NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Vinos & Bodegas

Grandes vinos de autor: por qué tenés que seguirle los pasos al enólogo Eduardo Vidal

Grandes vinos de autor: por qué tenés que seguirle los pasos al enólogo Eduardo Vidal

A través de su proyecto personal, ofrece ejemplares de alto vuelo y con su sello particular. Cinco de sus vinos de su autoría que hay que probar 

Por Juan Diego Wasilevsky
19.01.2018 21.29hs Vinos & Bodegas

A esta altura, Eduardo Vidal es uno de los enólogos "independientes" que supo hacerse un lugar en la industria vitiviní­cola argentina. 

Admirador del estilo de Marcelo Peleritti pero con vuelo propio, Vidal es un enólogo que no dedica su tiempo a analizar qué es lo que dicta la moda. 

Es, a esta altura y con varias vendimias encima, la contracara de un "hipster" del vino.

A la hora de elaborar sus vinos, revela su atracción por la sana madurez; la "bebibilidad" bien entendida, no ya desde una postura frí­vola o pasatista; y la madera, que bien utilizada puede ser la mejor aliada para un vino de alta gama. 

Cuando se le pregunta cómo se definirí­a como profesional, Vidal demuestra que no es de los que se siente en su zona de confort hablando de sí­ mismo: "Es una pregunta difí­cil. Creo que soy un enólogo que ama su profesión y que la lucha todo los dí­as, para que mi proyecto crezca". 

Actualmente, Vidal cuenta con tres lí­neas de vinos, de las cuales produce un total de 65.000 botellas por vendimia. Es decir que claramente se trata de un proyecto pequeño y de partidas bien limitadas. 

Las mismas están conformadas por: 

-Cayado: conformado por un Malbec, un Cabernet Sauvignon, un red blend y un Sauvignon Blanc. Son vinos sin aristas, de cuerpo medio, y en general de atractiva aromática. 

-El Espí­a: una lí­nea que se compone de dos etiquetas (Capí­tulo Primero y Gran Final), inspiradas en una clásica canción de Soda Stereo: Persiana Americana (Gustavo Cerati cantaba  "soy un espí­a, un espectador..."). Son blends que no revelan el corte, con buen balance entre concentración, frescura y delicadeza. 

-Nube Negra: su vino icónico y tope de gama, que lo consagró como enólogo y que también tiene una inspiración musical: nació como homenaje a Joaquí­n Sabina. Actualmente incluye un Malbec y un Cabernet Franc. Son vinos más corpulentos y con más carácter, donde la madera tiene un papel más protagónico.

-En paralelo, lanzó Corazón de León, un proyecto de 3.000 botellas que nació a pedido de los jugadores del club de fútbol Estudiantes de la Plata, Israel Damonte y Leandro Desábato. 

A la hora de analizar las ventajas de ser un enólogo independiente, Vidal afirma que "lo mejor es lo que aprendés. Tenés que saber todo: dónde comprar uva, corchos y botellas; ocuparte de la logí­stica y hasta de la venta, que es lo más difí­cil. Eso, a veces, se transforma en una desventaja, porque tenés que estar en todo y a mil y siempre se escapa algo". 

En ese sentido, afirma que "al ser vos el que decide qué vino querés que llegue al consumidor podés fallar, pero morí­s con tu idea".

Respecto de la posibilidad de un dí­a construir bodega propia, Vidal señala que "si llega en algún momento, serí­a muy bueno, para poder centralizar todo en un solo lugar". 

"Siempre sueño en una bodega no muy grande pero sí­ con una buena cava para que todos vengan a probar los vinos y pasar grandes momento. Pero por ahora tengo que pensar en seguir creciendo con los vinos y las marcas", detalla. 

Cinco vinos para conocer el proyecto 

A continuación, cinco vinos de Eduardo Vidal Wines que vale la pena probar: 

Cayado Sauvignon Blanc 2016 ($170) 


Sabroso Sauvignon Blanc de esos que van por el andarivel del medio y conjugan con solvencia y equilibrio las hierbas frescas y las notas de frutas blancas y ese destello tropical. En boca es ágil, de recorrido corto y con buen volumen para lo que es la variedad. Las frutas tropicales se adueñan del paladar pero una acidez filosa aparece para evitar que decaiga. Fresco y fácil de beber.

Cayado Blend 2016 ($230) 


Fruta roja suavemente madura, un toque especiado y un dejo mentolado bien de fondo le dan vida a su paleta. Al paladar premia con taninos maduros, con cierto dejo dulzón y un paso apenas sucroso. Deja un sabor intenso y persistente a ciruelas pasas, sin dejar nunca de ser fresco y amable. 

El Espí­a Capí­tulo Primero ($320)  


Vidal es de los que prefiere no abundar en detalles sobre variedades ni zonas, y que sea el vino el que se exprese. El resultado es un ejemplar plagado de frutas negras y rojas, apenas confitadas, hierbas aromáticas y un lindo especiado, que le dan vida a una paleta de aromas profundos y algo exóticos. En boca revela una buena frescura, con un carácter herbáceo. Los taninos a esta altura están impecablemente pulidos y la acidez lo recorre de punta a punta y le imprime nervio y presencia. Así­ como Nube Negra, la lí­nea tope de gama de la bodega, habla de madurez y madera, El Espí­a es un poco más despojado. Y realmente funciona. 

Nube Negra Cabernet Franc 2014 ($850) 


Este Cabernet Franc de partida ultra limitada y que claramente mantiene su sello. A Vidal no le tiembla el pulso en elaborar vinos con cuerpo y con buen aporte de la madera. Su estilo cobra vuelo con este tinto que conjuga fruta roja madura, pimienta, leves toques mentolados y una madera que aporta dejos a café, ahumados y especias dulces. En boca vino amplio, jugoso y con soberbio músculo, bien sucroso y que habla de madurez. Sus taninos firmes, redondos y dulzones, marcarán la zona de confort para los amantes de este estilo. 

Nube Negra Malbec 2014 ($792)  


Un gran Malbec que impone presencia, desde la imagen, hasta que llega a la copa. Gusta por su fruta roja madura, su paleta profunda y exhuberante, con muchas especias, toques a regaliz y notas propias de la madera. No se guarda nada. En boca muestra paladar pleno, un fluir bien envolvente, en el que los taninos maduros y sin aristas llevan la batuta. Tiene buena acidez y esto le aporta un cierto toque de frescura. Pero es un Malbec de alto impacto, bien gastronómico, que tiene hándicap para acompañar con soltura platos a base de carne bien cargados de sabores.

Te puede interesar