NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Management

Buscan atraer estudiantes extranjeros con visas argentinas más baratas

Buscan atraer estudiantes extranjeros con visas argentinas más baratas

Los u$s250 que cuestan los trámites para cada alumno que quiere estudiar un año en el país es una "barrera de entrada" según indica el gobierno porteño

13.03.2018 13.21hs Management

El gobierno porteño estarí­a a favor de bajar los costos que deben pagar los extranjeros que quieren estudiar en la Ciudad de Buenos Aires, de manera de multiplicar la diversidad en las entidades de educación superior, un atributo muy valorado y una experiencia buscada por muchos profesionales que quieren aprender a trabajar en medio de la multiculturalidad.

Las visas y trámites para los interesados en estudiar en la Ciudad por un año serí­an de alrededor de u$s250 dólares, según relevó el diario Clarí­n.

Y aclaró que la administración de Horacio Rodrí­guez Larreta cree que ese costo es una "barrera" para muchos jóvenes, que terminan eligiendo otro destino donde abonan la mitad de ese monto.

Lejos del debate sobre si hay que cobrar o no a los alumnos para cursar estudios superiores, se están buscando maneras de facilitarles el arribo a estos jóvenes, a quienes se les observa dos grandes ventajas: la diversidad cultural que aportan y la actividad económica que dejan a su paso.

En el último año, el gasto de esos estudiantes representó el 8,2% de lo recaudado por la Ciudad en turismo. En 2016, dejaron 135 millones de dólares en Buenos Aires, indicó el matutino. Pero podrí­a ser más todaví­a, creen las autoridades.

Es que si bien Buenos Aires es atractiva por su oferta académica y el prestigio de sus universidades, los jóvenes extranjeros también encuentran al llegar a la Argentina que es caro y engorroso. Fuentes del Ente de Turismo porteño le contaron a Clarí­n que avanzan en un borrador que busca simplificar esos trámites, y así­ hacerlos más accesibles.

Las tasas migratorias y consulares dependen de un decreto presidencial, así­ que el objetivo es reducir el costo de los trámites adicionales.

Patricio Conejero, de la secretaria de relaciones internacionales de la UBA, cuenta que el reclamo por la simplificación de estos trámites es "histórico".

"Hace años que lo venimos reclamando desde el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). Cualquier medida para hacer más práctico que cualquiera pueda resolver esta situación es positivo", afirmó.

La Ciudad de Buenos Aires es uno de los destinos más elegidos en el paí­s por los estudiantes de todo el mundo. La mayorí­a llega para hacer programas cortos, que en la jerga se conocen como "faculty-led" o "customized programmes".

Hay un segundo grupo formado por los que hacen "intercambios", un semestre o un año en los que estudiantes de grado cursan materias equivalentes y con la misma validez a las que harí­an en sus paí­ses de origen. Después están los dos formatos más clásicos: los que hacen alguna carrera de grado, o un máster o posgrado.

El de los "turistas de estudio" -así­ se los considera- es una de las "industrias" de mayor crecimiento en la Ciudad. En 2016 llegaron más de 50.000 estudiantes extranjeros.

Para promover el arribo de más alumnos, el gobierno firmó el año pasado un convenio con 21 universidades, entre ellas la UBA, en el marco del programa "Study Buenos Aires". El objetivo es llegar a 100.000 estudiantes en 2021.

Como fruto de ese convenio, además, en los próximos dí­as se abrirá una plataforma online, que busca vincular de una forma amigable a los estudiantes en el exterior directamente con todas las ofertas de las universidades locales.

Además, el programa oficial les brinda a estos estudiantes un "kit de pre arribo", para los primeros dí­as, que incluye lí­nea gratuita para el celular, tarjeta SUBE, descuento en el transporte desde el aeropuerto y tarifa especial en hostels para las primeras noches.

De acuerdo a las cifras oficiales, el 22% de los estudiantes que vienen a la Ciudad llega desde Brasil, el 16% desde Europa, el 10% de Chile, el 35% del resto de América y un 10% de otros orí­genes. El 25,3% alquila y el 21,7% vive en un hostel o albergue.

Más sobre Management