad en el aeropuerto de Helsinki y en las estaciones de tren.

En junio, los servicios de seguridad finlandeses (Supo) subieron un grado el nivel de riesgo de atentados en el país, tras enterarse de mayores proyectos "relacionados con el terrorismo" en Finlandia.

Ese riesgo, que se consideraba como "débil" hasta el momento, es ahora "elevado", esto es, el segundo nivel de una escala de cuatro.

El segundo suceso aconteció también este viernes en Wuppertal, en el oeste de Alemania, y también dejó como saldo una víctima fatal mientras que otra resultó herida, según informó la policía alemana. 

El asesino, que acuchilló a ambas personas, se dio a la fuga y estaba siendo buscado con intensidad.

"Puedo confirmar que se trata de un crimen", indicó a la AFP una portavoz de la policía. "Un hombre perdió la vida y otro fue hospitalizado", añadió.

Los hechos ocurrieron en la zona de Elberfeld, en Wuppertal.

La policía buscaba a uno o varios agresores y no estaba en condiciones de precisar las circunstancias exactas de lo ocurrido. Horas antes, había sucedido el acto criminal de Finlandia

Los sucesos ocurren un día después de dos atentados reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Cataluña.

En la tarde del jueves, una furgoneta embistió a una multitud de peatones en el centro de Barcelona, dejando al menos 13 muertos y más de 100 heridos. Horas después, un coche atropelló a varios transeúntes en Cambrils, a 120 km al sur de Barcelona, causando una víctima mortal

Un atentado mayor
Los presuntos autores de los ataques en Barcelona y Cambrils, en el noreste de España, preparaban atentados de mayor envergadura, pero tuvieron que rebajar sus planes, afirmó la policía española.

"La tesis que estamos barajando", precisaron los investigadores, es que "se estaban preparando ya desde hace algún tiempo alrededor de este domicilio de Alcanar", un municipio 200 km al sur de Barcelona donde en la noche del miércoles se produjo una explosión, explicó Josep Lluis Trapero, jefe de los Mossos d'Esquadra (policía catalana).

La explosión de hace dos noches en una casa de la provincia de Tarragona, donde manipulaban varias garrafas de gas, hizo que los yihadistas debieran actuar de forma improvisada.

"La explosión en Alcanar lo que ha hecho es evitar (...) atentados de mayor alcance del que se ha producido", añadió, señalando que los atacantes debieron actuar "de manera más rudimentaria siguiendo la estela de los otros atentados en ciudades europeas".

Así, atacaron primero el jueves en Barcelona a una hora de la tarde en la que la avenida de la Ramblas estaba llena de turistas, con un furgoneta blanca que descendió a toda velocidad y arrolló a decenas de peatones, matando a 13 personas.

El conductor bajó del vehículo y salió corriendo. Su paradero oficialmente es aún desconocido.

Horas más tarde, pasada la medianoche, un Audi A3 arrolló a varias personas en el paseo marítimo de Cambrils. El coche impactó contra un vehículo de policías regionales, quienes dispararon contra los sospechosos.

La policía sospecha que ambos ataques son obra de un "grupo de personas", cuyo número no precisó, vinculadas con el hallazgo de cuatro vehículos. Hay cuatro localidades catalanas en el centro de la investigación: Barcelona, Cambrils, Alcanar y Ripoll. Ya hay cinco abatidos y cuatro detenidos: tres marroquíes y un español nacido en Melilla, de entre 21 y 34 años y sin antecedentes relacionados con terrorismo.

Se cree que la vivienda de Alcanar supuestamente sirvió como base de operaciones para idear los atentados.

El número de víctimas del doble atentado aumentó a 14 muertos y 120 heridos.

En medio de la consternación, en una manifestación excepcional, el rey Felipe VI; el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy; y su homólogo catalán, Carles Puigdemont, junto a miles de ciudadanos, realizaron este viernes al mediodía un minuto de silencio en Barcelona en homenaje a las víctimas, seguido de un largo aplauso y cánticos de "no tinc por", es decir, "no tengo miedo" en catalán.

Víctimas
Hay al menos 35 nacionalidades entre las víctimas de Barcelona, que venían de países como Francia, Venezuela, Australia, Irlanda, Perú, Argelia y China, según la agencia española de protección civil.

Dos italianos, una belga, una portuguesa y un estadounidense murieron en el atentado de Barcelona, según confirmaron sus gobiernos.

De los 126 heridos en los dos ataques, 61 han sido dados de alta, pero 17 siguen en estado crítico, indicó el organismo en su último parte.

Este viernes seguían apareciendo historias trágicas consternadoras de familias afectadas por los ataques. "Desaparecido en Barcelona", puede leerse en un mensaje colgado en Facebook colgado por Tony Cadman, quien busca a su nieto de siete años que desapareció en el ataque de las Ramblas.

Debajo del texto, una fotografía muestra a un niño sonriente, identificado como su nieto Julian Alessandro Cadman, con una sudadera de color verde y el nombre de su guardería. "Encontramos a Jom (mi nuera) y ella está grave pero estable en el hospital" pero el niño todavía no ha aparecido, dice la publicación.

Argentina se solidariza
En pos de solidarizarse con su par europeo, el presidente Mauricio Macri dialogó con Mariano Rajoy para "trasmitirle la solidaridad del Gobierno y el pueblo argentino".

Desde la Residencia Presidencial de Olivos, el mandatario se comunicó telefónicamente con el ibérico. Minutos más tarde, el jefe de Estado recibió al embajador argentino ante el Reino de España, el misionero Ramón Puerta, a quien "instruyó para que exprese a los familiares de las víctimas argentinas que el Gobierno está a su disposición para colaborar y acompañarlos", en alusión a los dos ciudadanos argentinos que resultaron heridos durante el ataque que se adjudicó el grupo extremista Estado Islámico.

Tras el atentado en la ciudad catalana, el cónsul argentino en Barcelona, Alejandro Alonso Sainz, había confirmado que entre los heridos había dos ciudadanos de este país: Cristina, una mujer de 67 años que sufrió golpes en el fémur y pelvis; y Pablo, de 37, con heridas leves.

A su vez, la Argentina repudió y condenó a través de Cancillería, los hechos de violencia que tuvieron lugar este viernes en Alemania y Finlandia, a la vez que expresó su solidaridad con las víctimas y los heridos.

Enterate lo último sobre startups, fintech, blockchain, innovación corporativa y criptomonedas. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas