NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Management

Cuatro razones para no hacer "copy-paste" del CV en el perfil de LinkedIn

Cuatro razones para no hacer "copy-paste" del CV en el perfil de LinkedIn

La red social profesional parece tener las mismas categorías que un CV pero permiten fundamentar las afirmaciones y sumar detalles personales

13.03.2018 15.09hs Management

Son muchas las personas que, pese a que los expertos lo desaconsejan, continúan postulándose a diversas búsquedas laborales siempre con un mismo currí­culum.

Lo ideal es, antes de aplicar, customizar el CV de acuerdo a aquellas aptitudes y conocimientos que se poseen y que son más adecuados para cada puesto particular.

¿Pero qué sucede con aquellos perfiles que las personas tienen permanentemente online, en redes sociales y plataformas de empleo?

Copiar y pegar directamente del documento de Word la hoja de vida en un perfil online como el de LinkedIn tampoco es lo más aconsejable.

Esta página puede ofrecer las mismas categorí­as que un currí­culum, pero se utiliza de forma diferente, de acuerdo a los consejos relevados por Diario Gestión. 

LinkedIn, aseguran, es un vehí­culo de marca personal de cuerpo completo con su propio conjunto de reglas.

Es la oportunidad de contar la historia de carrera de una manera interesante. Una herramienta fundamental para alguien que busca trabajo o una mejora laboral.

Las siguientes son cuatro diferencias clave para entender porqué es necesario desterrar de esta plataforma el "copy-paste"

1. Deberí­a contar una historia más grande
El perfil de LinkedIn es un lugar para agregar el "color adicional" que se recorta del currí­culum tradicional para convertirlo en una sola página.

No solo puede incluir artí­culos de cartera, proyectos, más habilidades, etc. La sección de experiencias profesionales, por ejemplo, puede incluir giros inesperados que no se pueden explicar en una hoja de vida común y corriente.

En lugar de seguir con las viñetas, compartir un poco sobre el trabajo en si. La única advertencia a este enfoque es que siempre debe pensar dos veces acerca de los detalles que se comparten. La información confidencial o interna de la empresa, así­ como también detalles excesivamente personales, nunca deberí­an incluirse.

2. No se debe adaptar
Lleva mucho tiempo, pero cada vez que se postule a un puesto necesitará adaptar su currí­culum a una empresa, posición o persona en particular.

Aunque es muy valioso al enviar aplicaciones, es una cuestión de tiempo y lugar, y estar demasiado atento a LinkedIn significa que realmente perderá oportunidades.

Sin embargo, aprovechar su perfil solo con esas personas o temas en mente lo limitará. Su red se estancará. Al golpear el mismo tambor "Yo-trabajo-en-administración-de-empresas" las 24 horas del dí­a, los 7 dí­as de la semana, se corre el riesgo de no ser percibido en otras búsquedas.

El perfil debe incluir algunos elementos que agradan a las multitudes y atraerán a un público más amplio. Estos pueden ser tan simples como publicar actualizaciones regularmente compartiendo las charlas y artí­culos de TED favoritos, o tan complicado como escribir un artí­culo de Pulse sobre un tema en el cual se tiene cierto expertise.

Al equilibrar los mensajes sobre su experiencia en la materia con estos elementos más generales, permite que los usuarios se relacionen con usted como persona.

3. Debe incluir copia de seguridad
En su currí­culum, la información se toma más o menos al pie de la letra hasta que llega el momento de su entrevista. Pero las afirmaciones sobre talentos o estilo de trabajo en LinkedIn pueden respaldarse.

Puedes decir: "Siempre hago un esfuerzo adicional" en tu CV, pero una deslumbrante recomendación de un ex jefe lo demostrará. O bien, en lugar de solo incluir lo que le gusta escribir, mantenga la sección de publicaciones de su perfil actualizada con los artí­culos nuevos.

4. No deberí­a ser demasiado formal
El lenguaje robótico de la tercera persona no entra en el LinkedIn, Un CV que se lee como una biografí­a en la parte posterior de un libro es uno que nadie lee. En cambio, redactarlo escribiendo la forma en que habla.

No solo hable sobre lo que hace sino porqué le gusta hacerlo. En lugar de concentrarse en la cantidad de años de experiencia que tiene en la industria, explicar cómo se inició, sobre los equipos en los que disfrutó trabajar, su filosofí­a personal o qué tipo de proyectos lo inspiran más. 

Más sobre Management