NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Actualidad

Tras la marcha por Santiago Maldonado, liberaron a 30 de los 31 detenidos por los incidentes

Tras la marcha por Santiago Maldonado, liberaron a 30 de los 31 detenidos por los incidentes

El juez Martínez de Giorgi ordenó la excarcelación. Solo quedó un hombre en la cárcel porque presentó documento falso. Desde la Correpi hablaron de "causas armadas por la policía" y Cristina Kirchner tildó los encarcelamientos de "cacería". Pidió investigar "quiénes y cómo iniciaron los incidentes"

04.09.2017 12.54hs Actualidad

El juez Marcelo Martínez de Giorgi ordenó el domingo a la noche liberar a 30 de los 31 detenidos luego de la marcha del viernes a Plaza de Mayo para reclamar por la aparición de Santiago Maldonado, luego de haberles tomado declaración indagatoria.

Luego de las audiencias, el juez se entrevistó con un grupo de representantes del Encuentro, Memoria, Verdad y Justicia, a quienes les habría anticipado su conformidad para dictar la excarcelaciones de los acusados a la brevedad.

Pasadas las 22, 30 de los 31 detenidos empezaron a ser liberados y solo quedó apresado un hombre que presentó un documento falso durante la declaración indagatoria.

En ese sentido sostuvo en un principio que era de origen venezolano pero frente al juez aseguró ser colombiano, por lo que la Policía Federal se encuentra averiguando su verdadera identidad.

María del Carmen Verdú, de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), reveló que durante la reunión se le hicieron al magistrado una "serie de señalamientos" que a su juicio permitirían ver que se trató de "causas armadas por la policía".

"Nos manifestó su voluntad de ordenar las excarcelaciones de forma inmediata", aseguró la integrante de la organización de Derechos Humanos en diálogo con la prensa en la puerta de Comodoro Py.

"El propio juez ha reconocido que no tiene elementos para sostener la detención", agregó Verdú, que agradeció la influencia que tuvieron los medios para que la jornada de audiencias se adelantara un día.

Señaló, a su vez, que el horario de detención de varios de los detenidos que figura en los actas policiales no coincide con el horario registrado por muchos medios digitales.

Los detenidos habían sido trasladados al Juzgado Criminal y Correccional Federal número 5 a las 8 para prestar declaración indagatoria a esa hora, pero Martínez De Giorgi no llegó al lugar sino hasta varias horas después, lo que provocó la versión de que las audiencias iban a ser aplazadas hasta este lunes, cosa que finalmente no ocurrió.

Ismael Jalil, uno de los abogados defensores, aseguró que se trata de una "causa políticamente armada" contra los 31 presos, entre quienes se encuentran docentes y trabajadores de medios de prensa alternativos.

"No tienen nada que ver con los incidentes. La figura que se les imputa implica que tienen que ser ellos los que los provocan", cuestionó.
"Acaban de retener por 72 horas injustamente a trabajadores y trabajadoras de nuestro país. Van a pagar esto", sentenció.

Los manifestantes, que estaban alojados en cuatro dependencias policiales de la Ciudad de Buenos Aires, están acusados de haber cometido los delitos de "intimidación pública y atentado y resistencia a la autoridad".

Una docena de los detenidos habían sido derivados a la Comisaría 12, del barrio porteño de Caballito; siete a la Comisaría 15, de Retiro; y 14 a la Comisaría 30, de Barracas.

Los enfrentamientos de la policía con manifestantes se generaron luego de la multitudinaria marcha por la aparición con vida de Santiago Maldonado, que no registró incidentes hasta varias horas después del acto, y derivaron en que un puñado de ellos comenzara a quemar contenedores de basura, pintaran paredes y rompieran vidrios de comercios y edificios públicos.

Según fuentes de la propia policía, un total de quince efectivos resultaron lesionados durante la protesta.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, opinó que los disturbios durante la movilización "estaban preparados de antemano".

"Los disturbios estaban preparados de antemano. Están detrás de los árboles esperando que le den una orden. La (ministra de Seguridad, Patricia) Bullrich dijo que las balas de goma no matan. Las balas de goma también matan", aseguró la referente de los derechos humanos.

En diálogo con Radio 10, Carlotto cuestionó el origen de los incidentes durante la movilización y señaló que le "llama la atención que haya aparecido un grupo extraño y empiece a hacer lío".

"Cacería"
Cristina Kirchner aseguró este domingo que los incidentes del viernes tras la marcha por la aparición de Santiago Maldonado, fueron ocasionados por la policía y publicó un video en el que denunció la "cacería" de manifestantes y periodistas.

La imágenes que vas a ver en el siguiente video hace décadas que no se veían en nuestro país. Ocurrieron el 1° de septiembre mucho después de finalizada la masiva y pacífica marcha que desbordó la Plaza de Mayo. Y colmo las avenidas aledañas por la aparición con vida de Santiago Maldonado. OTRA VEZ en horario televisivo y primetime", afirmó la ex presidenta, para presentar en sus redes sociales un video con imágenes editadas de la detención de personas tras los incidentes .

"En esta oportunidad policías de civil disfrazados de manifestantes se pusieron un chaleco y empezaron una cacería de gente y de periodistas. La democracia degradada y puesta al servicio de un spot televisivo", continuó.

Cristina pidió al Estado "investigar quiénes y cómo se iniciaron los incidentes y también identificar quiénes son los policías de civil disfrazados de manifestantes que gasearon, golpearon y detuvieron a personas".

"El gobierno violó la ley que establece que la policía que garantiza la seguridad y vida de lxs argentinxs debe estar uniformada e identificada".

"No es bueno mirar para otro lado cuando en tu país suceden estas cosas. Dónde esta Santiago Maldonado?", culminó la ex jefa de Estado.

 

 

 

 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas