Fue en un caso en donde los imputados habían omitido ingresar durante dos años los montos retenidos a sus empleados                  
Por iProfesional
27/03/2018 - 13,42hs

El juez Diego Amarante, Juzgado Nacional en lo Penal Económico N° 5, dispuso no hacer lugar a un pedido de sobreseimiento fundado en la aplicación de la garantí­a de la ley penal más benigna con motivo de la sanción del nuevo Régimen Penal Tributario.

En el caso, los imputados habí­an omitido ingresar durante dos años los montos retenidos a sus empleados en concepto de aportes al Sistema íšnico de la Seguridad Social, señala el Centro de Información Judicial.

La nueva normativa penal tributaria modificó el monto mí­nimo requerido para que la omisión de integrar aportes sea considerado delito, que pasó de $20.000 a $100.000 por mes. A su vez, la ley N° 27.430 también amplió a 30 dí­as corridos el plazo para ingresar dichas retenciones.

La resolución judicial indicó que la reciente modificación, lejos de desincriminar estas conductas, se limitó a ajustar las sumas mí­nimas a partir de las cuales la omisión de efectuar aportes constituye delito, ello a fin de ajustar esas sumas a la realidad económica actual, con el claro objetivo de actualizarlas acompañando el proceso inflacionario por el que ha transitado el paí­s desde la última actualización.

Asimismo, se entendió que una interpretación contraria a la adoptada podrí­a habilitar -por ví­a de recurso de revisión- la revocación de sentencias condenatorias firmes respecto de delitos tributarios y podrí­a contribuir a generar una sensación de impunidad en el común de la población en lo que hace a esta clase de ilí­citos.

Por ello, se entendió que la nueva redacción de la ley no resulta aplicable con relación a aquellos hechos que hubieren sido cometidos cuando el régimen anterior se encontraba vigente.