NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Management

Las 20 definiciones de Jack Ma en Davos: "A los 30 años, yo era un fracaso"

Las 20 definiciones de Jack Ma en el Foro Económico de Davos: "A los 30 años, yo era un fracaso"

La tecnología para potenciar seres humanos, el futuro de la educación y la globalización, fueron algunos de los temas que trató el CEO de Alibaba

25.01.2018 14.04hs Management

Jack Ma, CEO del gigante del ecommerce, Alibaba, se dirigió este miércoles a un grupo de jóvenes en el marco del Foro Económico Mundial que se desarrolla en Davos, evento del cual participa además como miembro de la junta directiva. 

Alibaba tiene la misión de crear 100 millones de empleos alrededor del mundo y por eso no es extraño que el futuro del trabajo y el impacto de la tecnologí­a en este campo fuera uno de los temas recurrentes a los que se refirió el empresario.

Como ex profesor, también comentó cuál es su perspectiva respecto de los retos de la educación, y qué del carácter de un docente es importante para liderar una compañí­a.

La motivación de los jóvenes y los empleados fue uno de sus principales tópicos pero además reveló algunos de sus hábitos diarios y trucos para contratar empleados:

- Así­ como la electricidad, estos cambios crearán un montón de gente exitosa con carreras interesantes. Pero honestamente, cada revolución tecnológica crea un montón de problemas sociales. Mi opinión es que la primera revolución de la tecnologí­a causó la Primera Guerra Mundial, la segunda causó la Segunda Guerra Mundial, ahora estamos en la tercera. La gente se preocupa por la Inteligencia Artificial (IA), los robots, por los datos y la privacidad. Pero así­ te preocupes o no, va a llegar, entonces la pregunta es cómo te cambias a ti mismo.

- Si va a haber alguna tercera guerra, creo que deberí­a ser una guerra contra una enfermedad, contra la contaminación ambiental, o una guerra contra la pobreza de todos nosotros juntos. No debemos hacer la guerra entre nosotros. Si no vemos eso claramente, si no nos alineamos, los seres humanos van a pelear entre ellos, porque cada revolución tecnológica hace un desbalance en el mundo.

- Mi opinión es que si tienes entre 20 y 30 años, debes seguir a un buen jefe y sumarte a una buena compañí­a para aprender cómo se hacen bien las cosas. Si tienes entre 30 y 40 años y quieres hacer algo por vos mismo, solo hacelo. Todaví­a puedes darte el lujo de fallar y perder. Pero cuando tienes entre 40 y 50 años, mi sugerencia es que hagas cosas en las que sos bueno, probar cosas nuevas es más peligroso. Si tienes entre 50 y 60 años, pasa tiempo entrenando y desarrollando a los jóvenes, a las próximas generaciones. Y si tienes más de 70, mejor te quedas con tus nietos.

- Siempre tuvimos muchas mujeres en la compañí­a. ¿Tiene algo de malo? Hoy en dí­a el 49% de nuestros empleados son mujeres y es mucho para una compañí­a de alta tecnologí­a. El ecommerce es una industria de servicio y para servir mejor a la gente tienes que tener un corazón de servicio. Encontramos que las mujeres están haciendo un mejor trabajo que los hombres en eso.

- Tenemos un 49% de los colegas que son mujeres y también casi un 37% del senior management. Nunca lo impulsamos pero las mujeres se sacrifican más, aman lo que hacen, creen en ello. Creo que es uno de los secretos del éxito de Alibaba. No porque pensamos en ellas como mujeres sino que son grandes colegas. Confí­en en mi, una compañí­a llena de hombres no puede ser sostenible.

Por ejemplo, para nosotros el valor principal es que el cliente es la prioridad número uno, los empleados lo segundo y el accionista el tercero. A Wall Street no le gusta lo que digo. Pero cuando empezamos a competir en el mercado, los hombres de repente se suelen enojar , y siempre hay una mujer que les recuerda que no es por la competencia sino que el cliente es el número uno. La mayorí­a de las mujeres lo cree desde el primer dí­a, es como el primer amor, mientras que los hombres se lo olvidan fácil.

- Creo que la globalización no puede ser detenida y el comercio tampoco. Realmente creo que si el comercio se detiene la guerra comienza. El comercio es la manera de disolver las guerras, no de causarlas. Creo que la globalización en los últimos 30 años hizo un gran trabajo, enriqueció a un montón de paí­ses pero, por supuesto, creó un montón de problemas. Hay que mejorarla, es la cura más fácil. Es la responsabilidad y la oportunidad de mi generación mejorar la globalización.

