NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Impuestos

Gobierno cerró negociación por reforma tributaria y busca que se apruebe antes de fin de año

Gobierno cerró negociación por reforma tributaria y busca que se apruebe antes de fin de año

El proyecto se convertirá en ley antes de Año Nuevo y podrá comenzar a implementarse a partir de 2018                          

06.12.2017 12.45hs Impuestos

El Gobierno está muy cerca de avanzar con la reforma tributaria.  El proyecto -con varias modificaciones respecto de la versión original que presentó Nicolás Dujovne a fin de octubre- se convertirá en ley antes de Año Nuevo y podrá comenzar a implementarse a partir de 2018. 

La reforma mantiene los pilares que se propuso sostener el oficialismo: bajar los costos laborales, abaratar las inversiones y eliminar exenciones como la que beneficiaba a la renta financiera.

El tema principal que aún queda por resolver es cómo se aplicará el nuevo esquema de impuestos internos para las bebidas sin alcohol.

Las cervezas, los vinos y los espumantes (sidra y champagne) lograron quedar afuera de los aumentos previstos. 

Según confirmaron a ímbito Financiero fuentes de la cartera de Hacienda y también del sector privado, está muy cerca de lograrse un acuerdo entre empresas y Gobierno.

La base del arreglo es que la solución sea "neutra y gradualista". Esto significa que habrá una redistribución pero no un aumento neto de la carga impositiva. Así­, habrá tributos que subirán y otros que bajarán, pero los cambios siempre se instrumentarán de manera gradual.

Los funcionarios ponen como ejemplo de neutralidad fiscal lo que ocurrió con los impuestos internos a los cigarrillos (que ya soportan una carga fiscal muy elevada). En este caso, la alí­cuota actual está en un 75% y baja al 70%, pero aumentan los cargos fijos mí­nimos determinados en pesos, no en porcentajes.

La intención es cerrar un acuerdo para poder votar dictamen de comisión el 13 de diciembre y votar de inmediato en el recinto. Así­ se podrí­a llegar a tiempo con el posterior tratamiento en el Senado para que sea ley el 26 de diciembre.

Según el esquema que se está acordando, se establecerá un tope de azúcar a partir del cual las bebidas comenzarán a pagar el impuesto. Esto permitirí­a eximir a jugos y aguas saborizadas, que pagan el 4% de internos. Incluso el agua mineral soporta el mismo gravamen y hay consenso absoluto en que debe quedar exenta.

Como contrapartida, las gaseosas azucaradas (no las versiones light o zero, que tendrán una tasa menor) pasarán a pagar un 17% en lugar del 8% con que están gravadas en la actualidad. Pero este aumento no será aplicado de una sola vez, sino que se harí­a gradualmente en un proceso de uno, tres y cinco años. Esta gradualidad es uno de los aspectos que todaví­a restan acordar entre los negociadores.

El criterio de gradualidad que se pretende aplicar permitirí­a atenuar el impacto económico de la mayor carga impositiva sobre algunos productos. 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas