NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Comex

Rí­o, Miami, Orlando: los argentinos aprovecharon el "dólar barato" de noviembre y serán récord las vacaciones en el exterior

Rí­o, Miami, Aruba: argentinos apostaron "dólar barato" de noviembre y el turismo será récord

Cada día, los turistas gastan en el exterior un 120% más que lo que facturan los shoppings más importantes del país. Las expectativas marcan que la cifra tenderá a acelerarse, pese a la suba que experimentó el billete verde. Qué destinos ganaron y perdieron terreno en el listado de los más buscados

Por Juan Diego Wasilevsky
25.12.2017 09.10hs Comex

La cifra impacta: el turismo de argentinos en el exterior está aspirando de la economí­a la friolera de $395 millones diarios. 

Y promete acelerarse aun más en el arranque de la temporada de verano 2018

Se trata de un nivel muy vertiginoso, dado que es casi 130% más elevado que los $173 millones que los consumidores gastan por jornada en todos los shoppings de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, según el último dato publicado por el INDEC. 

La cuenta no guarda ningún secreto ni artilugio: según la consultora Ivenómica, en base a información oficial, en el tercer trimestre de 2017 los argentinos, sin considerar los vuelos, gastaron fuera del paí­s unos u$s2.100 millones. 

Al tipo de cambio oficial de ese entonces, la cifra arroja los mencionados $395 millones diarios. 

Como contrapartida, en ese mismo lapso, los principales centros de compras registraron una facturación de $15.500 millones, es decir, un promedio de $172 millones cada 24 horas. 

Desde la consultora advierten que, si se incluyeran las compras de tickets aéreos -dinero que luego es girado a las casas matrices en el exterior que prestan el servicio-, entonces "esta cifra deberí­a ser aun más significativa". 

El problema es que, según los expertos, la Argentina se prepara para un nuevo boom en los niveles turismo emisivo, de cara a la temporada alta de 2018

De acuerdo con las proyecciones de la consultora, entre enero y marzo estarán "fugándose" en concepto de viajes y gastos en el exterior, unos u$s4.500 millones. 

Restados los u$s1.700 millones que se espera dejen en el paí­s los visitantes extranjeros, esto redundarí­a en un rojo de la balanza turí­stica de nada menos que u$s2.800 millones. 

"Esta cifra se constituirí­a en un déficit histórico", plantea el economista Pablo Besmedrisnik, en un contexto en el que más expertos vienen alertando por el crecimiento desmesurado del rojo externo y que sigue obligando al Gobierno a cubrirlo con financiamiento internacional. 

El punto a destacar es que esta proyección del récord negativo de la balanza turí­stica se mantiene firme pese al salto que el billete verde experimentó en los últimos dí­as en el plano local. 

El hecho de que la balanza de viajes marque un nivel déficit histórico no obedece a que los argentinos sean indiferentes al avance de la moneda estadounidense. Sino que es consecuencia de que los paquetes y aéreos para la temporada alta –principalmente con destino a Rí­o de Janeiro y Miami- fueron contratados, en su gran mayorí­a, entre octubre y noviembre, en cuotas fijas y en pesos, cuando la moneda estaba calma

Es decir que, independientemente del precio que el billete verde tenga de ahora en más, ya existe un gran caudal de argentinos con los tickets aéreos y los vouchers de hoteles en sus manos

Según confirma a iProfesional Julián Gurfinkiel, cofundador del buscador de ofertas Turismocity, "la mayor proporción de búsquedas para viajar durante el verano se concentran entre octubre, noviembre y comienzos de diciembre". 

De modo que buena parte de las operaciones para vacacionar fuera del paí­s se cerraron durante los meses en los que el billete verde no sólo no sufrí­a sobresaltos sino que era señalado por economistas y empresarios por estar demasiado "barato". 

En este sentido, Besmedrisnik, de Ivenomica, plantea que el "fortalecimiento del poder adquisitivo de los argentinos medido en dólares" durante prácticamente todo el 2017, es lo que terminó explicando "el incentivo a vacacionar en el exterior". 

Incluso, Gurfinkiel plantea que el salto que pegó el billete verde hasta alcanzar un nuevo récord, tampoco frenó la contratación de viajes al exterior. 

"Esta semana tuvimos un buen nivel de búsquedas y compras para lo que es el promedio histórico de esta fecha", confirma el empresario. 

Martí­n Romano, gerente para la Argentina de Atrapalo, una agencia online creada en España y que cuenta con presencia en diez paí­ses- señala a iProfesional que, pese al ruido que introdujo el tipo de cambio en los últimos dí­as, igualmente se prevé un boom de turistas veraneando en el exterior. 

De hecho, las agencias están cerrando el año con un crecimiento de la facturación en dólares del orden del 24%, respecto del mismo lapso de 2016. 

"Se espera una muy buena temporada", plantea. 

El salto de la cuenta "turismo internacional" también se ve reflejado en los números del Banco Central. 

Según el último dato publicado por la entidad que conduce Federico Sturzenegger, al 19 de diciembre los saldos por gastos de argentinos con tarjeta de crédito en el exterior sumaron u$s524 millones, un nivel récord desde 2002. 

Esta cifra, además, implica un alza del 24% respecto del mismo perí­odo de 2016. 