- Mi abuelo trabajaba 16 horas al dí­a, siempre decí­a que estaba muy ocupado. Nosotros trabajamos ocho horas al dí­a y decimos que estamos muy ocupados. Nuestros hijos quizás trabajen tres o cuatro horas al dí­a por tres dí­as a la semana. Apuesto a que también van a decir que están muy ocupados, y que van a viajar. Es imposible detener la globalización, solo se lo puede mejorar, hacer más sencillo. El comercio global deberí­a ser más sencillo, debe ser modernizado.

- La gente me dice que soy muy rico, pero que no tengo tiempo para gastar el dinero. Lo que sucede es que yo sé que no es mi dinero, cuando sé que tengo uno o dos millones es mi dinero, pero cuando tengo 20 millones empiezan los problemas. Cuando tienes más de u$s1000 millones, es una responsabilidad, porque la sociedad confió en vos para que manejes mejor ese dinero. Debes gastarlo mejor que los gobiernos y mejor que las otras personas.

- Cada problema que encontré en la vida de joven, me benefició. Fallé tantas veces, apliqué a tantos trabajos y era rechazado en todos, en más de 30 no me dieron ni una chance. Logré una entrevista en KFC, aceptaron a 23 y yo fui el único no aceptado; seis personas aplicamos para ser policí­as y los otros cinco fueron aceptados; mi primo y yo hicimos dos horas de cola para presentarnos como mozos en un hotel de cuatro estrellas en mi ciudad, y él fue aceptado y yo no. Fue un gran entrenamiento para mí­. A los 30 años era un fracaso, pero nunca me rendí­.

- Luego fui un profesor de universidad durante seis años, en el quinto los estudiantes me eligieron como el mejor profesor. Entonces quise irme a trabajar por diez años aplicando todo lo que le enseñé e mis estudiantes, para luego volver y enseñar. Ese fue mi pensamiento original al crear Alibaba, nunca pensé en volverme rico o exitoso, no pensé en que Alibaba sobrevivirí­a tanto tiempo.

- Hoy lo que tenemos que hacer es compartir la experiencia y sobre todo nuestros errores. Mi consejo es que no aprendan de los casos de éxito sino de los fracasos. Ni importa cuán inteligente seas, no serás capaz de evitar los errores. Pero cuando los errores vengan, sabrás como lidiar con ellos.

- Creo que la inteligencia artificial deberí­a ser soporte de los seres humanos. La tecnologí­a deberí­a estar siempre haciendo algo para potenciar a la gente y no para incapacitarlos.

- Las personas siempre perderán con las computadoras si quieren competir con ellas en conocimiento. Ellas siempre serán más inteligentes, se acuerdan de todo, nunca se enojan. Es como competir en una carrera contra un auto o tratar de volar cuando existen los aviones, no tenemos chance. Pero las computadoras nunca serán tan sabias como los humanos.

- En el liderazgo hay algo de instinto natural, debes tener algo diferente. Después debes entrenarte a través de todas las experiencia difí­ciles y seguir siendo positivos. Los grandes lí­deres nunca se quejan y ven las cosas de una manera diferente. Liderazgo es instinto pero debes tener un entrenamiento.

- Mi estrategia es contratar siempre personas que sean más inteligentes que yo. Y cuando has contratado a tantas personas inteligentes, mi trabajo pasa a ser asegurarme de que estén trabajando juntas.

- Lo más importante del carácter de un profesor es que siempre espera que sus estudiantes sean mejores. Como CEO siempre quiero que quienes se suman a la compañí­a lo hagan mejor de lo que pensaban. Todo lo que sabe un profesor no lo sabe porque es mejor, sino porque lo aprendió de otros. Un profesor deberí­a aprender siempre.

- La educación tiene un gran reto. Si no cambiamos la forma en la que enseñamos, en 30 años estaremos en grandes problemas. No podemos enseñarles a los chicos a competir con las máquinas, serán más inteligentes. Debemos enseñarles cosas únicas: valores, pensamiento independiente, trabajo en equipo, cuidado de los otros. Para ello debemos enseñarle las habilidades blandas con deportes, entretenimiento, música, pintura, arte.

- Tenemos que asegurarnos tener gente de corazón fuerte, sino haremos un desastre para el mundo. Facebook, Google, Amazon, Alibaba, somos las compañí­as más afortunadas de este siglo, pero entonces tenemos también la responsabilidad de hacer algo bueno. Y asegurarnos de que todo lo que vayamos haciendo sea bueno para el futuro.

- Tienes que encontrar a las personas que puedan incentivarse a sí­ mismas. Es imposible motivar a una persona negativa.

- No duermo muy bien y no como mucho, soy muy particular con la comida. Pero es seguro que si me das un mes de vacaciones, colapsarí­a. Al principio éramos 18 personas que creí­amos en la visión, hoy somos 65000. Entonces incluso si abandono la posición no debo abandonar la visión.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas