Más artículos

La tecnologí­a "inverter" en los equipos de aire acondicionado espera un "empujón" del calor para crecer en ventas

La tecnologí­a "inverter" en los equipos de aire acondicionado espera un "empujón" del calor para crecer en ventas
La tecnología de estos equipos impide los “arranques” de los dispositivos tradicionales. Se amortizan en un plazo que puede variar entre 6 y 18 meses
Por Cesar Dergarabedian
16.01.2018 13.00hs Tecnología

El mercado de los equipos de acondicionadores de aire en la Argentina tiene un jugador de escasa presencia: el de la tecnologí­a "inverter".

Se trata de un sistema que permite en diferentes electrodomésticos, entre ellos los aires acondicionados, generar un importante ahorro de energí­a

Por ejemplo, en el caso de un acondicionador de aire tradicional, el compresor funciona a máxima velocidad para refrigerar la habitación, y cuando se alcanza la temperatura de deseada, el compresor se detiene. Luego, cuando la temperatura sube, el compresor vuelve a arrancar a máxima velocidad y así­ sucesivamente. 

En un equipo inverter, hay un componente electrónico que altera la velocidad del compresor lo que permite alcanzar antes la temperatura marcada y sin parar, disminuya su velocidad hasta el mí­nimo necesario para mantener la temperatura deseada logrando más ahorro.

La tecnologí­a de estos equipos impide los "arranques" de los dispositivos tradicionales, que disparan el consumo, como sucede en los vehí­culos tipo diesel con el consumo de de gasolina.

Esta caracterí­stica fue desarrollada por la multinacional japonesa Toshiba en la década del 80 y hoy se encuentra disponible en la mayorí­a de los equipos de última generación que se comercializan en el paí­s. 

Si el presupuesto lo permite, es conveniente elegir por una unidad equipada con inverter, ya que garantiza un mejor rendimiento y un menor consumo energético.

El ahorro energético que produce provoca que la diferencia de precio con un equipo tradicional se amortice en un plazo que puede variar entre 6 y 18 meses.

Planificación vs. impulsoEl gerente de producto de Aires Acondicionados de BGH, Sebastián Zimmerman, señaló ante iProfesional que el mercado local de aires acondicionados con inverter "todaví­a no es tan grande como en Brasil", donde ya representa al 35% del volumen, cuando hace unos cinco años apenas equivalí­a al 5 por ciento. En la Argentina fue de apenas del 3,2% en 2017.

En el caso del paí­s vecino, ese crecimiento es más notable si se tiene en cuenta que en ese lustro se vivió la peor depresión económica de las últimas décadas.

Zimmerman explicó que el comprador de esta tecnologí­a "apunta a una compra más planificada más que por impulso", con más razón si tiene en cuenta que un equipo inverter tiene un precio de entre el 40% y el 50% superior a uno con tecnologí­a tradicional.

La tecnologí­a inverter todaví­a "es muy nueva" en la Argentina, donde, según el gerente de BGH, "la tarifa de la energí­a sigue siendo muy barato" pese a los aumentos autorizados por el Gobierno nacional desde 2016. 

Según Zimmerman, como en los hogares los aires acondicionados no se usan muchas noches enteras al año, los usuarios "no sienten la diferencia" de ese consumo en la factura del servicio.

En BGH, que aspira este año comercializar equipos con inverter en las capacidades de 2.500, 3.000 y 6.000 frigorí­as, para sumar al modelo de 4.500 que ya está en las góndolas, estiman que las ventas de esta tecnologí­a crecerán en 2018 hasta llegar a una participación de mercado del 15% al 20%.

Esta proyección se realiza desde un año 2017 donde el mercado "fue mejorando un poco" respecto a un 2016 que fue "bastante difí­cil".

Este negocio tiene similitudes a otros dos, helados y cerveza, porque dependen de un factor: el calor. A mayores temperaturas, aumentan las ventas de equipos, cucuruchos y chops.

Además del calor, el negocio de los aires depende, al igual que el del resto de los electrodomésticos, de la marcha de la economí­a en general.

¿En qué buscan diferenciarse de la competencia? Zimmerman destacó que BGH da tres años de garantí­a, un poco menos de un tercio del tiempo de vida de este tipo de equipos.

El gerente de la marca recomendó comprar un acondicionador de aire en invierno, porque los precios son más baratos y hay mayor disponibilidad de instaladores que entre octubre y febrero, la temporada alta de ventas.

Control remoto por InternetBGH comercializa un Split Inverter con Smart Control, que ahorra hasta un 35% de energí­a en comparación con otros equipos Split. Cuenta con Smart Control, una tecnologí­a que permite a través de una aplicación el control de los aparatos desde cualquier tableta o celular. 

En su nueva versión 2.0, el Smart Control utiliza los datos de ubicación del usuario y del hogar para programar escenas y realizar sugerencias de uso que colaboran con un consumo más eficiente de energí­a. 

Por ejemplo: apagar los equipos de aire acondicionado cuando se está a más de 300 metros de distancia o avisar que la temperatura ambiente es muy parecida a la temperatura deseada.

Estos splits forman parte de la lí­nea BGH Silent Air que, además de tener un bajo nivel sonoro, presentan otras caracterí­sticas como Función ECO (que ajusta la temperatura y las funciones del equipo de forma automática para un uso más económico de energí­a) Hot Start, Deshumidificación y Autorestart.

Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído