NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Comex

Vinos, azúcar, quesos, frutas y más: Argentina tendrá luz verde para exportar a Estados Unidos sin aranceles

Vinos, azúcar, frutas y más: ahora la Argentina tendrá luz verde para exportar a EE.UU. sin aranceles

El Congreso de ese país renovó la continuidad del Sistema Generalizado de Preferencias. Podría traccionar ventas nacionales por u$s400 millones

16.02.2018 11.15hs Comex

El Congreso de los EE.UU. renovó la continuidad del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) por tres años, luego de que en diciembre el presidente Donald Trump -tras intensas negociaciones-, firmara la aprobación para que la Argentina regrese al programa. 

Para completar el trámite, falta el visto bueno del Senado, que tratará este tema en marzo. Pero en el Gobierno de Macri dan como un hecho el regreso a este régimen. 

Cabe destacar que en 2011, la Argentina llegó a exportar a Estados Unidos productos por u$s4.700 millones, de los cuales el 12% ingresaron bajo el SGP, con arancel del 0 por ciento.  

Sin embargo, tras cortocircuitos entre los presidentes Barack Obama y Cristina Kirchner, el paí­s perdió ese beneficio en 2012.

La Casa Blanca consideró en ese entonces que el kirchnerismo estaba perjudicando a las empresas empresas Azurix y Blue Ridge Investment en el marco de CIADI, por la cancelación de contratos en medio de la crisis Argentina de 2001. Y esto se pagó con un "castigo" comercial. 

Sin embargo, tras seis años de gestiones, finalmente fue Trump el que dio luz verde para el regreso de la Argentina al SGP. 

Impacto positivo
Desde el Ministerio de Producción destacaron que "mediante este sistema un listado de productos de las economí­as regionales podrán ingresar en el mercado norteamericano con arancel cero", por un valor estimado en más de u$s400 millones anuales. 

Vinos, azúcar, aceite de oliva, aceitunas y queso parmesano, son algunos de los 700 productos que podrán gozar de este beneficio. 

"El intercambio comercial bilateral es muy bajo y hay mucho espacio para avanzar ahí­. Volver a acercarse y volver a mostrar a la Argentina para atraer más inversión de Estados Unidos es muy importante. Vamos a seguir trabajando para buscar nuevas áreas de cooperación entre la Argentina y los Estados Unidos", afirmó recientemente el ministro Francisco Cabrera

En tanto, el canciller Jorge Faurie sostuvo que esta incorporación constituye "un claro reconocimiento a los esfuerzos que lleva adelante la Argentina para fortalecer su economí­a y profundizar su inserción en el comercio mundial" y enfatizó que se espera de esta manera "recuperar un canal comercial que brindará nuevas y mayores oportunidades a los exportadores argentinos y a las economí­as regionales".

El ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere señaló que "se trata de un gesto muy significativo del Gobierno del presidente Trump hacia la Argentina, no sólo por el impacto sobre la producción y las exportaciones, particularmente en las economí­as regionales y en productos de agregado de valor, sino también por lo que significa para las relaciones bilaterales con Estados Unidos".

El SGP consiste en el otorgamiento de preferencias arancelarias por parte de paí­ses desarrollados a determinados productos exportados desde paí­ses en ví­as de desarrollo, que reciben tratamiento preferencial y reducciones arancelarias significativas.

En 2011, último año en que la Argentina integró el SGP, los productos beneficiados registraron exportaciones por u$s464 millones. 

En la actualidad, los paí­ses que otorgan preferencias a la República Argentina son: Australia, Bielorrusia, Canadá, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Suiza (incluido Liechtenstein), Rusia, Kazajistán.

"Es un paso entre muchos otros: por eso estamos negociando un acuerdo con la UE y tenemos previsto hacerlo con otros paí­ses y regiones; y también facilitamos el comercio y promovemos las exportaciones con herramientas como Exporta Simple y la Ventanilla íšnica de Comercio Exterior", afirmó recientemente el secretario de Comercio, Miguel Braun.

Biodiesel: un tema aún sin solución
La decisión del Congreso se conoce a pocas semanas de la visita del secretario de Estado de los EE.UU., Rex Tillerson, a la Argentina. 

El Gobierno llegó a la reunión –que se extendió por cerca de 40 minutos- con una agenda cargada de temas comerciales, algunos de los cuales vienen desde la época de Barack Obama. 

Además del asunto del SGP, el punto principal que preocupaba a Macri estaba vinculado con el cierre del mercado al biodiésel argentino, tras la aplicación de aranceles de importación prohibitivos, que derrumbaron un negocio de unos u$s1.000 millones anuales. 

Para el Presidente, este es un tema muy sensible y hasta personal: básicamente porque la decisión de los Estados Unidos se conoció apenas culminó la visita de Mike Pence, vice de Trump, a la Argentina y que el Gobierno celebró como clave porque fue definitiva para destrabar el ingreso de limones a ese paí­s. 

Sin embargo, apenas Pence puso un pie en el avión, la Casa Blanca tomó la medida de la cual los propios funcionarios de Cancillerí­a se enteraron por los medios. 

Durante esa cumbre, el Presidente se encargó de transmitirle que no está en los planes inmediatos ir la Organización Mundial del Comercio (OMC) a plantear una demanda.

Fue una suerte de gesto de buena voluntad, o de "paciencia", hacia los EE.UU. Incluso, durante la gira de Tillerson se le volvió a transmitir la idea de implementar un sistema mixto de cupos y aranelces (más bajos que los actuales). 

Sin embargo, el enviado de Trump estuvo lejos de llevarle algún tipo de garantí­a de que el tema se resolverá.

Te puede interesar