Incluso, es un 57% más elevada que los u$s334 millones registrados en 2012, año en el que el entonces ministro de Economí­a, Axel Kicillof, aseguraba que los dólares debí­an garantizarse para levantar torres de petróleo y no para que los "más pudientes" viajen a Miami o compren autos de lujo. 

Los destinos más buscados
A la hora de analizar hacia qué destinos viajan los argentinos que cruzan las fronteras, de cara al verano 2018 se observan algunos cambios importantes respecto de la temporada pasada. 

De acuerdo con información provista por Despegar, el top 5 de las plazas más buscadas para enero próximo está conformado por Rio de Janeiro, Miami, Orlando, Cancún y recién en el quinto puesto, Santiago de Chile. 

Se trata de un cambio sustancial respecto de lo que sucedió el año pasado, cuando la capital del paí­s trasandino ocupaba el segundo puesto en las preferencias de los argentinos, momento en que era un verdadero imán para los visitantes que querí­an hacer shopping

¿Dejó acaso de ser Chile la "nueva Miami"? Para los empresarios del sector turí­stico es apresurado dar por concluido el furor. 

Sin ir más lejos, para cuando culmine 2017, unos 3,7 millones de argentinos habrán viajado al paí­s vecino, un 25% más de personas que en 2016. Además, en enero estará de visita el Papa Francisco, lo que ayudó a incrementar el nivel de reservas hoteleras. 

Sin embargo, los expertos plantean que cada vez el gasto promedio se ha ido achicando levemente, al tiempo que es un destino que está consolidándose más como alternativa para los fines de semana largo.  

"Los comerciantes chilenos, en general, fueron aumentando los precios. Se ve cada vez menos al argentino tí­pico que cruza para traerse un televisor", plantea Romano, quien agrega que ahora es Asunción la ciudad que está tomando la posta como destino para el "turismo shopping". 

De hecho, en las últimas jornadas se registraron hasta 10 kilómetros de autos que esperaron en fila para llegar a Paraguay y aprovechar los bajos precios para las compras navideñas. 

A la pérdida de gravitación de Chile como meca para la adquisición de electrodomésticos y tecnologí­a se suma la baja o quita de aranceles en el mercado interno con la que ha venido avanzando el macrismo que, justamente, se puso como meta equiparar los precios al público de un lado y del otro de la cordillera. 

En el caso de un televisor LG de 32 pulgadas HD, en un comercio porteño se consigue por $7.800, mientras que quien opte por traerlo del paí­s vecino y pagando los impuestos correspondientes terminará abonando unos $6.000. 

Se trata de una diferencia del 30%, la cual no es despreciable pero que contrasta con las brechas del 60% o el 70% que se observaban hasta hace un par de años. 

Incluso, en el caso de las notebooks, puede darse el caso de que los precios en la Argentina resulten hasta más económicos, algo impensado hace unos meses. 

Si se considera una notebook Dell con procesador i3 y 1 Tera de capacidad, en un Falabella de Santiago se puede conseguir por el equivalente a u$s482. 

Pagando los tributos en la Aduana, este equipo terminará costando unos $11.500. 

Como contrapartida, un comercio que opera en Mercado Libre y con categorí­a "platinum" (bien calificado), ofrece el mismo producto a $10.500. 

Otra caracterí­stica que empezó a tallar con más fuerza en el cambio de destinos fue la irrupción de las low cost. 

Desde Turismocity, Gurfinkiel asegura que las agresivas promociones que lanzó la compañí­a Level, perteneciente a la española Iberia, generó que por primera vez, Barcelona encabece las búsquedas para ese paí­s, relegando a un segundo puesto a Madrid

Para Romano, "ya estamos viendo cambios por la entrada de estas empresas. Pero el verdadero impacto lo vamos a comenzar a sentir en 2019. El 2018 va a ser de transición, hasta que se acomoden". 

En paralelo, el experto agrega que justo cuando los argentinos comenzaban a organizar sus vacaciones, estalló la crisis por el huracán Irma, que azotó a buena parte del Caribe

"Esto generó que destinos clásicos, como Cuba, salieran del top 10 de los destinos más buscados", apunta Romano.

"Parte del caudal que solí­a elegir el Caribe, se fue a Brasil, un destino para el que aumentó mucho la demanda", señala. 

De hecho, en el paí­s vecino esperan un verano récord, con cerca de 2,6 millones de argentinos, un 13% más que el nivel registrado la temporada anterior. 

Viní­cius Lummertz, presidente de Embratur, la agencia de promoción de turismo de Brasil, afirmó durante su paso por Buenos Aires que prevén que este flujo de turistas deje en la economí­a local unos u$s1.300 millones, a razón de u$s500 por persona en promedio.  

Otra plaza que desbordará de argentinos esta temporada es Uruguay, cuyo gobierno viene desplegando una agresiva campaña para atraer visitantes, que incluye el no cobro del IVA en el rubro gastronómico hasta un descuento del impuesto en el caso de gastos inmobiliarios. 

Así­ las cosas, las autoridades de ese paí­s ya palpitan un verano récord, con 4 millones de turistas, de los cuales, más de 2,5 millones llegarán con DNI albiceleste; cifra que a su vez implicará un alza del 10%. 

Te puede interesar

Experiencias reveladoras

Cómo transformar un aparente error en una idea superadora

Management | Por Melina Cao, Directora de RRHH de Unilever Argentina