Más artículos

Procesan a De Vido y otros ex funcionarios K por los gasoductos entregados a Odebrecht
Están acusado de negociaciones incompatibles con la función pública, que prevé penas de hasta seis años de prisión e inhabilitación especial perpetua
03.04.2018 15.38hs Legales

El juez federal Daniel Rafecas procesó al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, al ex secretario de Energí­a Daniel Cameron, y a los exsubsecretarios de Energí­a Eléctrica y de Combustibles, Bautista Marcheschi y Cristián Alberto Folgar en la causa en la que se investigan irregularidades en el "Plan de Ampliación de Gasoductos 2006-2008".

Se trató de una "megaobra" que alcanzó a la totalidad de los gasoductos que atraviesan el paí­s, presupuestada inicialmente en más de u$s2.300 millones y que estuvo a cargo exclusivo de Odebrecht, la constructora brasilera que cayó en desgracia con la difusión del Lava Jato y cuyos negocios comenzaron a ser investigados en la Argentina. 

En el marco de esta causa, los exfuncionarios fueron procesados por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública, que prevé penas de hasta seis años de prisión e inhabilitación especial perpetua.

En cambio, el magistrado le dictó la falta de mérito a dos directivos de la firma Cammesa: Luis Breulet y Julio Bragulat.

En una resolución de más de 300 páginas, el juez sostuvo que los ex funcionarios realizaron una serie de actos tendientes a favorecer a la constructora para que esta resultara adjudicataria de los contratos para la construcción de la obra denominada "Ampliación Gasoductos TGS y TGN –obras 2006/2008–", contratos que debí­an ser negociados libremente por la Compañí­a Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (CAMMESA) y que en cambio fueron acordados bajo el condicionamiento establecido a través de las acciones singulares y conjuntas de los funcionarios de esa cartera ministerial.

Se dio por probado que el ex ministro De Vido creó el marco normativo necesario para que, desde la Secretarí­a de Energí­a, en negociación con Odebrecht, se procediera al llamado a una "licitación privada" que en lugar de hacerse a través de las empresas privadas licenciatarias TGN y TGS, como se hiciera hasta ese momento, se realizó a través de la empresa de firma mixta Cammesa, que le adjudicó el negocio a Odebrecht.

Sobre la responsabilidad del ex ministro De Vido, el fallo destaca que "no pudo carecer de conocimiento -cuanto menos, de los trazos más gruesos-, respecto del modo y la ví­a por la que la Constructora Norberto Odebrecht ingresó al desarrollo de las obras de infraestructura sobre las cuales, por cierto, el ministro tení­a especiales responsabilidades en función de las misiones que le fueran encomendadas a su ministerio en virtud del ya mencionado decreto PEN n° 180/04"³.

La maniobra habrí­a comenzado en noviembre de 2005, con una nota presentada por la constructora ante la Secretarí­a de Energí­a. Las irregularidades incluyen la modificación de las bases del llamado a licitación y la presentación de otras dos empresas (Camargo Correa y Roggio) para darle apariencia de legalidad. Un año después, en diciembre de 2006, se concretó el desembarco de Odebrecht.

Causas que queman
El fiscal federal Federico Delgado se quejó este martes de que las causas judiciales por los hechos de corrupción protagonizados por la constructora brasileña Odebrecht "se mueven muy despacio" a diferencia de lo que sucede en otros paí­ses de la región, al tiempo que señaló que el exministro de Planificación Federal Julio De Vido se "encamina a un juicio oral" en el expediente por el que fue procesado este martes.

"Brasil, Perú, Colombia, Bolivia y hasta Venezuela están sufriendo las consecuencias de las relaciones de los gobiernos con Odebrecht y en la Argentina se mueve todo muy despacio", advirtió el integrante del Ministerio Público Fiscal.

En diálogo con Radio Led Online, Delgado aseguró que la firma constructora "compraba voluntades para conseguir obras públicas" y consideró que esa situación "interpela a toda la dirigencia en su conjunto".

En ese sentido, el fiscal se refirió a la decisión del juez Daniel Rafecas de procesar al detenido y desaforado diputado nacional y al exsecretario de Energí­a Daniel Cameron en el marco de una investigación sobre presuntos hechos de corrupción en la licitación otorgada a Odebrecht para la ampliación de gasoductos en el norte y sur del paí­s entre 2006 y 2008.

"Es un tema bastante viejo y que tiene que ver con el uso de la ley de contrataciones del Estado de un modo particular sólo para justificar el ingreso de Odebrecht en una obra pública que era muy importante", planteó el fiscal, quien recordó que habí­a hecho el primer pedido de procesamiento en esta causa en 2007.

Y agregó: "Se manipuló una licitación para garantizar que Odebrecht entre por la ventana para realizar una obra de gran envergadura como era la ampliación de los gasoductos".

Respecto a ese hecho, Delgado advirtió que fue una "megadefraudación" al Estado, aunque aclaró que "nadie ha podido mensurar lo que se ha perdido".

"Finalmente, la perspectiva nuestra de que habí­a que enjuiciar a De Vido y Cameron por ese hecho de corrupción parece que se empieza a encaminar a un juicio oral", concluyó.


Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas